EL PAíS › EL CAMIONERO ARREMETIO CONTRA EL GOBIERNO

La brújula de Moyano

Afirmó que “está perdiendo el rumbo”. Dijo también que es “un mamarracho” que lo investiguen por presunto lavado de dinero y calificó de “apriete” las medidas que dispuso Oyarbide.

El jefe de la CGT, Hugo Moyano, afirmó que el gobierno nacional “está perdiendo el rumbo”, calificó como “muy desagradable” la crítica de la presidenta Cristina Fernández a los docentes en su mensaje ante la Asamblea Legislativa, consideró como “un apriete” la decisión del juez Norberto Oyarbide de responder los informes que pidió la Justicia suiza y tildó como un “mamarracho y un absurdo” que lo investiguen por supuesto lavado de dinero. El secretario de la central obrera reiteró sus críticas al Gobierno por “no tener respuesta de ninguna naturaleza” a los reclamos sindicales y aseguró que la profundización de esos reclamos “se va a ver reflejada en los próximos días” en medidas que no anticipó.

“Denostar a los trabajadores, que lo que se reclama no es justo... eso es lo que no es justo”, opinó Moyano. Reconoció que existió una “invitación institucional” a la CGT para concurrir al Congreso pero que decidió no ir. El camionero, entrevistado en Radio Mitre, le restó importancia al mensaje presidencial, dijo que escuchó “un poquito, pero después tenía que hacer otras cosas, no podía estar tanto tiempo” escuchando el discurso, que duró más de tres horas. Sobre el pedido de “reflexión” de la Presidenta a los maestros y la mención a las “cuatro horas de trabajo” y “tres meses de vacaciones”, dijo que le pareció “muy desagradable”. “No se puede hablar así de una actividad como es la docencia”, consideró.

“A mí no me apretaron ni metiéndome en cana”, advirtió Moyano sobre la causa en manos de Oyarbide, que el jueves aceptó responder el pedido que le hizo hace un año la Justicia suiza sobre si había causas contra Moyano, su hijo Pablo, el gremio de Camioneros y otros familiares por presunto lavado de dinero. Moyano advirtió que “acá nadie hace una mueca, una seña para jugar al truco si no se lo autorizan”. La causa “es un mamarracho, un absurdo que no tiene nada que ver con la realidad. Esto es un apriete, no se crean que me van a apretar”, dijo. “Si yo tuviera la cola sucia estaría arrastrándome como un gusano y no me arrodillo ante nadie”, agregó.

Moyano insistió con su pliego de reclamos, sobre todo con el aumento del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, y se quejó de que “al no tener respuesta de ninguna naturaleza y escuchar discursos en los que pareciera que está todo bien, nosotros tenemos que profundizar estos reclamos y eso se va a ver reflejado en los próximos días”. “El mínimo no imponible fue muy bajo lo que se aumentó y el resto se lo llevó el Estado, eso es lo que no se comprende”, agregó. Consultado sobre si se siente más “cerca” del gobernador bonaerense Daniel Scioli que de la Presidenta, respondió con una ironía al decir que “estoy a sesenta kilómetros” y agregó que “desde el punto de vista político, falta tiempo para definir situaciones” aunque “yo tengo una buena relación”.

Compartir: 

Twitter
 

Moyano insistió con sus reclamos y anunció que los profundizará.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.