EL PAíS › MáS DENUNCIAS CONTRA LA PATOTA QUE ATACó A LOS DOCENTES EN LA LEGISLATURA PORTEñA

En busca de los “responsables políticos”

El sindicato UTE aportó pruebas fotográficas y fílmicas para identificar a los agresores. Sostienen que su accionar apuntó a “despejar” la zona para favorecer el ingreso de legisladores oficialistas. El PRO denunció a la Federal.

 Por Emilio Ruchansky

¿Quién los contrató? ¿Quién organizó todo? ¿Quién financió el ataque de una patota a los docentes el jueves pasado en la Legislatura porteña? Con estas tres preguntas en mente, ayer sumaron su denuncia a la del gremio Ademys el legislador kirchnerista Francisco Nena y el secretario general de UTE-Ctera, Eduardo López. “Brindamos material para identificar a los agresores, pero también para buscar a los responsables políticos”, explicó a este diario Lisandro Teszkiewicz, el abogado querellante. Desde el PRO siguen sin mencionar ni repudiar a la patota integrada por barrabravas, pero en cambio denunciaron los ataques de algunos manifestantes contra el edificio de la Legislatura, en el atardecer de esa jornada.

La presentación de UTE-Ctera fue ante la Cámara del Crimen y señala, entre otros delitos, el de “asociación ilícita agravada”. Las penas para los mentores del ataque, según el artículo 213 bis del Código Penal, van de tres a ocho años de prisión, si éstos “tuvieren por objeto principal o accesorios imponer sus ideas o combatir las ajenas por la fuerza o el temor”. Ayer, también testificaron las legisladoras María Elena Naddeo y Laura García Tuñón en la causa abierta por Ademys.

El accionar de la patota tuvo como fin “el despeje de la zona”, dice la denuncia, para que entraran los legisladores del PRO. Así lo evidencian las filmaciones y fotografías publicadas por la prensa y hasta por los mismos legisladores, que registraron desde los balcones de la Legislatura cómo se formaba un doble cordón para que los macristas entraran por la puerta de Hipólito Yrigoyen 546, sin cruzarse con los maestros que hacían un abrazo simbólico al edificio.

En el escrito se menciona la secuencia fotográfica publicada por Página/12 donde puede verse que Damián “El Mudo”, integrante de una facción de la barrabrava de Dock Sud, comanda la patota junto a otro joven de campera gris y anteojos de sol. Además, se resalta la amistosa charla entre El Mudo y un agente de seguridad de la Legislatura. Entre las citas periodísticas aparece la declaración de Alfredo Leuco, quien aseguró que “el macrismo entró en provocación y contrató patotas”.

“A ello se agregan las distintas expresiones de los legisladores durante el transcurso del debate, en los cuales se aceptaba en forma tácita la vinculación que tenía el grupo que protagonizó los incidentes con la bancada del PRO”, señala la denuncia. Como ejemplo, se menciona lo dicho por la legisladora macrista Diana Martínez Barrios, quien “refirió que si los desmanes fueran producto del accionar de ‘los encapuchados, no nos hubieran pegado a las legisladoras oficialistas’”.

La supuesta agresión contra el docente de educación física Rafael Andrada, desconocida hasta ayer, también fue consignada en la presentación judicial. El joven afirma haberse cruzado con la patota cuando ésta estaba en retirada y que le cortaron la mano con una faca para robarle un bolso en el que llevaba una laptop. “Fue atendido en el hospital Méndez y quedó todo documentado. Es afiliado de UTE y sufrió un ataque concreto”, comentó Teszkiewicz, quien integra Abogados por la Justicia Social (AJuS).

Las medidas de pruebas propuestas al juzgado de Instrucción 30, a cargo de Ernesto Boto, incluyen indagatorias de los dueños de los tres micros que transportaron a la patota, a las legisladoras oficialistas Martínez Barrios y Victoria Morales Gorleri y al opositor Marcelo Parrilli. También se sugiere pedir la lista de los empleados de seguridad de Legislatura que estaban sobre la calle Hipólito Yrigoyen y un informe sobre los incidentes a la Policía Metropolitana. “Si, como dicen, tienen cámaras en la zona, ¿por qué no actuaron?”, observó Teszkiewicz.

Los denunciantes acompañaron la presentación con un video de casi siete minutos titulado “represión tercerizada”, que registra la irrupción de los barrabravas. Se los ve cantando consignas contra el jefe de Gobierno porteño y ocupando por la fuerza la entrada lateral de la Legislatura. Luego avanzan en dirección a la Plaza de Mayo para echar a los docentes, quienes cantaban: “Macri, basura, vos son la dictadura”. Mientras, sin inmutarse, los legisladores macristas entraban custodiados por los barrabravas.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

La patota en acción, protegiendo el ingreso de diputados del PRO.
Imagen: Bernardino Avila
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.