EL PAíS › EL FRENTE PARA LA VICTORIA ESPERA OBTENER DICTAMEN HOY EN DIPUTADOS

El subte vuelve a discusión

El proyecto de traspaso del transporte a la Ciudad, que ya tiene media sanción del Senado, se discutirá en el plenario de comisiones de la Cámara baja. Con muy pocos aliados, el PRO sacará un dictamen de minoría.

 Por Miguel Jorquera

El kirchnerismo dará hoy otro paso para concretar el traspaso de todo el transporte público de pasajeros de la ciudad de Buenos Aires a la órbita del gobierno porteño. Un plenario de comisiones de la Cámara baja discutirá a partir del mediodía el traspaso de subtes y colectivos, donde el oficialismo ratificaría la media sanción del Senado en el dictamen de mayoría para llevarlo al recinto mañana y convertir en ley el proyecto del Ejecutivo. Casi sin aliados de peso, los diputados de PRO afrontarán el debate con dictamen propio en el que insistirán con que el traspaso debe hacerse con recursos económicos. La estrategia macrista se completará con la convocatoria a una sesión en la Legislatura porteña, donde también discutirían hoy una serie de proyectos sobre la autonomía de la Ciudad, entre los que se incluye la convocatoria a un plebiscito para definir si los porteños quieren o no el traspaso de la concesión de los subterráneos y el premetro (ver aparte).

Con las manos necesarias para imponer la iniciativa del gobierno nacional, el oficialismo no está dispuesto a perder tiempo y buscará el dictamen de mayoría en el plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, Presupuesto, Transporte y Asuntos Municipales, para llevarlo mañana mismo al recinto de Diputados. Aunque el kirchnerismo podría sumar voluntades para lograr los dos tercios necesarios para abordar el proyecto sobre tablas, también evaluaba la convocatoria a una sesión especial para evitar sorpresas.

“Esperamos que el miércoles (por mañana) el proyecto se debata en el recinto, luego de tratarse el martes (por hoy) con un nivel de consenso amplio”, dijo el jefe de la bancada del Frente para la Victoria, Agustín Rossi. Luego insistió con el principal argumento del oficialismo: que el tema llegó al Congreso por “el no cumplimiento por parte de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires del acuerdo firmado el 3 de enero con la Nación”. “El sistema de transporte de pasajeros de la Ciudad lo administra hoy la Nación con recursos que aportan todos los argentinos y esto genera una situación de injusticia con el resto de las ciudades. A ningún rosarino ni mendocino se les ocurre que su intendente no se haga cargo del transporte de su ciudad”, argumentó Rossi después de manifestar su optimismo por que la Cámara baja refleje también “la voz federal”.

El plenario de comisiones tendría algunas variaciones sobre las posturas que expresaron los bloques en el Senado. “Hay una posición mayoritaria para votar igual que el Senado, aunque perfeccionando un poco las disidencias. No hay ninguna posibilidad de que los radicales votemos distinto”, afirmó el titular del bloque de diputados de la UCR, Ricardo Gil Lavedra, para reafirmar la decisión de respaldar el traspaso del transporte urbano a la Ciudad y desalentar las versiones que señalaban que su bancada (a diferencia de lo ocurrido en el Senado) podría dividirse. Con todo, Gil Lavedra admitió que el pronunciamiento del Parlamento “no es imprescindible” para resolver el traspaso porque “alcanzaría con que la Legislatura de la Ciudad apruebe el convenio al que se arribó en enero”, entre el gobierno nacional y el porteño, que Mauricio Macri terminó desconociendo. Los diputados radicales volverán a reunirse hoy por la mañana para terminar de pulir la estrategia que defenderán en el plenario. El interbloque del Frente Amplio Progresista también dividiría posiciones, aunque tampoco avalará el proyecto oficialista. El GEN y los juecistas cordobeses votarán a favor de su propio dictamen, mientras que los socialistas todavía intentan unificar posiciones: el porteño Roy Cortina ya anunció que lo hará en contra mientras que los santafesinos se inclinan por la abstención. En tanto, en la Unidad Popular se abstendrían, como propuso el porteño Claudio Lozano, para no alinearse con el macrismo. Y el Peronismo Federal, a diferencia de lo que pasó en el Senado –donde se dividieron–, reuniría más voluntades a favor del rechazo.

El macrismo imagina esta vez un rol más activo de sus diputados, a diferencia de lo que sucedió en el Senado, donde no tiene representantes y se tuvo que conformar con seguir el debate desde la gradas. La presidenta de la comisión de Asuntos Municipales, Gladys González, será la encargada de defender el dictamen de minoría del PRO, donde reclama que el traspaso del transporte vaya acompañado de los “recursos económicos”. De todas maneras, sin posibilidades ciertas de revertir una casi segura derrota en la Cámara baja, el macrismo apunta todas sus fuerzas a emparejar la ecuación en la Legislatura porteña.

Compartir: 

Twitter
 

Los ministros De Vido y Lorenzino y el secretario de Transporte, Ramos, concurrieron al plenario en el Senado.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.