EL PAíS › DISPUTA POR LA COMISIóN DE EDUCACIóN DE DIPUTADOS

Candidato no positivo

Julio Cobos quiere la presidencia de la comisión que en los últimos seis años condujo Adriana Puiggrós. El oficialismo se la cedería. El Frente Grande se opone.

 Por Miguel Jorquera

La disputa entre oficialismo y oposición por las presidencias y las conformaciones de las comisiones legislativas en la Cámara baja agregó un punto conflictivo para el kirchnerismo: la UCR quiere la presidencia de la Comisión de Educación para que la conduzca Julio Cobos y el oficialismo estaría dispuesto a cederla. Pero la hasta ahora presidenta de la comisión durante los últimos seis años, la educadora Adriana Puiggrós, y su partido, el Frente Grande (FG), salieron a cuestionar la idea, que también impactó en los diputados del Frente para la Victoria (FpV). Cobos, que fue el impulsor de un frustrado proyecto de “Servicio Cívico Voluntario” en los cuarteles para los jóvenes que no trabajan ni estudian, cuenta con el respaldo de los rectores radicales que se oponen a la nueva ley de Educación Superior que tiene media sanción en Diputados. El tema podría definirse hoy en la Cámara baja si culminan con éxito las negociaciones que se realizaban ayer a última hora.

“El acuerdo parlamentario que consagrará al tristemente célebre Julio César Cleto Cobos como presidente de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados de la Nación es un error político, que repone en un lugar de trascendencia material y simbólica a quien ‘personifica’ la traición al proyecto nacional que componemos, apoyamos y construimos diariamente como partido que integra indisolublemente al Frente para la Victoria”, expresó a través de un comunicado la conducción nacional del Frente Grande.

Desde el FG dejaron en claro la objeción, pero también ratificaron su pertenencia al kirchnerismo, con el que no romperán aun si la decisión de cederle a Cobos la presidencia de la comisión se concreta. Aunque esa posibilidad también provocó cierta sensibilidad en los diputados del FpV, que ayer estaba en la balanza de las autoridades de la bancada K para definir la decisión que tomaría hoy.

En su comunicado, la conducción del FG enumera muchas de las leyes educativas sancionada durante los seis años en que Puiggrós condujo la comisión como parte de “la década ganada”. Entre ellas, la creación de nueve universidades nacionales –la mayoría de ellas en el conurbano bonaerense–, donde sus alumnos son la primera generación de universitarios en familias de las que gran parte de sus padres no terminaron la escuela primaria; las leyes de centros estudiantiles; la educación para las personas privadas de libertad y de convivencia en las escuelas.

Pero allí también destacan que “aún no hemos logrado superar los vericuetos de los intereses y negocios individuales y políticos de vastos sectores de las corporaciones educativas y financieras, que han frenado” la nueva ley de Educación Superior, que tiene media sanción de la Cámara baja. El proyecto propone, entre otros temas, la gratuidad de la educación superior de grado y que las universidades rindan cuenta ante la Auditoría General de la Nación de la utilización de los presupuestos adjudicados así como de los recursos propios que recaudan. Algo a lo que se opusieron los rectores radicales de distintas universidades, que ahora respaldan dentro de la UCR la candidatura de Cobos para presidir la comisión en Diputados.

“Nada bueno puede surgir de alguien que ha despreciado el valor político de las instituciones, que traicionó a Néstor, a Cristina y a los millones de argentinos que le confiamos el voto para que custodie un proyecto para las mayorías y se convirtió en un custodio de las minorías privilegiadas de la entrega y la dependencia”, insistió el FG apuntándole a Cobos.

Puiggrós pretende continuar como miembro de la comisión, pero no estaría dispuesta a acompañar al mendocino en la vicepresidencia. La educadora también había sugerido modificaciones al proyecto de creación de una universidad militar, que fue incluido en un temario tentativo para sesiones extraordinarias de febrero, que no se realizaron. Puiggrós cuestionó que la universidad que reuniría a los institutos educativos de las distintas armas estuviera bajo la conducción del Ministerio de Defensa y las Fuerzas Armadas, y se abandonara la decisión de que los militares estudien en las universidades abiertas.

Algo que Cobos –que se ha dedicado a la educación militar– no cuestionaría. De la misma manera que propuso en 2010 reeditar la experiencia, de cuando gobernaba Mendoza, del “servicio cívico voluntario” en los cuarteles para los “jóvenes que no trabajan ni estudian”.

Compartir: 

Twitter
 

Julio Cobos y Adriana Puiggrós, protagonistas de la pulseada por la Comisión de Educación.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.