EL PAíS › EL EX NACIONAL VICENTE LOPEZ

Acto por la memoria

 Por Gustavo Veiga

Quince estudiantes desaparecidos del ex Colegio Nacional de Vicente López fueron homenajeados ayer con la colocación de tres baldosones de ferrite y cemento que llevan sus nombres, en la esquina de Agustín Alvarez y el pasaje Edison, una zona de casas bajas, a media cuadra de la avenida Maipú. El 23 de octubre no resultó elegido por azar para organizar la jornada recordatoria. Una noche de hace 38 años secuestraron a cuatro alumnos que cursaban en esa secundaria, que hoy es la Escuela Media Nº 6.

El concurrido acto por la memoria tuvo varios oradores, números artísticos y la presencia de autoridades educativas de la zona norte, familiares de los estudiantes desaparecidos, militantes, vecinos y algunos concejales del distrito.

Carlos Hernández sintetizó el espíritu de la jornada. Integrante del espacio Baldosas por la memoria, ofició de albañil y selló las pesadas piezas de cemento sobre la vereda, no sin antes dar un breve discurso, en el que se despidió con un “hasta la victoria siempre, por nuestros compañeros”. Antes habían hablado la inspectora jefa de la región 6ª, Claudia Betancur, y la asesora de la Dirección Provincial de Educación Secundaria Graciela Tolosa. Las acompañaban Roberto Rosemblum, director del Instituto Superior de Formación Docente 52 de San Isidro, la inspectora de Educación Superior Alejandra Arabi y la coordinadora de Políticas Socioeducativas de Vicente López, Soledad Nocito.

Entre palabras de evocación y adhesiones leídas por los conductores del acto, tocó la orquesta infanto-juvenil de la Escuela San Isidro, habló Eric Domergue, hermano menor de Ives, un joven francés desaparecido durante la dictadura cívico-militar, y así, entre testimonios y grupos musicales, se desarrolló la VIII Jornada por la Memoria de los Estudiantes De-saparecidos del Colegio Nacional de Vicente López convocada por el Instituto Superior de Formación Docente Nº 39.

El instante más emotivo, como era esperable, fue cuando se colocaron los tres baldosones. Dos con los quince nombres de los alumnos y el restante con la inscripción “Militantes populares detenidos, desaparecidos y asesinados por el Terrorismo de Estado. Barrios por Memoria y Justicia. Zona Norte”. La lista de los estudiantes desaparecidos quedó grabada sobre la vereda junto a la puerta de la Escuela 6: Gerardo Szerzon, Liliana Beatriz Caimi, Eduardo Muñiz, María Zimmermann, Leonora Zimmermann, Pablo Fernández Meijide, Leticia Veraldi, Gabriela Pettachiola Conti, Eduardo Degregori, Gloria Kehoe Wilson, Martín Belaustegui, Patricia Parreira, José Francisco Flores, Valeria Dixon y Gladys Caudet. Nueve mujeres y seis hombres.

Pablo Llonto, el abogado de la querella, estuvo presente y dijo que “a la causa de las desapariciones del colegio sólo le falta el testimonio de un ex alumno que vive en Europa y que la jueza federal Alicia Vence llame a indagatoria a los responsables del centro clandestino de detención que funcionó en Campo de Mayo, que tenía jurisdicción sobre Vicente López”.

En un ambiente donde se unieron jóvenes estudiantes de la Escuela 6 con abuelas, abuelos y ex militantes setentistas, la jornada cerró con Miss Bolivia, mezcla de cumbia, reggae y hip hop, que combinó en la medida justa sus canciones antisistema con el espíritu de la recordación.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.