EL PAíS › CRISTINA KIRCHNER CON MARTíN INSAURRALDE EN LOMAS DE ZAMORA

“Tarjeta roja al que difama”

La Presidenta participó con el candidato del Frente para la Victoria en la inauguración de un centro para víctimas de la violencia de género.

“Tarjeta roja para esos que mienten y engañan y difaman”, destacó ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con el clásico cartón colorado en la mano, símbolo de la campaña contra la violencia de género. “Tarjeta roja también a la cadena nacional del desánimo, la que dice que está todo mal, nunca quiere ver nada bueno y no quiere mostrar las cosas”, continuó luego de dejar inaugurado un centro de víctimas en Lomas de Zamora. El candidato a diputado e intendente local, Martín Insaurralde, denunció a su vez que “todavía hay sectores económicos de poder que no quieren que el Estado llegue a la enorme mayoría”.

“Estamos trabajando mucho para seguir ampliando derechos y para seguir gestionando todos los días”, destacó la Presidenta frente a la multitud de vecinos de Lomas de Zamora que se reunió para escucharla. En el acto de inauguración del centro contra la violencia de género la Presidenta hizo hincapié en las políticas de inclusión implementadas desde el Estado en los últimos diez años, como la “reglamentación de la Ley de Fertilización Asistida” o los créditos para la construcción o ampliación de viviendas del plan Pro.Cre.Ar. A su vez resaltó el trabajo de Insaurralde en el municipio al puntualizar que “Lomas de Zamora ha cambiado no por casualidad. Me acostumbré a no enamorarme de discursos sino de resultados, de los hechos de la política, que es lo que pasó acá, en el distrito más densamente poblado de Buenos Aires, luego de muchos sinsabores”, aludiendo a los problemas estructurales con los que se encontró el jefe comunal y cómo pudo resolverlos.

El hogar inaugurado ayer lleva el nombre de Fátima Catán, una joven que murió quemada por su pareja luego de una discusión doméstica. El lugar tiene cerca de 500 metros cuadrados y cuenta con diez habitaciones para albergar a mujeres solas o con hijos. Además, cuatro consultorios y una guardia forman parte del equipo de contención, así como un salón de usos múltiples, comedor, vestuarios, administración y depósito, que fueron recorridos por la Presidenta antes del discurso. Junto a Fernández de Kirchner se encontraban Insaurralde, la actriz Florencia Peña –madrina de la institución– y la diputada y segunda en la lista de candidatos Juliana Di Tullio. El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; el diputado Eduardo “Wado” De Pedro, y los intendentes de Avellaneda Jorge Ferraresi, de La Matanza, y Fernando Espinoza y Alejandro Granados de Ezeiza.

“Lo que tenemos que hacer todos por empezar a hacer en contra de la violencia de género es modificar comportamientos mediáticos y comportamientos de toda la sociedad, inclusive nosotras como madres, enseñar a nuestros hijos varones a respetar a las mujeres”, sostuvo la Presidenta apuntando al hostigamiento mediático que se realiza sobre la figura femenina, del que señaló que dejaba “a la mujer vista como objeto, cosificada. Si no existiera, podríamos reducir la violencia de género”. Por ello solicitó, con el cartón rojo en la mano, “sacarles tarjeta roja a los que les pegan a las mujeres, física o moralmente” y a “todos aquellos que no quieren a su prójimo”. Con el ministro de Salud, Juan Manzur, a un lado, la mandataria confió que el tucumano le había señalado que el hospital del cruce Varela inaugurado en estos años estaba “entre los cinco más importantes de Latinoamérica” según una importante revista científica. “Ese hospital se llama Néstor Kirchner y lo hicimos nosotros, es modelo de salud pública en la provincia de Buenos Aires, pero no lo reconocen, por eso hay que sacarles tarjeta roja a los que mienten o engañan, y quieren desanimarnos”, destacó apuntando a los medios que atacan su gestión.

“Nunca nos equivocamos en contra del pueblo ni de los ciudadanos”, aseguró Insaurralde antes de que tomara la palabra la Presidenta. Frente a los militantes y vecinos locales. el intendente destacó que “todavía hay sectores económicos de poder que no quieren que el Estado llegue a la enorme mayoría”, a la vez que resaltó el “coraje” de la Presidenta para conducir el espacio político. El lomense aludía a ley de fertilización que “se hizo peleando contra muchos intereses”, y agregó que “costó mucho. Por eso nosotros vamos a estar siempre del lado de los sueños y de los más débiles”. Así, destacó que el modelo iniciado en el 2003 con la presidencia de Néstor Kirchner era “un proyecto colectivo que incluye a las grandes mayorías”.

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.