EL PAíS › WASHINGTON CONFIRMó LA REUNIóN CFK-OBAMA PARA EL VIERNES

“Es una oportunidad”

El funcionario de la Casa Blanca, Ben Rhodes, detalló que el encuentro será luego de la sesión del G-20. Explicó que esperaban dirigir la relación a una dirección “positiva”.

“Lo vemos como una oportunidad, tras la reelección de la Presidenta, de dar un giro a la relación hacia una dirección más positiva”, explicó ayer el consejero adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ben Rhodes, al confirmar el encuentro entre Cristina Kirchner y Barack Obama para el viernes, al término de la reunión del G-20 en Cannes, Francia. La Presidenta volvió ayer desde Río Gallegos y mantuvo actividad en la Casa Rosada. Según estaba previsto, esta noche partirá a bordo del Tango 01 rumbo a la cumbre de presidentes que tendrá como tema excluyente la grave crisis financiera internacional. Ayer ya viajó el canciller Héctor Timerman para participar de los encuentros previos y anticipó que será “un G-20 muy duro”.

En una rueda de prensa en Wa-shington, Rhodes explicó que Obama mantendrá tres reuniones bilaterales en Cannes: con la canciller alemana, Angela Merkel; con el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, y con Cristina Kirchner. Es decir que con la presidenta argentina mantendrá el único encuentro que escapará de la temática excluyente de la crisis internacional que acaparará a partir del jueves el debate de los mandatarios en el exclusivo balneario francés. Además, se verán una vez que cierre la cumbre.

El funcionario de la Casa Blanca dedicó más de un párrafo para detallar los motivos de la reunión. “Cuando hay una elección y un presidente recibe un nuevo mandato, esto significa una oportunidad para reforzar la relación”, aseguró Rhodes.

Corresponsales argentinos le preguntaron sobre supuestos “problemas bilaterales” surgidos en los últimos meses entre ambos países. Rhodes respondió que “ciertamente hubo altos y bajos”, pero que por eso “vemos esto como una oportunidad después de la reelección de la presidenta Kirchner para encauzar la relación hacia una dirección más positiva y, nuevamente, para cooperar con la Argentina en temas hemisféricos”. Resaltó que “hay intereses en común en el crecimiento económico y la seguridad en las Américas, como también para cooperar en temas globales, dado que Argentina obviamente es un miembro del G-20 y de otros muchos foros donde tenemos intereses en común”.

Lo cierto es que desde que quedó confirmado el arrollador triunfo electoral de Cristina Kirchner, Estados Unidos realizó una serie de gestos de acercamiento. Primero hubo un entusiasta saludo de parte del vocero para América latina del Departamento de Estado, William Ostick. Luego de mucho tiempo, la embajadora norteamericana Vilma Martínez volvió a pisar la Casa Rosada junto al titular de la NASA para firmar un acuerdo de cooperación para la utilización del espacio. Más tarde vino el pedido de reunión desde la oficina de Obama y, el domingo, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, llamó personalmente a la Presidenta para felicitarla y abogar por un “diálogo continuo” entre ambos países. “Sé lo importante que es nuestra relación entre Estados Unidos y Argentina”, le transmitió.

Cristina Kirchner aterrizó ayer por la tarde en el Aeroparque Jorge Newbery luego de haber permanecido desde la semana pasada en Santa Cruz por el aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner. Mantuvo actividad en la Casa de Gobierno: recibió a directivos de dos compañías aceiteras y de una fábrica de cerámicas de Salta –estuvo con ellos el gobernador Juan Manuel Urtubey–, quienes le anunciaron nuevas inversiones. Además, la Presidenta asistió a la firma de un convenio turístico con el grupo español El Corte Inglés. La salida de la Presidenta rumbo a Ca-nnes está prevista para hoy a las 20. Llegará a Francia mañana miércoles, y jueves y viernes serán las deliberaciones.

En las sesiones previas estará el canciller Timerman. Antes de salir, el ministro detalló que las discusiones girarán en torno de “Europa y la reforma del sistema financiero” y que prevé en encuentro “muy duro”. Luego del G-20, reveló Timerman, se reunirá con los cancilleres de España y de Portugal y con funcionarios del área comercial de Sudáfrica.

Compartir: 

Twitter
 

Efectivos de explosivos revisan ayer la sede del G-20, en Cannes.
Imagen: AFP
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.