EL PAíS › CéSAR MILANI SE DESPIDIó CON UN DISCURSO DE SU CARGO COMO JEFE DEL EJéRCITO

Salida y entrada en el mismo acto

Milani dijo que será juzgado por sus “camaradas” y lloró al agradecer a su familia. El nuevo jefe remarcó que este Ejército es “republicano y respetuoso de los derechos de sus compatriotas”.

En el acto de recambio del jefe del Ejército, César Milani dio un discurso de despedida en el que dijo que será juzgado por sus “camaradas” y lloró al agradecer el apoyo de su familia. El titular saliente de la fuerza habló en el Regimiento I de Infantería de Patricios durante la ceremonia de asunción de su reemplazante, Ricardo Cundom, designado tras su pedido de pase a retiro.

Milani, sobre el que pesan acusaciones por su presunta participación en la desaparición del soldado Alberto Ledo durante la dictadura y por supuesto enriquecimiento ilícito, se mostró afectado por los cuestionamientos públicos que se hicieron a su figura y expresó su “desprecio” por los que impulsaron lo que consideró una campaña mediática. “A todos aquellos que intentaron con ataques mediáticos y sistemáticos a través de calumnias e injurias que no cumpliéramos con la misión, se equivocaron. A todos ellos, mi desprecio por su accionar”, dijo en este sentido.

Bajo una lluvia fría y persistente, y frente a un auditorio en el que estaban los ministros de Defensa, Agustín Rossi, de Seguridad, María Cecilia Rodríguez, oficiales, suboficiales y tropas de las cinco armas del ejército, defendió además su gestión y sostuvo que buscó “recomponer la mística y la esencia” del Ejército.

“Me propuse hacer de este ejército un instrumento militar idóneo y eficiente. Hoy puedo decir orgulloso que he tenido el honor de conducir a 60 mil hombres que han mostrado compromiso con el cambio que les había propuesto”, sostuvo al hacer un balance de su gestión, que se extendió durante dos años. “Estoy orgulloso y contento porque mi gestión la juzgarán mis soldados, mis camaradas y mis amigos.”

La oportunidad de despedirse de la tropa y los camaradas es de rigor en los pases de mando del Ejército. El general saliente incluyó en su discurso algunos párrafos personales. Dijo que se retiraba después de 42 años y que la fuerza le permitió desarrollarse “no sólo como profesional, sino como persona”. También mencionó a su familia. “A mi esposa Ana y a mis hijos Anita, Julieta, César y Agustín, por toda la vida, por su cariño y comprensión de siempre”, les agradeció con la voz quebrada.

Luego de la despedida al jefe saliente, fueron leídos los antecedentes militares de Cundom, que tras ser impuesto en el cargo por el ministro de Defensa Rossi también subió al atril para decir unas palabras.

El general, al igual que lo había hecho Milani, agradeció a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y remarcó que este Ejército es “republicano, subordinado al orden constitucional y respetuoso de los derechos de sus compatriotas”.

“Este es un ejército democrático, que refleja los valores de la sociedad, a la que sirve en su diversidad y pluralidad”, añadió.

Cundom aseguró que tomaba “esta responsabilidad con la misma pasión que aquel joven que eligió servir a la patria como soldado, con la misma decisión con la que partí a defender nuestras tierras en Malvinas y la misma entrega con la que me desempeñé en cada uno de los cargos que me tocaron en mi carrera militar”.

La ceremonia concluyó con otro gesto de protocolo, la entrega de la bandera izada durante el acto del general saliente a entrante, y un desfile militar. Luego del cierre, el ministro de Defensa indicó que Cundom “venía desempeñándose como comandante de Operaciones de las Fuerzas Armadas y en esa función fue responsable de todas las acciones que llevaron adelante las fuerzas: dos campañas antárticas, la participación en Haití y Chipre de las misiones de paz, los cascos azules y las emergencias climáticas”.

El ministro remarcó que “las directrices” del Poder Ejecutivo para el nuevo jefe del Ejército “seguirán siendo las mismas”, aunque “obviamente, cada uno le impone a su gestión su impronta, así que a las líneas generales que venían siendo marcadas, habrá que incluir los objetivos propios del general Cundom”.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro Agustín Rossi entre el saliente jefe del Ejército, César Milani, y su reemplazante, Ricardo Cundom.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.