EL PAíS › OFICIALISTAS Y OPOSITORES POLEMIZARON POR EL FALLO SOBRE EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

“La Corte se quedó en el pasado”

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo que el máximo tribunal “se perdió una gran oportunidad de encabezar un proceso de transformación del Poder Judicial”. Ricardo Alfonsín aseguró que el Gobierno “quiere manejar” a los jueces.

Las repercusiones del fallo de la Corte Suprema acerca de la modificación y elección mediante el voto popular de sus miembros continuó generando rechazos y adhesiones a un lado y otro de la línea que divide el arco político entre opositores y oficialistas. Al repudio que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner expresó a la corporación judicial el jueves en Rosario –con cuya idea insistió ayer a través de las redes sociales– se sumó el del flamante ministro de Defensa, Agustín Rossi, quien aseguró que el kirchnerismo “lamentó muchísimo” el fallo de la Corte, que “entre ser cabeza de un Poder Judicial del futuro, se quedó en el pasado”.

“Cada día estoy convencido que el fallo de la Corte no tiene una mirada de contundencia jurídica”, analizó Rossi sobre la decisión del tribunal supremo acerca de uno de los puntos del plan de reforma judicial que el Poder Ejecutivo presentó en forma de seis proyectos hace poco más de un mes y el Congreso Nacional convirtió en ley.

En declaraciones radiales, y en nombre del oficialismo, el flamante integrante del gabinete nacional lamentó la decisión de la Corte, quien “se perdió una gran oportunidad de encabezar un proceso de transformación del Poder Judicial”. “Entre ser cabeza de un Poder Judicial del futuro se quedó en el pasado y eso lo lamentamos muchísimo, porque cuando tuvo que decidir se quedó en el pasado.”

En esa línea, opinó que “el fallo es muy feo para la democracia” en el sentido de que “una cabeza del Poder Judicial diga que le da mayor validez y jerarquía a la legalidad corporativa por encima de la legitimidad popular en la democracia”. Por último, remarcó que la Corte Suprema “no es la opinión de todos” para justificar la iniciativa oficial de elegir popularmente a los integrantes del Consejo de la Magistratura.

Además, el ministro de Defensa defendió el discurso que la primera mandataria ofreció el jueves en la ciudad de Rosario, en el marco de la celebración del Día de la Bandera, al que calificó dotado de “fina ironía” con una “claridad conceptual muy alta”.

Ayer a la tarde, a través de su cuenta de Twitter, la propia Fernández de Kirchner recordó pasajes de su exposición ante la multitud que se congregó frente al Monumento a la Bandera. En una veintena de tuits, la Presidenta insistió en que los argentinos pueden “votar y elegir libremente, al menos dos de los tres poderes, el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo” y también en sus dudas: “Por ahora, no sea cosa que en algún momento venga una cautelar y no nos dejen votar presidente o legisladores”. Además, reiteró: “Me cuesta creer que en este siglo XXI, en este tercer centenario de la República, estén impidiendo a los argentinos votar. Es un compromiso democratizar a los tres poderes del Estado, no para este gobierno ni para el que viene, es para la historia”.

Sin embargo, el discurso de la mandataria también despertó críticas. El dirigente de la UCR Ricardo Alfonsín afirmó que el Gobierno busca “investir de dignidad democrática lo que no es otra cosa de que la intención de manejar” el Poder Judicial “con una mezcla de imposturas, sofismas y cinismo”. En ese tono, recordó que “en los años ’90, utilizaba los mismos argumentos para justificar la subordinación del Poder Judicial al gobierno de entonces” y advirtió: “Esto no debería sorprendernos, ya que la mayoría de los actuales oficialistas eran oficialismo en los ’90”.

En sintonía se pronunció el representante de los abogados en el Consejo de la Magistratura, Alejandro Fargosi, quien acusó a Fernández de Kirchner de estar “sembrando una especie de golpe de Estado contra la Justicia” con sus críticas contra la Corte Suprema, a la vez que le atribuyó una “vocación de poder absoluto”. Fargosi, de origen radical, consideró “muy preocupante” las últimas palabras públicas de la Presidenta, en la conmemoración del Día de la Bandera: “Muy decepcionante, muy triste y muy preocupante porque la función de un presidente debe ser respetar a los otros poderes: no agraviarlos y no ironizar”.

Además criticó la advertencia de la diputada kirchnerista Diana Conti de recurrir a la OEA y alertó que “la única salida para esta situación es que el Gobierno cumpla a rajatabla con una sentencia”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Agustín Rossi criticó el fallo de la Corte Suprema sobre la elección de consejeros.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.