EL PAíS › SCIOLI Y RANDAZZO HICIERON CAMPAñA Y APOYARON A SUS CANDIDATOS

La interna del FpV en Río Negro

Enfrentados de cara a las PASO, el ministro de Transporte y el gobernador bonaerense pasaron por la provincia. Randazzo y Soria se respaldaron mutuamente, mientras Scioil se mostró con Pichetto y también con el intendente de General Roca.

 Por Nicolás Lantos

En Río Negro se celebra la Fiesta Nacional de la Manzana, pero esta vez no hubo discordia: dos candidatos presidenciales y dos candidatos a gobernador del Frente para la Victoria coincidieron en la localidad de General Roca y, aunque todos mostraron su juego de cara a las elecciones por venir, reinó la paz. El gobernador bonaerense, Daniel Scioli, y el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, viajaron en las últimas horas a la Patagonia, con la excusa de la tradicional y frutal festividad. Allí fueron recibidos por el intendente local, Martín Soria, hijo del fallecido ex gobernador Carlos Soria y aspirante a la provincia, que tuvo foto con los dos, aunque manifestó su preferencia por Randazzo en la interna. Scioli, además, tuvo encuentro con el presidente del bloque de senadores nacionales del oficialismo, Miguel Angel Pichetto, que también quiere gobernar el distrito. De cara a las PASO, donde los cuatro dirimirán sus aspiraciones, ayer se alternaron gestos de posicionamiento con mensajes de unidad.

Una alianza sellada

“Es un amigo, un ministro de la Nación, ojalá que sea el próximo presidente de todos los argentinos”, lo presentó Soria a Randazzo cuando arribó al lugar, ayer por la mañana. El gesto fue rápidamente retribuido: “Me encantaría que Martín pueda ser gobernador”, manifestó, a su turno, el funcionario. De esta forma quedó sellada la alianza entre ambos dirigentes de cara a las primarias de agosto. Junto a ellos estaba el intendente de Berazategui y precandidato a gobernador bonaerense, Patricio Mussi, que es compañero de Soria en el espacio Los Oktubres, junto a otros jefes comunales Sub-40 de todo el país, y que lentamente empiezan a decantarse a favor de Randazzo en la interna presidencial, aunque aún no ha habido anuncios.

“Nuestro ministro es una persona, como nos gustaba con el Gringo, de acción, de gestión, de meterle muchísimas horas de trabajo, de transformar esa idea de la buena política, la que sirve para transformar la realidad de los vecinos y cambiar las cosas”, dijo Soria, recordando a su padre. “Randazzo está aquí en Roca saldando una deuda con mi viejo al venir a acompañarnos en esta nueva edición de la Fiesta Nacional de la Manzana”, agregó, antes de entregarle una plaqueta de visitante ilustre realizada con retazos del aluminio con el que se hizo el monumento con la forma de esa fruta que caracteriza a la ciudad.

Por su parte, Randazzo dijo que Soria hijo “tiene todas las condiciones” para ser el próximo gobernador de Río Negro, porque “se ha formado en la militancia política, entendiendo que la política es como una herramienta de transformación, que desde la política se debe respetar el poder popular” y porque “es un hombre que cree en la gestión, porque eso lo ha visto de su padre”. Por último, agregó: “Yo sueño con una Argentina que tenga dirigentes como Martín Soria, que de ninguna manera implica una descalificación a quien en realidad es un amigo mío como Miguel Pichetto”.

Dos son compañía

Por la tarde fue el turno de Scioli, que llegó acompañado por el senador, uno de los primeros dirigentes de primera línea del peronismo en apostar por su precandidatura, a fines de 2013, y que ayer volvió a manifestar su preferencia: “Estoy convencido de que Daniel es el hombre indicado para conducir la Argentina en los próximos años”, dijo Pichetto, ratificando su alineamiento con el bonaerense, que en privado también se comprometió a acompañarlo en la campaña provincial.

Sin embargo, fiel a su estilo, el bonaerense se mostró ayer junto con los dos aspirantes a la gobernación. “Se necesita la unidad ante todo y cambiar la ‘o’ por la ‘y’: es Pichetto y Soria, es el campo y la industria, son los empresarios y los trabajadores, es la Argentina y el mundo”, dijo, evitando la polémica y mostrándose por encima de las internas.

Además de encontrarse con Soria y Pichetto, Scioli también participó de un encuentro del Consejo Justicialista de la provincia de Río Negro, con la presencia de jefes comunales, concejales y referentes del peronismo de ese distrito. En ese sentido, destacó la necesidad de mantener “un gran espíritu de unidad en este contexto político” de importantes “desafíos” y celebró la “reunión entre compañeros” que permitió unir a los dos precandidatos a gobernador en un mismo lugar.

El jefe de la bancada oficialista en el Senado y el intendente de General Roca competirán entre sí en las PASO de agosto. El ganador tendrá una misión difícil: recuperar para el peronismo una provincia que les llevó casi tres décadas conquistar y luego se perdió en cuestión de meses. En 2011, Carlos Soria pudo quebrar la hegemonía radical que se mantenía desde 1983, pero veinte días más tarde fue asesinado por su mujer Susana Freydoz. En su lugar quedó el actual gobernador, Alberto Weretilnek, un dirigente con origen en el Frepaso que, poco más tarde, terminó por concretar su pase al Frente Renovador.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador Scioli y el ministro Randazzo recorriendo la provincia.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.