EL PAíS › LA TRAGEDIA OCURRIDA EN FEBRERO DE 2012

El recuerdo de Once

Familiares de las víctimas de la tragedia de Once revivieron en Castelar el trágico accidente del 22 de febrero de 2012, en la que murieron 51 personas, tras el nuevo choque que provocó tres víctimas mortales.

Los padres de Lucas Menghini-Rey, quien fue hallado sin vida dos días después de la tragedia en la terminal porteña, se acercaron a la estación del oeste bonaerense y manifestaron “bronca y dolor” por el nuevo accidente ferroviario.

“Estamos reviviendo Once en Castelar”, aseveró Paolo Menghini. “Los cambios que se hicieron son cosméticos y la realidad nos da la razón otra vez y eso no es bueno. Es otra tragedia”, dijo, y subrayó: “No aprendimos nada de la tragedia de Once”.

En nombre de los familiares de las víctimas del accidente del 22 febrero de 2012, Menghini pidió al ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, que “dé un paso al costado”, porque acá “hay responsabilidades políticas que hay que responder”.

“El tren que impactó fue refaccionado en la empresa Enfer, que es de los Cirigliano, los responsables empresariales de la tragedia (de Once). Le dijimos a Randazzo que no se podía refaccionar los trenes en esa empresa. Estas son las consecuencias”, afirmó. En la conferencia de prensa de la tarde, Randazzo explicó que la cantidad de talleres donde se reparan las formaciones es limitada y que para encarar esos trabajos es necesario disponer de todas las prestaciones.

En tanto, María Luján Rey, madre de Lucas, dijo que la nueva tragedia le provocó “bronca y dolor”, y lamentó que “la lucha” de los familiares fue en vano. También cuestionó a funcionarios que, según sostuvo, “no les importan las vidas que se pierden, que están muy preocupados en una carrera política y en seguir ocupando puestos de poder para seguir robando y no para poder ayudar a la gente”. “Parece que lo importante para los que están a cargo sólo es que los trenes estén pintados”, aseveró en declaraciones a la prensa en Castelar. “Quienes tienen la responsabilidad de evitar estas cosas no han aprendido nada”, sostuvo.

Por su parte, una joven que dijo haber perdido a su madre en el accidente de Once pidió explicaciones a Randazzo, quien se acercó al lugar de la colisión de los dos trenes de la línea Sarmiento. “Pareciera que se están ocupando, pero está visto que nunca se ocuparon, porque pasó esta nueva tragedia”, agregó. La joven manifestó que volvió “a vivir lo que vivió el 22 de febrero” y consideró que la tareas de refacción en los trenes anunciadas por los funcionarios son “pintura nueva sobre chapa oxidada”.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.