EL PAIS › ARGENTINA OBTUVO EL RESPALDO DE LAS CINCO POTENCIAS EMERGENTES DE LOS BRICS EN SU POSTURA CONTRA LOS FONDOS BUITRE

“Les vamos a pagar en condiciones justas”

Cristina Kirchner expuso el caso argentino durante la cumbre Brics-Unasur realizada en Brasilia. Pese a lo que denominó “una jurisprudencia insólita” de Nueva York, insistió en que el país no caerá en default y pagará.

 Por Nicolás Lantos

Desde Brasilia

La Argentina obtuvo un nuevo respaldo en su conflicto con los fondos buitre: las cinco potencias emergentes que conforman los Brics se sumaron a los países sudamericanos nucleados en la Unasur para apoyar la postura que llevó la presidenta Cristina Fernández de Kirchner ayer a Brasilia, donde 16 jefes y jefas de Estado participaron de la primera cumbre conjunta entre ambos bloques supranacionales. "Un nuevo ordenamiento financiero global, no solamente es justo y equitativo, sino que es imprescindible", manifestó la mandataria ante sus pares en el marco de un plenario a puertas cerradas que se extendió durante más de cuatro horas, donde aseguró que "Argentina no va a entrar en default porque Argentina va a pagar su deuda como ya lo hizo, y deberán hacerse responsables los que impiden que los legítimos tenedores de esos dineros" cobren sus deudas. La Presidenta comentó que acordó con su par brasileña, Dilma Rousseff, presentar en la próxima reunión del G-20 una propuesta para establecer una legislación internacional en materia de reestructuración de deuda.

"Estamos hablando de desarrollo sustentable, estamos hablando de inversiones para generar trabajo y empleo, estamos hablando de inversiones para generar comercio, qué ejemplo es en el mundo que alguien que pone 48 millones de dólares solamente a través de un juicio obtiene una rentabilidad de 1680 por ciento, en apenas seis años", señaló CFK, tras reiterar la voluntad del gobierno argentino de pagarles al ciento por ciento de sus acreedores, aunque en los términos considerados en los canjes de 2005 y 2010. "No es que estamos diciendo que no les vamos a pagar nada, les vamos a pagar en las condiciones justas, equitativas y legales que establecen los prospectos de deuda de la Nación argentina y además, la jurisprudencia pacífica que hay a nivel internacional", aseguró.

Fernández de Kirchner llegó un rato antes del mediodía al Palacio de Itamaraty, sede del Ministerio de Relaciones Exteriores brasileño, donde se llevó a cabo la cumbre. Vestida con tonos claros, posó sonriente en la foto de familia que compartió con los otros 15 jefes y jefas de Estado que acudieron a Brasilia: además de los cinco Brics, hubo asistencia perfecta de los 12 miembros de Unasur, una muestra de la importancia que tuvo para la región este encuentro. Luego del retrato grupal, los jefes y jefas de Estado comenzaron la reunión: la presidenta argentina estuvo escoltada por el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini (quien hacía tiempo que no participaba de los viajes presidenciales); el ministro de Economía, Axel Kicillof; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el canciller Héctor Timerman y un grupo de legisladores oficialistas y opositores invitados especialmente para la ocasión.

Ataque especulativo

Durante su discurso de casi media hora, el primero del encuentro tras la apertura a cargo de Rousseff, CFK se dedicó principalmente a exponer la situación de la Argentina en el conflicto con los fondos buitre, que calificó como "un fortísimo ataque especulativo". También criticó el rol de "los organismos multilaterales de créditos, como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, que deberían ser bancos de fomento y que hoy, desgraciadamente, están dejando de cumplir este rol de banco de fomento y se rigen por las calificadoras de riesgos, como si se trataran de bancos comerciales o bancos de inversión". En ese sentido, celebró la decisión tomada esta semana por los Brics de crear un banco de desarrollo por afuera del sistema financiero actual.

"Es una respuesta más que adecuada", opinó, "esta decisión de los Brics de constituir un banco de fomento que apunte a lo comercial, a lo infraestructural y también, por qué no, a poner orden en unas finanzas internacionales, absolutamente desquiciadas." CFK recordó que Argentina "muchas veces ha requerido en este foro o en otros más amplios, como la Organización de Naciones Unidas, en el G-20 también, la imprescindible reforma de los organismos multilaterales de crédito y también de los organismos multilaterales políticos", pero que esos reclamos "no han sido escuchados" hasta el momento. "Creo que es un signo muy positivo, nadie puede interpretar esta actitud de los Brics como una cuestión de negatividad, sino de construcción alternativa frente a la falta de respuestas de lo que ya deberíamos haber tenido todos los ciudadanos del mundo", agregó.

