EL PAIS › MARTA MAFFEI, CANDIDATA A DIPUTADA POR EL FRENTE PODEMOS

“La democracia está devaluada”

“No termino de entender por qué cambiaron la forma de construcción”, dice sobre las rupturas con Solanas y con el FAP.

 Por Miguel Jorquera

Marta Maffei encabeza la lista de diputados nacionales por el frente bonaerense Podemos, que –tras la ruptura con el FAP– conformaron la Unidad Popular, PTP-PCR, MST, PSA y Proyecto Sur. La ex dirigente sindical docente afirma que la flamante coalición “se opone absolutamente a una reforma constitucional que tiene como principal objetivo habilitar un tercer mandato presidencial” y propone proyectos legislativos en temas ambientales, como el control de la contaminación sonora y la reducción de la jornada laboral para generar nuevos empleos.

–¿De qué forma afectó a la Unidad Popular la disolución del FAP en la provincia, donde ustedes tenían cifradas muchas expectativas electorales?

–La expectativa era seguir construyendo juntos una fuerza política alternativa y alejada de las estructura de los viejos partidos tradicionales. No termino de entender por qué cambiaron la forma de construcción política, no nos comunicaron las razones, aunque nos ofrecieron lugares en la lista. Nos reunimos de urgencia con todos los compañeros del país, que masivamente dijeron que no debíamos estar ahí.

–Esto significó una nueva ruptura, primero con Pino Solanas y luego con Hermes Binner.

–Exacto. Pero tampoco cayó bien en otros partidos. Dentro del GEN hubo algunas discusiones, muchos de ellos se han acercado a nosotros en el interior de la provincia, el Partido Socialista Auténtico y Proyecto Sur de la provincia también se vinieron para este lado.

–¿Cuáles son las expectativas en estas primarias para un frente político nuevo y en una provincia con un padrón tan grande?

–Creo que nosotros vamos a superar bien el uno y medio por ciento que exige la primaria para poder presentar nuestros candidatos en octubre. Tenemos el compromiso que asumieron nuestros compañeros y el apoyo de los sectores sociales en los que trabajamos, con una estructura desarrollada. En seis meses hicimos todas las afiliaciones para el reconocimiento nacional en 21 jurisdicciones y en diez ya con la personería política. Un desarrollo notable en tiempos en que la gente se aleja de los partidos.

–Propuso crear un tercer movimiento histórico. ¿Cuáles serían los ejes?

–La actual democracia está devaluada y se limita al electoralismo. Pero la transformación de la realidad social necesita de un pueblo activo, empoderado, para ejercer sus derechos o recuperar los que han perdido los trabajadores en estos años. Este es el desafío. La democracia es el respeto a la división de poderes, la publicidad de los actos de gobierno, la no impunidad. Todo esto se ha ido diluyendo. Si nos sometemos a las elecciones somos democráticos y si hacemos lo que nos dice el 50, el 30 o el 28 que sacamos ya es suficiente: si nos dieron la autorización con el voto podemos hacer lo que queremos. Ese no es el ideal de una democracia.

–¿Coincide o no en la necesidad de reformar la Constitución?

–Estamos absolutamente en contra, porque sólo tiene como objetivo habilitar un tercer mandato presidencial. Hay muchas cosas por mejorar en la Constitución, pero insistir en una reforma en tiempos de tantas disputas, impuesto por una mayoría y no por consenso, es contraproducente.

–¿Cuáles serían los principales proyectos que llevaría al Congreso?

–En temas ambientales hay muchos: la contaminación sonora que hace casi insoportable vivir en las ciudades, la protección de las costas, desarsenizar las aguas que en gran parte de la provincia se toma con unos niveles de arsénico muy altos, el saneamiento de los ríos, a ver si podemos terminarla con el Riachuelo y otras cuencas como el Reconquista-Luján, que están absolutamente contaminadas. También en lo laboral, como la reducción de las jornadas laborales: estamos en una situación de desempleo que en el mundo se va resolviendo con la reducción de la jornada laboral para generar nuevos empleos, que será más caro para las empresas, pero que no se puede seguir solventando con el costo social que esto significa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared