ECONOMíA › QUé ES EL SGP DE EE.UU.

Impacto escaso

 Por Javier Lewkowicz

La suspensión del Sistema General de Preferencias (SGP) implica que empresas exportadoras, principalmente de commodities, dejarán de recibir un beneficio que en 2011 ascendió a sólo 18 millones de dólares. Esas firmas argentinas vendieron al mercado norteamericano por 477 millones de dólares, el 11 por ciento del total de las colocaciones a ese país y sólo el 0,6 por ciento del total de las exportaciones. El Gobierno y el sector privado especulan que la Unión Europea también podría suspender el SGP a la Argentina, entre otros países, aunque en un caso similar la India apeló ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) y recibió un fallo a favor.

El SGP es un esquema a través del cual un país desarrollado puede ofrecer concesiones a otro en desarrollo, según la jerga de la OMC. El escaso impacto a nivel comercial y su carácter unilateral y discrecional convierte al SGP “en una eficaz moneda de cambio para alcanzar otro tipo de objetivos que se encuentran dentro de la agenda de los países centrales”, advierten Demián Dalle y Federico Lavopa en ¿Hay vida después del SGP?. De hecho, en 1997 Argentina fue excluida del 50 por ciento de los beneficios que tenía del SGP a raíz de una controversia con Estados Unidos por la legislación de patentes y protección de datos. Ahora, el argumento que utiliza el presidente Barack Obama (la negativa argentina a ejecutar los laudos del Ciadi fuera de los tribunales locales) se mezcla con el malestar por la política de administración comercial nacional.

Vino, conserva de carne bovina, grasas y aceites vegetales, químicos, minerales y azúcar son algunos de los productos hasta ayer incluidos en el SGP. El director ejecutivo de la Cámara de la Industria Química y Petroquímica, José María Fumagalli, detalló a Página/12 ciertas operaciones afectadas: YPF exporta metanol a Estados Unidos con el SGP; Arquimex, pigmentos de aluminio; Atanor, principios activos para agroquímicos y Rousselot, gelatina. Esos productos pasarán de un arancel de cero al 5,5 por ciento, lo que aumenta en forma global los costos en 18 millones de dólares anuales, según datos del Ministerio de Industria. Dalle y Lavopa destacan la creciente “primarización” de las exportaciones del SGP. Esas ventas, producto de la crisis global, se redujeron en 2010 respecto de 2008 un 62 por ciento, superior a la baja de 33 por ciento que mostró el total de las ventas al país del norte.

Hay también autopartes involucradas. “Si la exportación es para un segmento exigente donde la competencia china es relativamente escasa, hay más posibilidades de trasladar al precio final los nuevos costos. Diferente es la situación para el que vende artículos estandarizados, ya que deberá resignar margen para mantener su cuota de mercado”, indicó a este diario Juan Cantarella, gerente general de AFAC.

Desde el Gobierno y el sector privado se advierte que la Unión Europea podría también suspender el SGP para Argentina y Brasil, por tratarse supuestamente de países de “ingreso medio”. Sin embargo, la UE ya obtuvo un revés en la OMC al procurar eliminar del SGP a la India, país al que habría discriminado en relación con otros en situación económica similar. Eso ofrece posibilidades para potencialmente apelar una decisión de la UE.

Compartir: 

Twitter
 

 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.