EL PAíS › LA GOBERNADORA ELECTA DE TIERRA DEL FUEGO, ROSANA BERTONE, DEL FRENTE PARA LA VICTORIA

“Es un apoyo claro a favor del modelo”

En diálogo con Página/12, Bertone dice que la pluralidad del FpV le permitió ganar la elección y asegura que las prioridades de su gestión serán la salud y la educación.

 Por Julián Bruschtein

“El equipo que encabezamos junto con Juan Carlos Arcando tiene como objetivo ser quienes gobernemos para la salud y la educación. Dos grandes déficit que tiene nuestra provincia.” Con la victoria en las urnas todavía fresca, la gobernadora electa de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, del Frente para la Victoria (FpV), dialogó con Página/12 y mostró parte de los ejes que piensa poner en práctica en su gestión. “Pertenecemos a una comunidad pequeña en la que las divisiones, que quizá se han planteado en el pasado, ya no pueden funcionar”, señaló sobre el sello que quiere imprimir a su gestión y destacó que “gracias a profundizar la pluralidad del FpV” se logró llegar a la gobernación.

–¿Se sentía más segura esta vez al acercarse el ballottage, después de las dos veces anteriores en que había ganado en primera vuelta y luego se había dado vuelta el resultado?

–Tratamos de revertir esa situación, ese mito, porque en realidad no se dio solamente conmigo, sino también se ha dado con otros gobernadores. Y nos propusimos comprometer a otros espacios políticos, pero no desde la claudicación de los ideales o las convicciones, sino desde la adhesión a nuestra plataforma electoral, a nuestro plan de obras públicas, y al acta compromiso que suscribimos con el gobernador bonaerense Daniel Scioli como candidato a presidente. Esto hizo que se acercaran muchos sectores que incluso tienen diferencias ideológicas pero que comparten la visión de que éste es un modelo de inclusión y de trabajo que hay que seguir desarrollando en Tierra del Fuego. El otro modelo es la derecha, (el candidato presidencial del PRO, Mauricio) Macri, que no garantiza la industria y que incluso habla de quitar la sustitución de importaciones. Esto hizo que sectores muy distintos como la CTA, el sindicato de comercio, la Uocra, las cámaras de comercio de Ushuaia, de Río Grande y parte del Mopof, como el senador Jorge Garramuño, participen de nuestra propuesta.

–¿El FpV mostró su carácter plural para ganar las elecciones? Río Grande es de Forja y Ushuaia y Tolhuin tienen un carácter más peronista. ¿Es una de las fortalezas de su elección?

–Por supuesto, fundamentalmente apuntando a la unidad de todos los espacios del FpV, de sectores como Forja, como el dirigente Osvaldo López, que es de (Martín) Sabbatella, nos apoyó en el ballottage después de haber sido candidato. Muchos espacios políticos son los que confluyen y que han garantizado este triunfo. Y a diferencia de las otras elecciones podemos decir que ayudó haber llevado candidatos a las intendencias de las tres ciudades, porque nos posicionó mucho mejor para traccionar muchos más votos. Pertenecemos a una comunidad pequeña, donde situaciones de este tipo, de divisiones, que quizá se han planteado en Tierra del Fuego en el pasado, ya no pueden funcionar.

–¿Cuál es el sello que quiere imprimirle a su gobernación cuando asuma el 10 de diciembre?

–El objetivo del equipo que encabezamos junto con el Juan Carlos Arcando es ser quienes gobernemos para la salud y la educación. Dos grandes déficit que tiene nuestra provincia porque, si bien se ha avanzado mucho en todo lo que tiene que ver con el trabajo, la generación de ingreso y la movilidad social, al haber tanto crecimiento poblacional y no haber mejorado los servicios, los hospitales están como hace 20 o 30 años. Tenemos que aumentar los días de clase, porque en esta provincia hay un crecimiento de la educación privada en detrimento de la pública, porque tenemos muchos problemas con los paros. Este es el gran desafío que tenemos: poder avanzar en estos dos temas que para nosotros son prioritarios.

–¿Qué dimensión política adquiere que el FpV se haya quedado con los tres distritos más importantes de la provincia?

–Es un desafío inmenso, no hay excusas para no poder gestionar. Cuando la gestión se hace en equipo, como en este caso en el que tenemos concejales y mayoría legislativa, y quizá la posibilidad de que Scioli sea electo presidente de la Nación, se agiliza la llegada de ese trabajo a la gente.

–¿La provincia tuvo una expresión en las urnas a favor de darles continuidad a las políticas del gobierno nacional?

–Bueno, Macri apoyaba a Sciurano y el intendente de Ushuaia decía que lo iba a votar a Sanz. El PRO tenía su candidato en Ushuaia también e hicieron campaña diciendo: el PRO o La Cámpora. Al FpV lo eligieron en todos los estamentos, porque incluso para la Legislatura ganamos ocho representantes de 15. Y en Tolhuin las cinco bancas fueron para nuestra expresión política. Se trató de un apoyo claro a favor de la continuidad del modelo iniciado en el 2003.

Compartir: 

Twitter
 

“El otro modelo es la derecha, Macri”, distinguió Bertone.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.