EL PAíS › RENUNCIARON LOS JUECES FARRELL Y KIERNAN EN EL FUERO QUE TRAMITA LA CAUSA DE CLARíN CONTRA LA LEY DE MEDIOS

Dos despachos vacíos en la Cámara Civil

Ambos magistrados están jubilados y eran suplentes. Martín Farrell había sido denunciado por el Gobierno por designar en forma irregular al juez Tettamanti. A Santiago Kiernan lo había cuestionado el oficialismo por viajar a una cumbre invitado por el Grupo Clarín.

 Por Irina Hauser

Cada vez más feroz, la pelea judicial alrededor de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual sigue dejando jueces fuera de juego. Dos integrantes de la Cámara Civil y Comercial Federal, donde se dirime en estos días el pedido del Grupo Clarín para seguir eximido de la obligación de desinvertir, renunciaron ayer a sus cargos. Ambos están jubilados y se desempeñaban como suplentes en dos despachos vacantes. Uno de ellos, Martín Farrell, presidía el tribunal, y había sido denunciado penalmente por el Gobierno, que lo acusó de nombrar “a dedo” (junto con Ricardo Recondo) a un juez interino para dictar sentencias en el juzgado de primera instancia donde tramita la causa Clarín, en teoría para beneficiar al grupo. El otro, Santiago Kiernan, fue señalado también desde la Rosada como uno de los magistrados que viajaron a Miami a una cumbre sobre libertad de expresión, auspiciada por Cablevisión, entre otras empresas.

La medida cautelar que beneficia a Clarín desde 2009 vence el 7 de diciembre, según resolvió la Corte Suprema. Aun así, el grupo pidió que se prolongue mientras siga sin resolver la validez constitucional del artículo 161 de la ley de medios, que obliga a desprenderse de licencias de radio y televisión a las empresas que superen los topes fijados por la norma. Esto fue rechazado en primera instancia y ahora está en la Cámara, en la Sala I, que hasta ayer integraban Farrel, María Susana Najurieta y Francisco de las Carreras. Ahora, esa sala quedó desintegrada.

Farrell nunca intervino en el caso Clarín, porque fue recusado por el Gobierno al inicio. Najurieta y De las Carreras fallaron dos veces a favor del multimedio, concediéndole una medida cautelar, y luego extendiéndola por 36 meses, lapso al que la Corte le recortó un año para evitar que se convierta en una sentencia anticipada. Pero De las Carreras fue recusado la semana pasada por la Jefatura de Gabinete, con el argumento de que no podría ser imparcial porque había viajado a fines de abril a un congreso de libertad de expresión con gastos pagados por Clarín, algo que la empresa desmiente.

Como Najurieta no puede resolver sola la situación de su colega De las Carreras, fueron nombrados otros dos camaristas para decidir con ella. Uno era Kiernan, que acaba de renunciar. El otro era Alfredo Gusman, que se excusó, porque también participó del viaje a Miami, que estaba organizado por una entidad llamada Certal, que tiene como coordinadora a la hija de Recondo.

A menos que vislumbre una resolución favorable, es evidente que el Gobierno apuesta a llegar al 7 D bajo los efectos del fallo supremo, según el cual para entonces Clarín debe adecuarse a la ley o, de lo contrario, sus licencias excedentes se declararán caducas y se licitarán. Así, la parálisis de la Cámara en cierta medida es viento a favor para el oficialismo. Ante un eventual fallo de Cámara que le diera el gusto al multimedio, el Ejecutivo guarda su apuesta a convertir en ley el per saltum en el Congreso para intentar forzar a la Corte, con el argumento de la gravedad institucional, a fallar sobre la constitucionalidad de la ley de medios.

¿Quiénes son los camaristas que acaban de renunciar y por qué lo hicieron? Farrell fue nombrado en 1984, es profesor emérito de la UBA, considerado un jurista liberal-conservador. Se jubiló el 31 de marzo de este año y enseguida fue convocado como suplente. Intervino y firmó el acta junto con Recondo de un polémico sorteo manual entre dos nombres, en el que terminó designado el jubilado Raúl Tettamanti para dictar sentencias en el Juzgado 1, que debe fallar sobre la ley de medios. Según el Gobierno, fue una maniobra de forum shopping, pro multimedio, apelando a un método infrecuente, ya que los sorteos son informáticos. Las designaciones fueron sólo para firmar sentencias, no tramitar causas. Tettamanti renunció a la subrogancia cuando iban a recusarlo. Por su parte, Kiernan había sido nombrado camarista de Comodoro Rivadavia en mayo de 1994. Se jubiló y se le aceptó la renuncia en febrero de 2003. Recién en 2010 fue convocado para subrogar en la Cámara Civil y Comercial porteña.

El argumento oficial de la renuncia de Farrell y Kiernan es que quieren dejar paso a que se nombren los conjueces de la lista que aprobó el Congreso días atrás, como indica la ley. La realidad es que el costo de seguir, bajo sospechas de vínculos con Clarín, es demasiado alto: hasta podrían perder la jubilación. Según datos del Gobierno, son cinco (de nueve) los camaristas que asistieron a la cumbre en Miami: Recondo fue orador y moderador, Kiernan, De las Carreras, Gusman y Ricardo Guarinoni.

La Cámara, donde el malestar crece, podría reunirse hoy para elegir nuevo presidente y sortear dos conjueces de la lista del Poder Ejecutivo en reemplazo de los salientes. Quedará también por resolver la situación de De las Carreras, quien según trascendió planeaba rechazar su recusación y dar paso a que decidan sus colegas. En el Consejo de la Magistratura, toda la Cámara está denunciada por avalar subrogancias dudosas, mientras se investigan viajes y conexiones de jueces con Clarín. También se tramita una causa penal.

Compartir: 

Twitter
 

Desde 2009, cuando se sancionó la ley de medios audiovisuales, Clarín cuenta con una medida cautelar que suspende la aplicación de la norma.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.