EL PAíS › CRISTIAN RITONDO, EL CUARTO POSTULANTE DEL PRO QUE ASPIRA A SUCEDER A MACRI EN LA CIUDAD

Otro que se sumó a la lista de candidatos

Con estética PRO, el vicepresidente primero de la Legislatura se lanzó ayer en Parque Norte. Estuvieron dos de sus hipotéticos rivales, Rodríguez Larreta y Santilli, mientras que Gabriela Michetti mandó un mensaje con ironías.

 Por Werner Pertot

La competencia entre los sucesores de Mauricio Macri tuvo su señal de largada con el lanzamiento de Cristian Ritondo como precandidato a jefe de Gobierno. El vicepresidente primero de la Legislatura encabezó un acto donde los bombos y las hinchadas de su origen peronista fueron reemplazados por la estética minimalista de los actos PRO. Entre globos con caritas sonrientes y papeles de colores, el dirigente de Mataderos anunció su lanzamiento. Lo miraban desde el público sus futuros contrincantes Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli. De viaje, Gabriela Michetti envió una carta donde no se privó de bromear con que le va a ganar “hasta en Mataderos”. Todo un anuncio de la interna por venir.

Dos estandartes amarillos que decían “un porteño como vos” recibieron a los invitados al coqueto salón de Parque Norte. Allí, un globo gigante amarillo quedó a la espera de que la multitud lo usara. No ocurrió. La mayoría eran mujeres engalanadas para una fiesta y hombres de traje, muchos de ellos habitués de la Legislatura porteña. No hubo en el acto ni bombos ni liturgia peronista. La mayoría de los asistentes prefirió ponerse sobre los hombros las remeras amarillas que les entregaban en la entrada y que decían “Ritondo 2015”. Muchos festejaron cuando el locutor anunció que luego habría un lunch, donde compartirían canapés y sanguchitos de jamón crudo, entre otras delicias.

La mayoría del bloque PRO se hizo presente en el acto de Ritondo, así como la diputada Patricia Bullrich (“A Cristian lo conozco desde que era chiquito”, comentó a este diario), el ministro de Hacienda, Néstor Grindetti; el de Justicia, Guillermo Montenegro; el secretario general Marcos Peña, el de Medios, Miguel de Godoy, y la vicejefa de Gobierno, María Eugenia Vidal. También estuvo el ex legislador Daniel Amoroso, que ya no forma parte del PRO, pero siempre fue muy cercano a Ritondo. Macri no fue de la partida, pero habló en un video, en el que dijo que “el Cristian Ritondo de hoy es el mejor que he conocido”.

Sus contrincantes para suceder a Macri también se hicieron presentes, con la excepción de Michetti –de viaje en San Luis–, quien le mandó una carta. “Sabé que hasta en Mataderos te voy a ganar, cuando sepan que pasé allí parte de mi infancia”, le dijo en la misiva. En la misma carta, Michetti aclaró que era una broma (hasta ahora, no anunció si se presentará como precandidata a jefa de Gobierno, aunque todo indica que lo hará). Santilli también tuvo un mensaje para su contrincante, en dialogo con Página/12: “El PRO es un partido abierto y democrático: hoy vinimos todos los competidores de Cristian, lo que indica que estamos en una nueva forma de hacer política... ¡y le voy a ganar en toda la Ciudad!”, remató, entre risas. “Estoy acompañando a un gran amigo y un gran compañero de trabajo. Sólo nos diferencia el fútbol”, sostuvo Rodríguez Larreta, un sufrido hincha de Racing.

De fondo, sonaba un tema de Sumo. Como en todos los actos del PRO, el rock fue la música predilecta –no se privaron ni de pasar a Fito Páez–, aunque para ingresar Ritondo eligió “La ciudad de la furia”, de Soda Stereo. Antes, un video lo presentó, en el que hablaron bien de él tanto el massista Diego Kravetz como la lilita Paula Oliveto. Y remató Macri, que dijo: “Busca realmente crear consensos de la mejor manera posible”.

Ritondo entró de la mano de su esposa –más tarde les haría un guiño a sus hijos, que se dedicaban a reventar globos durante su discurso– y quedó inmerso en una lluvia de papel picado de colores. La multitud revoleó las remeras amarillas y lo vivó. No hubo, ni allí ni al final, un candidato bailando como ocurre con Macri en las elecciones.

“Quiero agradecer a los otros candidatos. El que gane conducirá al PRO a la victoria y el resto lo acompañaremos”, sostuvo un Ritondo muy serio y circunspecto. “Estoy dispuesto a asumir la responsabilidad de ir a las internas abiertas y obligatorias para ser jefe de Gobierno”, aseguró y recibió la primera salva de aplausos. Desde el público, el ex jefe de la SIDE durante el duhaldismo Miguel Angel Toma lo escuchaba complacido.

“Cuando nos sumamos al PRO, no traicionamos nuestro origen, la Ciudad con la que sueño tiene una cuestión sine qua non: que Mauricio Macri sea el presidente de la Nación”, lanzó Ritondo. “A la droga vamos a combatirla: cuando Macri sea presidente desde la Sedronar no van a decir que el Estado retiró seguridad de donde había droga”, lanzó. “El capitalismo no es bueno ni malo. Queremos que la Argentina se vuelva a insertar en el mundo”, consideró Ritondo. “Sueño con convertir a Buenos Aires en una familia de nuevo, donde otra vez las plazas estén sin rejas y la gente no tenga miedo. Son los delincuentes los que van a tener miedo”, dijo el precandidato a jefe de Gobierno.

Sobre el cierre (“En el PRO aprendí a no ser muy largo”, aclaró), Ritondo dijo que “la gestión no debe ser como el cine en continuado, donde cuando uno llega comienza de nuevo. Queremos ser los herederos de Macri”. Luego se sacó fotos con sus contrincantes Santilli y Larreta, a pura sonrisa, aunque todos saben que de los cuatro sólo puede quedar uno.

Compartir: 

Twitter
 

Cristian Ritondo junto a su mujer y a Guillermo Montenegro en la presentación realizada en Parque Norte.
Imagen: Pablo Piovano
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.