EL PAíS › SABINA FREDERIC, ANTROPOLOGA

“Es una idea descabellada”

La vuelta a un servicio militar obligatorio para los jóvenes que no trabajan ni estudian, tal como propusieron el intendente de Malvinas, Jesús Cariglino; el ex intendente de José C. Paz Mario Ishii y el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, se trata de “una idea descabellada e impracticable” que intenta resolver los problemas “a través de mecanismos coercitivos”. Así lo sostuvo la antropóloga Sabina Frederic que, en diálogo con Página/12, analizó la propuesta.

Reinstalar el Servicio Militar Obligatorio se enmarca, para ella, en una serie de sugerencias que cada tanto regresan a la agenda pública, como la propuesta del Servicio Cívico Voluntario que hace casi cuatro años se trató en el Congreso como una iniciativa contra la inseguridad y logró incluso media sanción del Senado. En ese momento se buscaba formar en oficios, dentro del sistema militar, a los jóvenes que estuvieran desempleados o hubiesen abandonado sus estudios, el mismo público al que se vuelve a apuntar ahora.

Sin embargo, esta idea “no responde en absoluto a una necesidad de las Fuerzas Armadas y poco tiene que ver con una demanda interna de ellas que desde hace 20 años están orientadas a la profesionalización”, aseguró Frederic. Para la investigadora, basta ver en otras partes del mundo, donde se siguió la misma línea que en Argentina y el paso por el Servicio Militar Obligatorio, salvo pocas excepciones, tiende a desaparecer.

Para ella, no sólo hay quienes en materia de lucha contra la inseguridad propician la reducción de la edad de imputabilidad, sino que también hay otros que proponen algo semejante, como “retener a los jóvenes dentro de regimientos militares”. Respecto de una consulta popular, propuesta por Granados como método para decidir la vuelta del servicio militar, Frederic sostuvo que “la sociedad es impredecible y la seguridad se ha convertido en un tema trillado, aunque haya hechos reales y criminales”, por lo que “temería a una consulta”.

La propuesta “no responde a las necesidades de defensa nacional, sino que responde a otros problemas que quieren ser resueltos a través de mecanismos coercitivos”, apuntó Frederic y añadió que es una medida “totalmente impracticable”. “¿Cómo haríamos para que esos jóvenes queden retenidos obligatoriamente, si se está pensando en aquellos que no tienen ni trabajo ni estudio?”, se preguntó la antropóloga. “Los militares no tienen preparación para lidiar con esto y, además, las unidades no están preparadas para recibir a gente que no quiere estar ahí”, sentenció.

Además, Frederic sostuvo que una de las causas que permitieron una transformación en las Fuerzas Armadas es precisamente que “las personas que están dentro de la institución, en algún punto, eligen estar ahí”.

La vuelta a la colimba sería entonces “una catástrofe que reproduce la lógica de la de-sigualdad contra la que es muy difícil pelear, a pesar de todas las políticas que el gobierno nacional ha implementado en los últimos 10 años”, subrayó la investigadora y concluyó: “Hay que pensar mejor y probar otras soluciones estructurales”.

Informe: Aldana Vales.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.