EL PAIS › LOS TRABAJADORES DE SUBTERRANEOS RETOMAN LAS MEDIDAS DE FUERZA

Antes la luz, ahora los subtes

La UTA anunció una huelga por 72 horas a partir del próximo lunes. Los metrodelegados podrían parar este viernes. Metrovías asegura que no tiene ni para pagar los sueldos de julio y reclama más subsidios. El gobierno de Macri dice que no piensa hacerse cargo.

 Por Werner Pertot

La tregua del subte termina hoy. En paritarias, los trabajadores de subterráneos habían acordado con Metrovías una suma fija que postergó el conflicto hasta el 1º de agosto. Con el fin de ese acuerdo, la UTA anunció un paro de 72 horas a partir del lunes, mientras que los metrodelegados harían una medida este viernes. La anunciarán hoy en conferencia de prensa. La empresa del Grupo Roggio sostiene que no tiene ni para pagar los sueldos de julio y reclama más subsidios. El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, advirtió que no volverá a intervenir, porque le corresponde al gobierno de Mauricio Macri. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, aclaró que no se piensan hacer cargo. Están todos los componentes para que en las próximas semanas nada se mueva bajo tierra.

El conflicto entre ambos gobiernos por el traspaso del subte se trasladó a las paritarias. El titular de Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), Juan Pablo Piccardo, se negó a concurrir a las reuniones en Trabajo hasta que enviaron a la policía a buscarlo. Luego de que el conflicto escalara, Piccardo volvió a concurrir voluntariamente para evitar más días de paro. No obstante, el gobierno porteño no volverá a intervenir. “Nuestra posición es clara: hasta que no esté el traspaso y lo apruebe la Legislatura, no nos hacemos cargo del subte. Las paritarias son un tema entre la empresa y los gremios”, le dijo Piccardo a Página/12. “Esperemos que haya una negociación con el gobierno nacional para evitarle esto a la gente. Hay que discutir ideas y discutir responsabilidades”, afirmó el titular de Sbase, la empresa estatal de subtes de la ciudad.

Por su parte, Tomada señaló que el gobierno nacional no volverá a mediar entre Metrovías y los trabajadores. “Nosotros no vamos a intervenir. No vamos a convocar porque hay una negociación directa que tienen que llevar adelante las partes y es un problema del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires”, indicó el ministro de Trabajo. “Esperamos que tanto Metrovías como la representación de los trabajadores alcancen un acuerdo y esto sea acompañado por Subterráneos de Buenos Aires (Sbase), la empresa que está a cargo de la administración de ese transporte”, sostuvo.

“Quien administra las paritarias es el Ministerio de Trabajo, que conduce Carlos Tomada. Entonces son ellos quienes deben resolver este conflicto entre los trabajadores y la empresa”, le devolvió la pelota Rodríguez Larreta. “El manejo del subte, como siempre, es responsabilidad del gobierno nacional. Hasta que no haya acuerdo, no hay traspaso. Seguimos pidiendo una reunión entre Mauricio Macri y Cristina Kirchner para trabajar en conjunto”, reclamó el jefe de Gabinete porteño.

La empresa Metrovías no sólo no tiene en carpeta una oferta salarial. “Nuestro escenario actual es reunir los fondos para pagar los sueldos del mes de julio. Todavía no tenemos la plata. Es lo que viene pasando desde principio de año”, sostuvieron voceros empresariales ante este diario. Desde el Grupo Roggio, indicaron que como no pueden aumentar más las tarifas, los fondos deberían venir de subsidios estatales. No aclararon de cuál de los dos gobiernos: se lo van a pedir a los dos. Un informe del legislador Rafael Gentili, en tanto, indica otras fuentes de financiamiento: los servicios que Metrovías tiene subcontratados a otras empresas del Grupo Roggio. Según este informe, la publicidad del subte está en manos de Metronec, que paga un canon fijo al concesionario y ve aumentar sus ganancias año tras año. “La concesionaria es pobre y el accionista es rico”, resumió el legislador de Proyecto Sur.

El 21 de mayo, Metrovías acordó una suma fija de entre 900 y 1200 pesos para los trabajadores del subte, que piden un aumento anual del 28 por ciento. La empresa también reclama los subsidios que el gobierno nacional depositó en una cuenta del Banco Nación –a razón de 15 millones por mes– y que el gobierno porteño no quiere tocar para no sentar un precedente.

De no cambiar este escenario, volverán las medidas de fuerza. “La UTA se declara en estado de alerta y movilización y dispone un paro de 72 horas a partir del lunes próximo”, indicó el sindicato. En tanto, la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro anunciará sus medidas hoy. Había dos posiciones: hacer un paro parcial –de algunas horas– el viernes o bien ir a un paro total ese día. “Metrovías dice que no sabe si tiene plata para pagar los sueldos y que no pueden hablar de aumentos, porque no hay respuesta desde el Gobierno de la Ciudad”, sostuvo el secretario general del gremio, Norberto Pianelli. En tanto, el secretario adjunto, Néstor Segovia, advirtió: “No nos atiende ni la empresa Metrovías ni la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad. Si no hay respuesta a nuestros pedidos, vamos a tener que hacer medidas de fuerza”. Y remarcó: “Macri no responde a nuestros pedidos, por eso vamos al paro”.

Compartir: 

Twitter
 

La tregua entre los trabajadores y Metrovías llega a su fin y se vienen nuevos paros.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.