EL PAíS › ¡DIOS MíO! > BERTONE FUE ACUSADO DE EJERCER UN “MAL GOBIERNO”

Criticado y confirmado

Dos días después de haberlo confirmado en su puesto de manera provisional, el papa Francisco se reunió con el secretario de Estado, el cardenal Tarcisio Bertone, acusado de ejercer un “mal gobierno” en la Santa Sede. Asimismo, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, confirmó ayer que el informe sobre el escándalo de las intrigas, enfrentamientos y supuestos casos de corrupción en el Vaticano está a disposición del nuevo pontífice, pero advirtió que no cree que haya tenido tiempo de leerlo.

La reunión entre Francisco y Bertone, informada por el Vaticano, se celebró en la residencia de Santa Marta, donde se aloja el pontífice hasta que esté reestructurado el departamento papal en el palacio apostólico. El Papa confirmó, el 16 de marzo, “hasta que se disponga lo contrario” a todos los altos cargos de la curia vaticana, que cesaron automáticamente con la renuncia de Benedicto XVI, como establece la normativa de la Santa Sede. Entre esos altos cargos se encuentra el del cardenal Bertone. “El santo padre Francisco ha expresado su voluntad de que los jefes y los miembros de los dicasterios de la curia romana, así como los secretarios y también el presidente de la Comisión pontificia del Estado de la Ciudad del Vaticano, prosigan provisionalmente en sus respectivos cargos donec aliter provideatur” (“hasta que se disponga lo contrario”), señaló el Vaticano a través de una nota. El Papa desea “reservarse un cierto tiempo para la reflexión, la plegaria y el diálogo, antes de cualquier nombramiento o confirmación definitiva”, subrayó la misiva. La tradición contempla que el nuevo pontífice confirme en sus cargos a todos los responsables de los dicasterios, comenzando por el secretario de Estado, y los mantenga durante un tiempo, hasta que tome la decisión final.

Bertone, secretario de Estado Vaticano durante el papado de Benedicto XVI, se convirtió en camarlengo –administrador de los bienes y derechos temporales de la Santa Sede– tras su renuncia. Junto a Josef Ratzinger, estudió la documentación sobre los escándalos relacionados con abusos sexuales atribuidos a sacerdotes y prelados. En 2012, y a raíz de los escándalos de las filtraciones de documentos vaticanos reservados, la prensa italiana coincidió en afirmar que el religioso debía dejar su cargo para poner fin a las críticas de parte de algunos sectores de la curia romana que lo acusaban de hacer “mal gobierno”.

Durante la jornada, el Vaticano también hizo referencia al informe, resultado del trabajo de la comisión cuyo objetivo era investigar la filtración y publicación de documentos reservados del Papa y del Vaticano, más conocida como Vatileaks. La misma fue creada el año pasado por Benedicto XVI y formada por tres cardenales: el español Julián Herranz, el eslovaco Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi, ex arzobispo de Palermo (Italia). “Por supuesto que está a disposición del Papa, pero con tantas cosas como tiene que hacer en estos días, no creo que haya tenido tiempo de leerlo”, señaló Lombardi en un encuentro con la prensa. El vocero agregó que le hubiera sorprendido que Francisco dedicara estos primeros días de pontificado a leer el informe. Lombardi no descartó que durante las congregaciones preparatorias del cónclave, los tres religiosos que llevaron a cabo la investigación pudieran informar del tema a los otros purpurados. “Ellos sabrán en qué medida podrán y deberán dar información a quienes la pidan”, subrayó el portavoz.

Compartir: 

Twitter
 

Bergoglio (der.) se reunió con el cardenal Bertone.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.