EL PAíS › EL KIRCHNERISMO EXULTANTE POR LA CONVOCATORIA

“El rumbo correcto”

La confirmación del respaldo a las políticas que se están aplicando y la reiteración de que las leyes se tienen que cumplir fueron destacados como balance de la fiesta.

 Por Julián Bruschtein y Nicolás Lantos

El kirchnerismo a pleno se volcó a la Plaza de Mayo para participar de la fiesta popular por un nuevo aniversario de la democracia y apoyar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Esta plaza nos está demostrando que el pueblo quiere avanzar en esta dirección y que las leyes se tienen que cumplir”, aseguró a Página/12 el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, señalando la Plaza de Mayo colmada de personas que esperaban el inicio del festival. La gran asistencia de familias y de las organizaciones políticas y sociales kirchneristas tallaron en el rostro de los funcionarios y dirigentes una sonrisa que no pudieron borrar en toda la tarde.

“Acá en la Argentina es muy fácil ser fuerte con los débiles y es difícil ser fuerte con los poderosos. Desde el año 2003 venimos haciendo lo contrario y venimos avanzando para defender a los sectores más vulnerables”, señaló Abal Medina, esta vez apuntando a la disputa política con las corporaciones que inició el kirchnerismo con la llegada de Néstor Kirchner a la presidencia. El clima en la plaza es el termómetro con el que los funcionarios y el gabinete querían medir el humor popular, y para todos el saldo fue satisfactorio. “Participó más gente, más convencida y fundamentalmente con alegría que en las concentraciones de los sectores altos de la sociedad de los últimos meses. Esto es una fiesta popular, aquello una demostración de odio y rabia”, confió a este diario un dirigente analizando la masividad del acto.

Dirigentes y funcionarios eligieron distintas formas de acercarse hasta la plaza. La columna de la agrupación cristinista La Cámpora fue una de la más populosas con más de diez mil integrantes unidos y organizados bajo las mismas banderas. A la cabeza estaban los principales referentes camporistas: los diputados Andrés Larroque, Eduardo De Pedro y Mayra Mendoza, el vicepresidente de la Cámara de Diputados bonaerense, José Ottavis; el legislador Juan Cabandié y el presidente de Aerolíneas Argentina. Mariano Recalde, cantaban y empujaban sabiéndose cada uno como un militante más. El presidente de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca) también se lo vio llegar de a pie, cerca del secretario general de la Central de Trabajadores de Argentina, Hugo Yasky. Los intendentes de la Federación Argentina de Municipios (FAM) también marcharon a la cabeza de las columnas de sus distritos. El titular de la FAM y de Florencio Varela, Julio Pereyra, llegó acompañado por el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, el de La Matanza Fernando Espinosa, el de Lanús Darío Díaz Pérez y el de Quilmes Francisco “Barba” Gutiérrez. Después se agolparon en el palco a un lado del escenario principal junto a los principales funcionarios, legisladores, militantes y algunos familiares que se codeaban para acercarse hasta la baranda y poder observar un poco mejor lo que sucedía en el escenario.

“Lo que demuestra esta plaza es que hay un pueblo enamorado del momento histórico que estamos viviendo. De este país de grandes transformaciones, de una Argentina que se puso de pie –sostuvo Sabbatella–. Estamos celebrando un año más de democracia al calor de un proyecto nacional, popular y democrático que ensancha esa democracia, la amplia y la llena de compromiso social”. El titular de la AFSCA recogía todo tipo de saludos de parte de las personas que lo reconocían y lo alentaban a seguir adelante con la implementación de la ley de medios. “Esperamos que la Corte ordene esto que esta sucediendo. La resolución de la Cámara es vergonzosa, demuestra que hay una parte de la justicia colonizada por las corporaciones y lo que nuestra democracia necesita es que la justicia se libere”, destacó apuntando al fallo que la Cámara Civil extendió la medida cautelar solicitada por el Grupo Clarín contra la ley y contradiciendo a la Corte Suprema de Justicia. “Gobierna la política a partir de 2003 cuando Néstor Kirchner decidió recuperar la soberanía del pueblo en las decisiones. Hoy las decisiones se toman en la Casa Rosada o en el parlamento y no en las oficinas de un CEO de una corporación o de un directivo de un organismo internacional en Washington”, advirtió Sabbatella a las corporaciones.

La dirigente de la agrupación Túpac Amaru, Milagro Sala, llegó con sus compañeros y luego dedicó un rato a saludar a la gente casi frente al escenario. “Estamos acá todos presentes para decirle a Cristina que tiene que seguir así, que siga profundizando el modelo porque a muchos argentinos nos está ayudando a vivir mucho mejor”, destacó y agregó con el fervor de quien sabe de lo que habla que “recuperar la democracia no fue fácil y acá estamos, con nueve años de Cristina y de Néstor que volvieron a recuperar la dignidad para los que menos tienen”.

Compartir: 

Twitter
 

Carlos Zannini, Martín Sabbatella y Juan Manuel Abal Medina, en los festejos.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.