ECONOMIA › LA FACHADA DEL BCRA DEJO EL SESGO NEOLIBERAL

Cavallo perdió su cartel

El Banco Central de la República ya comenzó a cambiar. Los primeros movimientos en la autoridad monetaria fueron arquitectónicos, tal cual había adelantado Mercedes Marcó del Pont en un reportaje publicado por este diario el domingo pasado. Cualquiera que entraba al edificio del Central, ubicado en Reconquista 266, podía ver en una de sus paredes, a modo de cartel, el siguiente texto: “Es misión primaria y fundamental del BCRA preservar el valor de la moneda”. Era la máxima neoliberal consagrada en 1992 por el ex ministro de Economía, Domingo Felipe Cavallo. A partir de la modificación de la Carta Orgánica de la entidad, ese cartel dejó de existir. Fue removido durante el fin de semana. Una vez que la ley sea promulgada en el Boletín Oficial, las autoridades de la entidad colocarán un nuevo cartel, con la reformulación del mandato del Central.

“El banco tiene por finalidad promover, en la medida de sus facultades y en el marco de las políticas establecidas por el gobierno nacional, la estabilidad monetaria, la estabilidad financiera, el empleo y el desarrollo económico con equidad social”. Este es el nuevo mandato del Banco Central, que consta en el artículo 3º de la ley sancionada la semana pasada por el Senado. Este será el mensaje que aparecerá en la pared de la entidad, con las adecuaciones necesarias para que quepa todo el mensaje.

Será una modificación simbólica que se aplicará sobre una fachada interna del Banco. Pero detrás de ese gesto se encuentra el cambio fundamental del BCRA, es decir, su acercamiento a la economía real y el abandono del paradigma neoliberal.

“La política monetaria, cambiaria y financiera tiene un rol importante en materia de desarrollo, empleo y distribución del ingreso. Cuando hablamos de equidad, estamos pensando en la idea de que el crédito llegue a todas las regiones, a todos los segmentos de empresas. La bancarización tiene que ver con la inclusión social”, sostuvo Marcó del Pont en la entrevista publicada por este diario.

Los cambios en la Carta Orgánica permitirán, en situaciones excepcionales que serán definidas por el Poder Ejecutivo, la ampliación del nivel de adelantos transitorios al Tesoro. Hoy, las posibilidades de financiamiento al Tesoro tienen un carácter procíclico: a mayor recaudación, más elevado es el monto que se puede transferir, y cuando cae el nivel de actividad se achican los envíos. “Los cambios nos permiten plantear una política de financiamiento al sector público que exceda esas limitaciones. Damos vuelta la página de la que fue una de las etapas más perversas en términos de abandono de soberanía para hacer política económica”, agregó la funcionaria.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Leandro Teysseire
 
ECONOMIA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.