EL PAíS › MACRI ASEGURO QUE LAS NEGOCIACIONES CON DE NARVAEZ CONTINUARAN

El día después del fracaso

El líder del PRO no dio por cerrada la posibilidad de llegar a un acuerdo en la provincia. Desde el espacio de De Narváez, sin embargo, pusieron en duda su voluntad de confluir. Los macristas intentarán reabrir el diálogo con Lavagna para sumarlo de candidato en la Ciudad.

El jefe de Gobierno, Mauricio Macri, anunció que las negociaciones con Francisco de Narváez continuarán aunque fracasaron en armar un frente único en el cierre de alianzas del miércoles. El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, también dijo que seguían las negociaciones con el Colorado. Desde el espacio de De Narváez negaron que haya habido nuevas conversaciones. El candidato bonaerense imagina que hay poco interés de Macri por confluir y en sus filas señalan que el PRO terminará con “un 4 por ciento” en el principal distrito del país. En tanto, Macri dio el visto bueno para una negociación subterránea con Roberto Lavagna para ver si puede reflotar el acuerdo y que vaya como extrapartidario.

“Es una negociación en el distrito de la provincia de Buenos Aires, donde se sigue hablando, siempre buscando ver si hay valores que compartir. No es sólo una cuestión de una elección, sino si hay algún valor que se vincule con esta visión de futuro que tenemos”, aseguró Macri en una visita a Misiones.

Según los denarvaistas, la negociación del cierre de alianzas fracasó por algo mucho menos inmaterial que los valores en común. “Pedían cinco diputados nacionales y once provinciales. Les dijimos que era imposible. Hicimos un cuarto intermedio. Volvieron pidiendo trece diputados provinciales”, contó uno de los testigos de la negociación.

Macri, en tanto, descartó un acuerdo con el intendente de Tigre, Sergio Massa. “Con Massa no hay negociaciones, pero sí conversaciones. Nadie tiene certeza si él va a ser el candidato. Pero de eso más bien se ocupa Jorge Macri que es el presidente del PRO en provincia y en Vicente López”, sostuvo el jefe de Gobierno, quien obvió mencionar la pérdida de Jesús Cariglino a manos de Massa (ver nota aparte). “No veo la hora de que empiece la campaña electoral del 2015 para que se vea que la gente quiere un cambio”, sostuvo Macri.

Rodríguez Larreta, en tanto, salió a reforzar en los medios la idea de que el acuerdo con De Narváez no está cerrado. “Seguimos trabajando, no está dicha la última palabra. Eso es lo más importante”, aseguró. “Cerraron las alianzas pero para las candidaturas tenemos diez días más”, advirtió, aunque legalmente ya no podrán sumarse al espacio de De Narváez salvo que sea como extrapartidarios en sus listas. “Nuestra intención es seguir conversando, hicimos frentes en casi 20 provincias, en algunas con gente del peronismo, en otras con radicales, en otras con gente independiente que trabaja con nosotros. La vocación de acuerdo es amplia.” Desde el espacio de De Narváez no comparten esa óptica. Consideran que hicieron hasta lo imposible: “Eran De la Sota y De Narváez casi diciéndoles ‘Por favor, cerremos’”, rememoraron. Indicaron que De Narváez se apersonó de sorpresa en la Jefatura de Gobierno para destrabar el acuerdo. Los macristas interpretaron ese gesto como un intento del Colorado de dejarlos como los que rompían el acuerdo. El referente de Unión Celeste y Blanco conversó allí con Marcos Peña y Horacio Rodríguez Larreta y, más fugazmente, con Macri. Luego todo se descarriló en las reuniones en el Hotel Emperador donde no hubo posibilidad de llegar a un acuerdo sobre los lugares en las listas. Las desconfianzas de la alianza destrozada de 2009 todavía pesan. “Hicieron todo lo posible para romper”, resumen los denarvaistas. El diputado del tatuaje chino no espera que las futuras negociaciones sean muy fructíferas.

En tanto, el PRO sigue repensando su situación en la ciudad de Buenos Aires. La conformación del frente UNEN los puso en guardia sobre el potencial crecimiento de ese espacio antikirchnerista. Eso los llevó a reflotar la negociación con Lavagna, que estaba en un coma profundo. El ex ministro de Economía había ido en busca de Graciela Ocaña como posible candidata a diputada, pero la ex ministra de Salud ahora se muestra más cerca de acompañar a Pino Solanas.

Con Lavagna, los macristas reiniciaron una negociación reservada para que entre a la alianza del PRO como un candidato del MID de Rogelio Frigerio. Por ahora, no hay grandes avances en una relación que viene siendo borrascosa.

Compartir: 

Twitter
 

Mauricio Macri y Francisco de Narváez en los días sonrientes de su anterior alianza.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.