EL PAíS › AGUSTIN ROSSI RECHAZO LA VUELTA DE LA COLIMBA

“Pareciera que no piensan en sus hijos”

En diálogo con Página/12, el ministro de Defensa aseguró que no se debe “estigmatizar” a los jóvenes y que el Servicio Militar Obligatorio no sirve para resolver conflictos sociales.

 Por Laura Vales

“Me gustaría saber si los dirigentes que proponen el Servicio Militar Obligatorio lo están pensando para sus hijos, sus nietos, sus sobrinos y sobrinos nietos. Pareciera que no. Me da la impresión de que hablan de que quienes tienen que hacer el Servicio Militar Obligatorio son los hijos de los otros, no los propios. En esto cada cual tiene que interpelarse, preguntarse si uno, como padre, cree que a un chico de dieciocho años que no consiguió trabajo y no terminó sus estudios hay que meterlo dentro de un cuartel. Yo no lo creo”, sostuvo en diálogo con Página/12 Agustín Ro-

ssi. El ministro de Defensa rechazó así la propuesta del intendente de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, y del senador bonaerense Mario Ishii de reimplantar la colimba. Para el funcionario, el planteo “no tendría sentido ni desde el punto de vista social ni desde el de la defensa”.

–¿Por qué?

–Porque desde el punto de vista de las políticas sociales existen programas dirigidos a ese universo, como el plan Progresar o el plan Empleo Joven, del gobierno nacional, y políticas de inclusión de las gobernaciones y los municipios. En Defensa, noso-tros hemos implementado un mecanismo de soldados voluntarios al que pueden entrar los jóvenes de entre 18 y 28 años. Muchos, después de un par de años, se incorporan como oficiales o suboficiales. Desde el punto de vista de la defensa, eso es mucho más beneficioso que tener una camada de chicos por un año que después se van.

–Ishii sostuvo que usted se opone porque no tiene idea “de lo que está pasando abajo”, donde los padres “no pueden contener a sus hijos”. ¿Qué contesta?

–Yo no respondo agresiones, doy argumentos. Los problemas sociales se resuelven con políticas sociales, no con políticas militares. Me parece que en la propuesta del Servicio Militar Obligatorio para los ni-ni hay una profunda estigmatización: a un pibe que no consigue laburo, que no tiene laburo, o que por diferentes circunstancias no está estudiando, agarramos, lo metemos en un cuartel y lo tenemos encerrado durante uno o dos años... ¿para qué? Para que dentro de uno o dos años esté en la misma situación que ahora.

–En la región, ¿hay países con servicio militar obligatorio?

–Hay distintas modalidades. Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela no tienen. Chile sí, pero da prioridad a los voluntarios, entonces en general los cupos se completan con ellos. Brasil tiene, se anotan más de un millón trescientos mil jóvenes por año y se terminan incorporando efectivamente sesenta mil jóvenes, tampoco es un servicio militar obligatorio. La tendencia ha sido a suprimir los servicios militares obligatorios y reemplazarlos por servicios voluntarios.

–¿Por qué?

–Porque la idea de masividad de los ejércitos tiene que ver con otras lógicas y no con la que tenemos en América latina, que hoy es un continente de paz y cooperación sin conflictos bélicos.

–A la polémica ayer se sumó el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, que propuso que las Fuerzas Armadas colaboren con la seguridad interior...

–Tenemos leyes que taxativamente prohíben la participación de las Fuerzas Armadas en esa tarea. La responsabilidad de la seguridad interior está en las fuerzas de seguridad nacionales y provinciales. Además, se ha visto que no sirve. En algunos países de América latina esto ha sucedido y las fuerzas armadas no han aportado mucho. En algunos casos, al contrario, se ha empeorado la situación. Entonces, esa propuesta tiene a mi criterio un tufillo claramente reaccionario que yo no comparto en absoluto. Creo que la Argentina tiene políticas sociales, que son políticas que hay que sostener y difundir claramente. Y tenemos una política de defensa que se basa en unas Fuerzas Armadas fuertemente profesionalizadas y en soldados voluntarios.

–El debate esta vez no se da con el PRO ni con el Frente Renovador, sino en el interior del oficialismo...

–Al debate lo instaló el Frente Renovador, a través de (el intendente de Malvinas Argentinas) Jesús Cariglino. Después Ishii tomó lo de Cariglino. Bueno, el que tiene que explicar por qué tomó lo de Cariglino es Ishii.

–En el imaginario social, el aumento de modalidades de delito como la de los motochorros o los robos con violencia son vinculados con los ni-ni. ¿Esto se corresponde con la realidad o es también producto de una lectura ideológica?

–A mí no me gusta ningún tipo de estigmatización de esas características. No creo que haya que estigmatizar ni discriminar. En todo caso hay que atender con políticas sociales determinadas situaciones.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Defensa, Agustín Rossi.
Imagen: Carolina Camps
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.