EL PAíS › LAS DECLARACIONES DEL EX DICTADOR VIDELA GENERARON EL REPUDIO DE DIRIGENTES Y ORGANISMOS

“Ellos siguen pensando lo mismo”

Desde Abuelas de Plaza de Mayo consideraron que “no vale la pena que la gente escuche” al represor Jorge Videla.

Organismos de derechos humanos, funcionarios y figuras del ámbito político repudiaron las declaraciones de Jorge Rafael Videla, que llamó a los militares a armarse contra el Gobierno. En general, la mayoría puso los dichos del ex dictador más cerca del desvarío que de una efectiva provocación. Otros opinaron que no hay que darle entidad.

El senador Aníbal Fernández fue uno de los consultados sobre el reportaje al genocida que publicó la revista española Cambio 16. “Que Videla sea un hijo de puta no lo exime de ser un pelotudo”, apuntó desde Roma, adonde viajo como parte de una delegación de siete senadores de varios partidos que hoy presenciarán la asunción de Jorge Bergoglio como papa. Para el ex ministro, el ex presidente de facto es “un tipo que no tuvo muchas luces”.

En la agrupación HIJOS señalaron que la mejor respuesta será “llenar la Plaza de Mayo el próximo 24” de marzo, cuando se cumplirán 37 años del golpe de Estado. En este sentido, Carlos Pisoni sostuvo que “las palabras de Videla no hacen más que reconfirmar que ellos siguen pensando lo mismo, que no se arrepienten”. Pisoni agregó que “el deseo de Videla de un nuevo golpe es un deseo imposible porque en la Argentina y en la región hay otra realidad y este 24 vamos a resaltar eso: el momento que está viviendo Latinoamérica es distinto y todos nos tenemos que seguir apoyando para que no haya más golpes de Estado ni intentos de desestabilización a los gobiernos populares”.

Rosa Roizimblit, vicepresidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, lamentó que “todavía haya revistas que quieran publicar este tipo de notas”. “No vale la pena que la gente lo escuche. Las Abuelas estamos muy contentas de que podamos juzgar y condenar a todos ellos y esto es gracias al actual gobierno, porque antes de que se declararan inconstitucionales las leyes de Obediencia Debida y Punto Final no solamente habían sido liberados los que obedecieron órdenes, sino aquellos que las dieron.”

Otro de los que habló fue el ex jefe del Ejército Martín Balza, que sostuvo que Videla fue “un mediocre con poder”. “Videla es responsable de delitos intrínsecamente perversos. Nada es peor que un mediocre con poder, y Videla fue un mediocre, por demás mediocre con poder. A todo esto no habría que darle más entidad”, consideró. El actual embajador argentino en Costa Rica agregó luego que “Videla ha reconocido delitos como asesinatos, torturas, desaparición forzosa de personas, privación ilegítima de la libertad, reducción a la servidumbre, robo, supresión de identidad. Sin embargo, nunca se ha hecho responsable”.

El diputado Ricardo Alfonsín eligió hacer una comparación algo extraña. “Qué contraste: el papa Francisco llamando a la misericordia, a la justicia, a la paz.... y Videla a tomar las armas”, señaló en un comunicado de prensa.

Las declaraciones de Videla fueron parte de un reportaje que le realizó en la cárcel de Marcos Paz Ricardo Angoso, el mismo periodista español y militante de ultraderecha que lo entrevistó en el 2012. En la nota, Videla acusó de “cobarde” a la oposición y llamó a sus antiguos camaradas “de 58 a 68 años que aún están en aptitud física de combatir” a “armarse en defensa de las instituciones básicas de la república, hoy avasalladas por este régimen kirchnerista encabezado por la presidenta Cristina y sus secuaces”. En otro párrafo del reportaje, Videla dijo que hay que evitar la “perpetuidad” del gobierno nacional y aseguró que “nuevamente serán las Fuerzas Armadas y de Seguridad junto a su pueblo” las que “lo impedirán”.

Compartir: 

Twitter
 

“Videla fue un mediocre, por demás mediocre con poder”, dijo Martín Balza, ex jefe del Ejército.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.