EL PAíS

El ejército “plantaba pruebas”

El ex comisario de la policía provincial Antonio Casal calificó como “indigno” al ex agente de Inteligencia Raúl Guglielminetti, juzgado en Neuquén por delitos de lesa humanidad junto a otros 22 represores, al declarar en la audiencia de ayer en el juicio conocido como Escuelita II. Durante su testimonio reveló cómo personal del Ejército “plantaba pruebas” en domicilios de vecinos que después eran allanados por la policía para hacerlos aparecer como “subversivos”, y brindó detalles de una reunión de la “comunidad informativa” de todas las fuerzas para la organización y ejecución de acciones violentas por parte de la Triple A. Casal era jefe de Operaciones de la Policía de Neuquén en 1975 cuando se realizaron varios operativos, allanamientos y detenciones a militantes vecinales del barrio Sapere de Neuquén, algunos de los cuales permanecen desaparecidos. Esa reunión fue presidida por el ex rector de la Universidad Nacional del Comahue Remus Tetu para organizar acciones psicológicas dirigidas a la población, y señaló que entre los asistentes estaba Raúl Guglielminetti, de quien dijo: “Es indigno ese señor, me amenazó con matar a mi hijo de cinco años si seguía hablando”. Lo expresó en alusión a las diferencias que venía sosteniendo con el accionar represivo.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.