EL PAíS › DIJO QUE NO ACEPTARIA UNA OFERTA DE MENEM

Reutemann desairó tras ilusionar

“Carlos Reutemann no es La Meca.” Con esa frase, el ministro de la Producción, Aníbal Fernández, relativizó ayer el encuentro que mantuvieron el sábado en Santa Fe el ex presidente y actual candidato del Frente por la Lealtad, Carlos Menem, y el gobernador Carlos Reutemann. “Puerta de Hierro y Juan Perón eran otra cosa; una sonrisa de Perón ameritaba una lectura política, no un abrazo de Carlos Reutemann”, sentenció Fernández, en un intento por bajarle el tono a la reunión sabatina. Por su parte, el ex piloto de Fórmula 1 aseguró anoche que el riojano no le “ofreció nada”, aunque reconoció que “alguna persona del gobierno provincial (santafesino) podría ocupar un cargo” en un eventual gabinete, si finalmente Menem consigue su sueño de alcanzar una tercera presidencia, “la histórica”, según reza uno de sus spots de campaña.
Reutemann dijo que su mandato provincial vence en diciembre. Consultado sobre si aceptaría o no un eventual ofrecimiento de Menem, dijo: “Lo descartaría”.
Horas antes de la presencia nocturna de Reutemann en el programa “Hora Clave”, su hermano Enrique, un declarado votante de Menem, consideró que “no sería conveniente” que el Lole asumiera responsabilidades ministeriales porque lo considera “una reserva moral del país”. A pesar de estar ubicado políticamente en la vereda opuesta a Aníbal Fernández, un ultraduhaldista que se entusiasmó desde un comienzo con el proyecto del Presidente de apoyar a Néstor Kirchner, el hermano mayor de los Reutemann coincidió con el funcionario en bajar los decibeles al encuentro. “Cualquier gobernador tiene la obligación de recibir a cualquier ex presidente que visite su provincia, es una cuestión de ceremonial”, opinó.
El candidato a vicepresidente del Frente para la Victoria, Daniel Scioli, tampoco se quiso quedar afuera de la polémica. Desde Concepción del Uruguay, ciudad entrerriana que visitó ayer en el marco de su campaña, el secretario de Turismo y Deportes aseguró que la reunión Menem-Reutemann fue “un encuentro normal entre quienes tienen una relación de muchos años” y recordó que el santafesino “ratificó su prescindencia” electoral. “Normalmente atiende como gobernador a los dirigentes que lo visitan”, afirmó Scioli, quien destacó que él mismo mantuvo varias reuniones con el mandatario provincial.
El gobernador de Santa Fe reiteró anoche que mantendrá su “prescindencia” y que sólo se pronunciará si llegan al ballottage “un justicialista y un candidato de otro sector”. No se privó en su momento de dar un empujoncito a Menem, al denunciar al Gobierno por querer extorsionarlo con planes sociales a cambio de un apoyo suyo a Néstor Kirchner, pero no fue más allá. El explícito pronunciamiento de Reutemann en favor de Menem nunca llegó. El ex mandatario lo buscó antes, durante y después del encuentro de anteayer. Recordó públicamente que fue él quien inició al Lole “en el campo de la política”, pero el parco santafesino no se dio por aludido y mantuvo su postura neutral.
Ante Grondona, Reutemann dijo que ya había decidido su voto, pero de todos modos se negó a revelarlo. Anunció que mantendrá el secreto y la supuesta prescindencia si dos peronistas llegan a la segunda vuelta.
Para guardar las formas, dijo que se había visto con Kirchner en Santa Fe varias veces y antes, también, con Eduardo Duhalde cuando era candidato.
Queda apenas una semana para la primera vuelta electoral y el menemismo sigue sin conseguir el apoyo de algún peso fuerte del PJ del interior. A esta altura no parece fácil que lo consiga, pero él no se resigna y apela a antiguas lealtades. Para ello viajó el sábado a Santa Fe. Allí no consiguió el soñado respaldo de Reutemann. A falta de un apoyo explícito, pensarán en tiendas menemistas, qué mejor que una foto junto al viejo “amigo”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.