EL PAíS › EL VINCULO CON CAMPS

El rol de LNP

 Por Diego Martínez

“En marzo de 1977 me hago cargo de la oficina del diario en Buenos Aires”, dijo Vicente Massot el año pasado en una entrevista de la historiadora Ana Belén Zapata. El dato podría ser relevante para quienes investigan delitos de lesa humanidad en La Plata. En los primeros días de abril de 1977 La Nueva Provincia publicó como primicia la relación entre Montoneros y el banquero David Graiver. El trasfondo de la información que presentaban como “investigación de la policía de la provincia de Buenos Aires” eran secuestros e interrogatorios bajo tortura en los centros clandestinos del coronel Ramón Camps. LNP “actuaba como vocero de Carlos Suárez Mason y Camps”, sintetizó Graciela Mochkofsky en su biografía de Jacobo Timerman. El general Agustín Lanu-sse, que en esos días se entrevistó con el dictador Jorge Videla para indagar sobre el paradero de su ex secretario Edgardo Sajón, fue el primero en advertirlo públicamente: le escribió una carta abierta a la directora de LNP indagando por sus fuentes de información. Ante la negativa de Diana Julio de Massot, que aprovechó la oportunidad para vincularlo con la guerrilla, Lanusse le respondió que no tenía interés en polemizar, pero le insistió para que dijera cuáles eran las fuentes. “Estoy hablando de investigaciones y no de secuestro, no de aplicación de procedimientos ilegales, no de procedimientos ‘por izquierda’”, agregó para dejar en evidencia que los datos se los aportaban los torturadores. Las notas sobre la “investigación” de Camps y Etchecolatz no eran de agencias de noticias sino “de nuestra agencia” en Buenos Aires, a cargo de Vicente Massot.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.