EL PAIS › OPINION

Carta abierta a Sofía Guterman

 Por Eial Moldavsky *

Sofía, ¿cómo te va? Mi nombre es Eial Moldavsky. Tengo 21 años. Soy integrante de Memoria Activa y, este año, a mí también me tocó subirme a un escenario para leer el discurso.

Permitime que te tutee, Sofía. No por falta de respeto. Sino por una cuestión de edad. Me es más fácil manejarme en este estilo.

No quiero hacer de esto un momento muy tedioso. Te escribo por un motivo sencillo: escuché tu discurso en el día de ayer. Y, no te voy a mentir, Sofía, no puedo estar más en desacuerdo. Y tengo la esperanza de que, con el tiempo, vos también llegues a esa conclusión.

Te pregunto, Sofía, ¿de verdad se puede militar en el “partido por la justicia” al que hacés referencia, estando parada en el mismo escenario de quienes colaboran con el encubrimiento? Sofía, deberías saber que es la misma gente que pidió no enjuiciar a Rubén Beraja. La misma que no se presenta a las audiencias. La misma que no fue a exigir que se lo vuelva a juzgar al ex juez Juan José Galeano por el pago a Carlos Telleldín. Me podrás decir que no estás de acuerdo, puede ser; pero entonces ya no es el “partido de la justicia” en el que vas a militar. Tendríamos que empezar a buscar otro nombre.

Sofía, un año después volviste al mismo acto que, el año pasado, no invitó a ningún familiar para expresarse. Vos te preguntaste “¿qué cambió?”. Yo te podría preguntar lo mismo. ¿Por qué el año pasado no y este año sí? ¿Encontraron, al fin, alguien que exprese lo que ellos necesitaban? Y, de ser así, ¿no te resulta raro que sólo inviten a familiares si van a decir lo que la AMIA quiere?

Las instituciones, Sofía, son una parte muy poderosa dentro de la comunidad. Enfrentarse a otro familiar siempre es más fácil que enfrentar una institución. No-

sotros, Sofía, si decís algo que no nos gusta, no te vamos a dejar afuera de nuestro próximo “acto central”. Ellos sí. Y, te entiendo, Sofía, es feo quedarse afuera de un acto tan convocante.

Pero lo que más me dolió fue tu ataque a los familiares. Han pasado años de divisiones y, vos bien lo sabés, jamás un familiar ha dicho públicamente expresiones de rechazo hacia otro familiar. Te pregunto yo a vos, Sofía, como vos nos preguntaste a nosotros: ¿qué te pasó? Al margen de que no comparto tu postura, puedo entender que pienses distinto. Pero de ahí a sugerir que nuestro pensamiento esté atado a intereses espurios... ¡Ay, Sofía! ¡Qué doloroso fue oírte decir esas cosas! Sentir que usaban a un familiar como medio para expresar opiniones de otros. No te creo tonta, Sofía, ni mucho menos. Todavía estás a tiempo de unas disculpas. Nunca es tarde.

Leí tu poema “Madre”. Me gustó, de verdad te lo digo. Me puedo imaginar en quién pensabas cuando lo escribías. Yo, en cambio, no tengo en quién pensar. A mi tía la mataron antes de que yo pudiera conocerla. Por eso me cuesta tanto escribir, porque no sé bien en qué pensar cuando quiero expresar lo que me genera la AMIA. Me cuentan que yo me hubiera llevado bien. Me cuentan que hubiéramos compartido muchas cosas: posturas, proyectos, luchas. Me cuentan, Sofía, yo no lo sé, sólo me dicen, porque yo no llegué a conocerla. Pero mi tía no se murió, Sofía, a mi tía la mataron. No hay, para mí, algo así como “los muertos de la AMIA”, como los nombraste ayer. Fueron asesinados. Cruel y cobardemente por aún no sabemos quién. Y no lo sabemos en buena parte porque quienes debían investigar no lo hicieron. No por si se firma o no un memorándum, sino porque se encubrió, se destruyó evidencia. Y de esa tarea participaron los abogados de las instituciones que patrocinaban el acto al que concurriste ayer. En el que hablaste. Al que le volviste a dar entidad. Porque no sé qué hubiera pasado si por segundo año no había familiares expresando su dolor. Te lo quería decir, Sofía. No me lo quería guardar. Dejé pasar un día porque no me gusta “escribir en caliente”. Preferí esperar y hacer algo más tranquilo. Espero que se haya sentido así.

Un saludo. Eial.

* Integrante de Memoria Activa.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared