EL PAíS › LA REUNIóN ENTRE LOS METRODELEGADOS Y METROVíAS CONCLUYó SIN QUE SE LLEGARA A UN ACUERDO

Una paritaria que sigue en vía muerta

La empresa argumentó que no puede otorgar las mejoras que solicitan los trabajadores. Aseguró estar en “graves problemas financieros” por la disputa por el traspaso del subte y le reclamó a Macri que se haga cargo. Habrá otro encuentro el próximo miércoles.

 Por Laura Vales

No hubo acuerdo entre Metrovías y los metrolegados. Ayer se reabrió la negociación paritaria, pero la empresa volvió a plantear que atraviesa “graves problemas financieros” por la disputa por el traspaso del subte, razón por la que –alegó– no puede otorgar las mejoras que reclaman los trabajadores. La concesionaria fue incluso un paso más allá y alertó que no está segura de que vaya a poder seguir pagando los salarios en sus valores actuales. Por esto, le reclamó al Gobierno de la Ciudad que se haga cargo y mande a sus funcionarios a la paritaria, para buscar una solución.

Pese a que no hubo avances, los delegados no tomarán por ahora nuevas medidas de fuerza. La Subsecretaría de Trabajo porteña, que convocó a la reunión, llamó a las partes a una nueva audiencia para el miércoles próximo y van a esperar a esa instancia aunque, como era esperable, la cartera de Trabajo porteña no convocó a los funcionarios del PRO requeridos por Metrovías; el subsecretario de Transporte de la Ciudad, Guillermo Dietrich, y el presidente de la empresa porteña de subterráneos Sbase, Juan Pablo Piccardo.

Como se recordará, el subsecretario de Trabajo, Ezequiel Sabor, está interviniendo en la paritaria por orden de la jueza Patricia López Vergara, que así lo dispuso haciendo lugar a un pedido de amparo. Más allá de esto, la posición del PRO sigue siendo que la Ciudad no tiene competencia en el conflicto porque nada de los subtes le compete. Diplomático, ayer Sabor dejó asentado en el acta que se firmó al término del encuentro que se comunicará con la jueza para ponerla al tanto y “realizar las consultas pertinentes”.

De la audiencia de ayer lo más interesante estuvo en los argumentos que Metrovías pidió que se dejaran asentados por escrito. La concesionaria sostiene que para dar aumentos, Mauricio Macri tiene que hacerse cargo del subte. La preocupación mayor es lo que pueda pasar a partir de diciembre, porque al terminar el año el gobierno nacional dejará de aportar subsidios para el subte, y el Presupuesto de la Ciudad no los contempla, es decir que Metrovías quedará aún más desfinanciada.

Cuando la Nación y la Ciudad firmaron el acuerdo por el traspaso de los subtes, el 3 de enero, la Nación se comprometió a mantener por un año el 50 por ciento del subsidio que aportaba hasta ese momento, mientras que el Gobierno de la Ciudad, que tenía que aportar el otro 50 por ciento, decidió en su lugar incrementar la tarifa del pasaje, llevándola de 1,10 a 2,50 pesos. El PRO supuso que de este modo Metrovías se haría, a través de su propia recaudación, de los ingresos necesarios para solventarse. Sin embargo, ayer la empresa recordó que la medida “produjo la reducción de un 20 por ciento de los pasajeros y resultó así insuficiente para cubrir la parte del subsidio correspondiente a la Ciudad”.

Según la empresa, sus problemas financieros no sólo continúan, sino que “se han agravado”, tanto que “el cumplimiento de las condiciones resultantes de los acuerdos (que se hicieron a lo largo del año) se viene realizando con graves dificultades y haciendo un esfuerzo extraordinario que supera las reales posibilidades (de Metrovías) y no puede sostenerse por mucho tiempo más”.

Los delegados no creen que la situación de Metrovías sea tan crítica como alegan sus voceros. “La empresa recibió los subsidios que tenía que recibir para destrabar la paritaria” de este año, recordó ayer Roberto Pianelli, titular de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro, “por lo que esperamos que en la próxima reunión se pueda resolver el problema salarial y terminar con esta paritaria, que venció en febrero pasado”. Sí se mostró muy preocupado por el rechazo del macrismo a hacerse cargo de la red y por la decisión de no incluir fondos para el subte en el Presupuesto 2013. En ese sentido, anticipó que los metrodelegados comenzaron a entrevistarse con los legisladores de todos los bloques para pedirles que intervengan de cara a un año que vaticinó como “bastante oscuro”.

Compartir: 

Twitter
 

Roberto Pianelli dijo que Metrovías recibió los subsidios para destrabar la paritaria.
Imagen: Télan
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.