Respecto de la situación de los fondos buitre, la mandataria apuntó contra lo que llamó "una jurisprudencia insólita e inédita del estado de Nueva York", en referencia al fallo del juez Thomas Griesa, refrendado por la cámara de apelaciones e, indirectamente, por la Corte Suprema de los Estados Unidos, que manda a la Argentina a pagar a quienes se abstuvieron de entrar en la reestructuración todo el valor nominal de los bonos en default. Ante esa decisión, los fondos especulativos "han embargado lo que no les pertenece, han embargado lo que es propiedad del 92,4 por ciento de los bonistas que entraron al canje de la deuda, de los recursos que Argentina depositó y lo hizo una vez más, en tiempo y forma".

CFK remarcó lo absurdo de la situación generada por el fallo Griesa que "ya a un banco sí le autorizaron pagar bonos y a otros bancos no" les permitieron transferir el dinero a los acreedores. "El banco al que le autorizaron, por supuesto, es el banco de origen norteamericano; los que todavía tienen trabados los fondos son el Eurobank y el Euroclear que, como ustedes saben, es Unión Europea --señaló--. Esto revela lo insólito, lo inédito, lo confuso de toda la situación que se está viviendo. No para nosotros, no estamos ni confundidos en absoluto, al contrario, como no estamos confundidos, hicimos, precisamente, lo que teníamos que hacer: el 30 pagamos, porque tal vez, lo que pretendían era que no pagáramos y entonces sí, constituirnos en mora."

Nunca prestaron plata

La mandataria recordó luego que "estos fondos buitres, que hoy están litigando contra la Argentina no fueron inversores" sino que "compraron bonos que ya habían sido defaulteados" y que por eso tenían valores ínfimos, varios años más tarde del default y, en algunos casos, del primer canje de deuda exitoso. "Nunca le prestaron plata a la República Argentina, los compraron por centavos, 48 millones de dólares y la sentencia del juez Griesa le reconoce, entre el 2008 y el año 2014, una renta en dólares del 1680 por ciento", explicó Fernández de Kirchner. Por el contrario, agregó, si entraran al canje reabierto tal como establece la ley argentina, "ganarían en dólares una tasa en 6 años de aproximadamente 300 por ciento."

Además se trata de "una situación que ya escapa siquiera a las cuestiones financieras globales" y pasa a ser materia de "geopolítica", señaló. "Estamos ante cuestiones de dominación o de no entender que hay un mundo multipolar diferente del que existía en el año 1989, donde algunos creyeron que la historia se había acabado. Vienen nuevamente para querer imponer un sobreendeudamiento en una Argentina muy rica, una Argentina que, además de ser el octavo país en territorio del mundo, tiene apenas 40 millones de habitantes, lo cual, tener la segunda reserva de gas y la cuarta de petróleo, y además constituir una de las productoras más importantes en materia de alimentos a nivel mundial, la constituye en una presa muy codiciada para todos", denunció la mandataria.

"Por eso, es importante también aclarar que la Argentina, pese a las amenazas, pese a lo que hoy se considera prácticamente un chantaje por parte de estos sectores, ha pagado su deuda. El día 30 de junio, depositamos más de 900 millones de dólares en el Banco de Nueva York, en la cuenta del Banco Central. Y Argentina va a seguir pagando, porque el default es no pagar y solamente puede declarar el default o la cesación de pagos, obviamente, el país que no paga, como ha sucedido en numerosas oportunidades y como sucedió también en la República Argentina –agregó–. La Argentina va a seguir cumpliendo con sus obligaciones, porque es un país solvente para hacerlo y porque está convencida de que debe honrar sus deudas con el 100 por ciento de los acreedores, pero en forma justa, equitativa y legal."

Compartir: 

Twitter
 

La presidenta Cristina Kirchner dio el primer discurso de la cumbre Brics-Unasur luego del de la anfitriona Dilma Rousseff.
Imagen: DyN
SUBNOTAS
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.