EL PAíS › CFK FUE AUTORIZADA POR LOS MéDICOS A TRASLADARSE POR VíA AéREA

Con permiso para despegar

La Presidenta se realizó nuevos controles tras su operación y, según el parte médico oficial, los resultados fueron satisfactorios. Este miércoles se someterá a estudios cardiológicos para completar el chequeo.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se realizó ayer a la noche un chequeo en la Fundación Favaloro, en el marco del control médico previsto tras la operación quirúrgica por un hematoma subdural a la que fue sometida el 8 de octubre pasado. De acuerdo con lo difundido por el parte médico, fueron favorables los resultados de la tomografía computada y la mandataria podrá volver a trasladarse por medios aéreos. Además, el próximo miércoles deberá realizarse nuevos estudios cardiológicos.

La jefa de Estado arribó pasadas las 20.50 a la clínica médica ubicada en el barrio porteño de Balvanera para realizarse una tomografía de la cabeza, como se pautó un mes atrás al recibir el alta médica tras la intervención quirúrgica. Luego de concretar el estudio, Cristina Fernández se retiró, alrededor de las 21.25, con destino a la residencia presidencial de Olivos.

Alfredo Scoccimarro, vocero presidencial, fue el encargado de informar el parte médico firmado por los doctores Luis Buonomo y Marcelo Ballesteros, ambos integrantes de la Unidad Médica Presidencial. El comunicado afirma que la Presidenta concurrió ayer a la clínica para realizarse “una nueva neuroimagen de control en la que se observaron resultados satisfactorios”.

Asimismo, detalla que debido al buen desempeño mostrado en el estudio, “el equipo neurológico de la mencionada institución ha decidido otorgarle la autorización para completar la realización de los estudios cardiológicos programados”, que se realizarán el próximo miércoles, “así como para trasladarse por medios aéreos”.

La última vez que la Presidenta visitó la clínica Favaloro, luego de cumplir un mes en reposo por prescripción médica, los resultados de sus estudios electrocardiográficos determinaron la forma en que comenzaría a desarrollar nuevamente sus actividades oficiales, paulatinamente desde la Quinta de Olivos y no desde el despacho presidencial de la Casa Rosada. En aquel momento, los médicos evaluaron los datos registrados en el Holter que se le puso a la Presidenta, ya que contaba con el alta neurológica y neuroquirúrgica.

La primera semana de octubre, a la Presidenta se le diagnosticó una hematoma en la zona derecha de la cabeza. Por los recurrentes y cada vez más intensos dolores de cabeza, los médicos de Fernández de Kirchner tomaron la decisión de realizarle estudios. Así, la Presidenta llegó al hospital de la Fundación Favaloro, donde fue atendida por los especialistas del área de neurología. El diagnóstico inicial derivó en la prescripción de reposo por veinte días, pero luego, un cosquilleo en el brazo izquierdo originó un cambio en el tratamiento, que la llevó a ser internada y a someterse a una cirugía.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina Fernández de Kirchner llegó anoche a la Fundación Favaloro.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.