EL PAIS › UN MUY LENTO ESCRUTINIO PROVISORIO DIO UNA TENDENCIA “IRREVERSIBLE” A FAVOR DE MANZUR, PERO CANO NO LO RECONOCIO

Una diferencia “provisoria” de 14 puntos

Contabilizado el 81 por ciento de las mesas, el escrutinio provisorio confirmó el triunfo de Manzur. El radical Cano siguió reclamando la apertura de todas las urnas. Un cacerolazo de protesta terminó anoche con represión.

 Por Miguel Jorquera

Desde San Miguel de Tucumán

Con la salida del sol, todo empezó a verse más claro en Tucumán tras el lento escrutinio provisorio que le dio el triunfo al candidato del Frente por la Victoria, Juan Manzur, como gobernador electo de la provincia, con 14 puntos –unos 100 mil votos– de diferencia sobre su principal adversario, el radical José Cano, que encabezó la alianza Acuerdo para el Bicentenario, un conglomerado que reunió a la UCR, PJ disidente, PRO, FR y Progresistas. “Si la oposición y la Junta Electoral quieren abrir todas las urnas, que las abran”, dijo el gobernador saliente, José Alperovich, en una rueda de prensa junto a Manzur en el Salón Blanco de la casa de gobierno, desde donde reclamó a la oposición que admita la derrota electoral de igual forma que el oficialismo reconoce la victoria opositora en San Miguel y otros tres poblados municipios tucumanos. En tanto, Cano insistió en sus denuncias sobre un supuesto fraude, como lo hizo hasta la madrugada del lunes en la puerta de la sede de la Junta Electoral, aunque nunca se adjudicó el triunfo. Desde las redes sociales se fogoneó a un cacerolazo en la Plaza Independencia frente a la casa de gobierno que culminó anoche en una represión policial (ver aparte).

El escrutinio provisorio –que se detuvo en el 81,5 del total de las mesas– arrojó el 54,4 por ciento para Manzur y el 40,7 para Cano, mientras el resto de los otros cinco candidatos sumaron apenas el 4,8 por ciento. El escrutinio definitivo comenzará hoy por la tarde y por las 641 urnas todavía no contabilizadas por problemas de información incompleta o que han sido observadas, aunque el presidente de la Corte Suprema y de la Junta Electoral, Antonio Gandur, sostuvo que sólo se abrirán las urnas que tengan inconvenientes. Mientras, oficialistas y opositores coinciden que hay que realizar elecciones complementarias en las tres localidades donde los incidentes entre fiscales de distintas facciones durante el recuento terminaron con 42 urnas quemadas.

Alperovich, junto a Manzur y su compañero de fórmula Osvaldo Jaldo, ofrecieron una conferencia de prensa pasado el mediodía para ratificar “la tendencia irreversible” que le daba la victoria al actual vicegobernador. “Como gobernador quiero llevar tranquilidad a todos los tucumanos. Nosotros admitimos que perdimos las intendencias de San Miguel de Tucumán, Concepción, Bella Vista y Yerba Buena. Y por eso, me pongo a disposición de esos futuros intendentes”, sostuvo el gobernador que reclamó a la oposición igual comportamiento para reconocer la derrota.

De acuerdo con el escrutinio provisorio, de las 19 intendencias que estaban en juego, el FpV se quedó con 9 municipios –Tafí del Valle, Aguilares y Alberdi, entre otros–, Acción Regional, una fuerza provincial cercana al oficialismo, con 5 municipios y el Acuerdo para el Bicentenario triunfó en 4 municipios, entre ellos San Miguel, aunque resignó a manos del oficialismo el tradicional bastión radical de Simoca.

“Es cierto que hubo problemas en 40 de las 3500 urnas. Esto sucedió en Los Ralos, Sargento Moya y en San Pablo; por eso, pedimos que allí se realicen elecciones complementarias”, sostuvo el mandatario tucumano y afirmó que si la Justicia Electoral quiere abrir todas las urnas “que lo haga”. Exultante, Manzur remarcó los 14 puntos de diferencia que contabilizó en “más de 100 mil votos”. Los militantes que colmaron el Salón Blanco festejaron los datos con mucho más entusiasmo que a las 2 de la mañana cuando el oficialismo provincial se adjudicó el triunfo y sólo un reducido grupo salió a celebrarlo bien avanzada la madrugada por las desiertas calles céntricas de la Capital.

Pero el reclamo del oficialismo no llegó a hasta los oídos opositores. Cano insistió ayer en distintas entrevistas en las denuncias de un supuesto “fraude” electoral, que fundamentó en que la carga informática incluía urnas cuyos telegramas tenían “serias deficiencias” de información y en los hechos de violencia, de los tampoco fue ajena la oposición. Los mismos argumentos que el candidato de Acuerdo para el Bicentenario había manifestado ante Página/12 en la madrugada del lunes a su llegada frente a la Junta Electoral, que se había instalado en la sede del Correo Argentino donde se llevaba adelante la carga de datos.

Desde allí, dirigió un mensaje a sus seguidores que bloqueaban la entrada al Correo. Cano comunicó los triunfos en San Miguel (que quedó en manos del peronista disidente Germán Alfaro, que emigró del oficialismo y se acercó al massismo), Concepción, Bella Vista y Yerba Buena, llamó “a cuidar los votos” y reclamó “la apertura de todas las urnas”. Pero nunca arriesgó pronunciarse sobre un triunfo suyo a nivel provincial. Algo que sí coreaban sus seguidores, un poco más de un centenar de personas identificadas con banderas radicales y de La Bancaria, el gremio que aportó gran parte de la logística a la campaña electoral de Cano.

Aunque los abogados del frente opositor presentaron por escrito ante la Junta Electoral los reclamos formulados por la alianza opositora, los mismos no lograron avanzar. La junta, conformada por el presidente de la Corte y una fiscal que reemplazó a los otros dos integrantes desplazados por la Justicia en la madruga del sábado previo a la elección por un reclamo opositor, rechazó el pedido de suspender el recuento provisorio. Ayer, Gandur ofreció una pequeña rueda de prensa donde marcó cómo seguiría el recuento. Allí dijo que el “escrutinio definitivo comenzará mañana (por hoy) a las 18” y el trabajo se iniciará con las 641 urnas que no fueron cargadas por “inconvenientes técnicos”, deficiencias en la falta de datos en los telegramas o que han sido observadas.

Gandur, que también es el juez que presidente de la Corte Suprema provincial, en tanto desligó a la Junta Electoral de los incidentes que terminaron con la quema de 42 urnas. También especificó que sólo se abrirán las urnas que tengan inconvenientes u observadas por algunas de las fuerzas políticas que participaron de la elección.

Compartir: 

Twitter
 

El gobernador electo, Juan Manzur, y el saliente, José Alperovich, confimaron el triunfo en una conferencia de prensa.
Imagen: Télam
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.