EL PAíS › EL LIDER DEL PRO TRATA DE LLEGAR A UN ACUERDO CON SERGIO MASSA

El último intento de Macri

Si acuerda con el intendente de Tigre, el macrismo tiene dos opciones: postular a Melconian o no presentar lista a diputados.

 Por Werner Pertot

El PRO se juega la posibilidad de tener un armado real en la provincia de Buenos Aires o quedar sin candidatos nacionales en territorio bonaerense, como ya le ocurrió en 2011. Los macristas mantenían negociaciones con el espacio de Sergio Massa, que continuarán hasta entrada la noche de hoy. Si fracasan, las opciones que le quedan son ir con el economista Carlos Melconian a la cabeza de una lista propia o ir con boleta corta, a nivel municipal y provincial. En ambos casos, Mauricio Macri quedaría expuesto como un presidenciable sin armado en el principal distrito del país. En el Frente Renovador hay varios intendentes que presentan una seria resistencia a un acuerdo con el PRO. Massa es el que define.

En 2009, el PRO logró triunfar en la provincia de Buenos Aires en un armado con Francisco de Narváez, que luego implosionó. El nivel de desconfianza al que llegaron les impidió reconstruir ese acuerdo en el cierre de alianzas de este año, donde se sacaron los ojos en la discusión por los lugares en las listas.

En 2011, Jorge Macri se bajó de una precandidatura a gobernador y fue a pelear (y ganar) la intendencia de Vicente López. Esto implicó que el macrismo no tuvo candidato propio en la provincia hace dos años. En el PRO lo vieron como una de sus principales falencias camino a 2015. En los dos años que pasaron, consiguieron sumar al intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y al de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino. Cariglino los abandonó y cerró con Massa –aunque los macristas sostienen que fue una movida consentida por el jefe de Gobierno– y Posse ya les aclaró que no tiene intención de ser candidato por el PRO, si no arman un frente.

Sin De Narváez y sin otras opciones, la salvación del PRO sería lograr un acuerdo con Massa y que el intendente de Tigre anuncie hoy que se presentará como candidato. En el espacio de Massa negaron que haya habido dos encuentros de su líder con Macri, mientras que en Bolívar 1 no quisieron confirmarlo, pero sugirieron que era cierto.

La negociación con Massa está en manos del intendente de Vicente López, Jorge Macri, y del ministro de gobierno porteño, Emilio Monzó. Hasta ayer no habían logrado llegar a un acuerdo, pero seguían las charlas, los encuentros y el poroteo sobre las listas de diputados nacionales, provinciales y concejales. Las negociaciones también se están dando distrito por distrito. En Lanús, por ejemplo, el ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, estuvo conversando con los referentes de Massa y analiza presentarse como candidato testimonial. Su definición está supeditada a que haya un acuerdo a nivel provincial con Massa. “Están negociando con nosotros porque tenemos siete intendentes, tres del conurbano”, indicaban cerca de Jorge Macri. Está claro que si Massa consigue quedarse con esos intendentes sin pactar con Macri, lo hará con todo gusto. El acuerdo, por otra parte, no puede ser de partidos, porque ya concluyó el plazo para inscribir alianzas.

El PRO pone en juego tres bancas en la provincia de Buenos Aires: las de Soledad Martínez, Gladys González y Silvia Majdalani. A esta última la inscribieron en las listas porteñas para que renueve por otro distrito.

En el PRO bonaerense flota el fantasma de quedar sin lista propia, si fracasan las negociaciones con Massa. La posibilidad de no presentar candidatos a diputados nacionales para evitar un papelón está en estudio, al igual que la opción de ir sólo con Melconian. Uno de los principales armadores del PRO le indicó a este diario que ayer estaban “abocados a reunir todas las listas propias de la provincia. Sólo eso, por ahora”.

En el frente de Massa, en tanto, sostienen que, de momento, van “sin De Narváez y sin el PRO”, aunque esto podría cambiar hoy antes de que caiga la noche. En el espacio de De Narváez negaron que haya conversaciones con Massa. El Colorado espera la definición del intendente de Tigre y calcula cuánto puede llegar a afectar su propia candidatura. Todo está abierto en un escenario de negociaciones cruzadas que deberá llegar a su fin hoy, cuando se muestren todas las cartas.

Compartir: 

Twitter
 

El cierre de listas expone a Macri como un presidenciable sin armado en la provincia de Buenos Aires.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.