EL PAíS › CFK HABLó DE LA CANCELACIóN DEL BODEN 2015 Y DEL DESENDEUDAMIENTO

“Quieren asustar para ajustar”

Al inaugurar obras ferroviarias y viales, la Presidenta dijo que “el desendeudamiento permite inaugurar una etapa de crecimiento y desarrollo” y destacó los pagos que se hicieron en los últimos doce años “sin financiamiento externo”.

El Día del Camino, el aniversario de Vialidad Nacional y la inauguración de obras viales y férreas en distintas provincias fue el preámbulo para que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner hiciera mención a la infraestructura desarrollada durante los doce años de gobiernos kirchneristas y a su política de desendeudamiento –tras el default desatado por la crisis política, económica y social de 2001– “que permite inaugurar una etapa de crecimiento y desarrollo”. La Presidenta resaltó la cancelación ayer del pago de 5900 millones de dólares “tiki, tiki, uno arriba de otro”, a través del Boden 2015 que generó para postergar los pagos con los que saldó parte de la deuda externa (acumulada por otros gobiernos) y con que la Argentina cerró “el último capítulo del gran endeudamiento”. Desde Tecnópolis y en cadena nacional, CFK también remarcó que “los próximos tres gobiernos deberán pagar 80.000 millones de dólares en vencimientos”, contra 145.000 millones que se erogaron desde 2003 “sin financiamiento externo” y “con el trabajo y esfuerzo de los todos los argentinos”. Junto al gobernador bonaerense y candidato presidencial del oficialismo, Daniel Scioli, Cristina afirmó que “nadie detendrá a este proyecto de país que avanza para que los 40 millones de argentinos estén incluidos”, al tiempo que cuestionó a los que quieren “asustar para ajustar”, en caso de acceder al gobierno a partir de diciembre y exhortó a los dirigentes a pensar en “hacer crecer y a desarrollar aún más al país”.

“El desendeudamiento no es un objetivo, sino que permite inaugurar una etapa de crecimiento y desarrollo, si no, miren los números de cómo estábamos antes y cómo estamos hoy, sin haber accedido al financiamiento internacional”, sostuvo la Presidenta desde Tecnópolis tras inaugurar oficialmente y a través de videoconferencias la ampliación del cuarto carril de la avenida General Paz entre los accesos Norte y Oeste –junto al secretario de Obras Públicas José López y los intendentes Hugo Curto (Tres de Febrero) y Gabriel Katopodis (San Martín)– cuyo ensanchamiento costó 1200 millones de pesos, que requirió la reposición de nueve puentes, siete de ellos metálicos, diseñados por ingenieros argentinos y fabricados por empresas locales con el aporte económico de los usuarios viales que redundará en economía de recursos en combustibles y lubricantes.

CFK inauguró también, en el 87 aniversario de Vialidad Nacional, un tramo asfaltado de la ruta nacional 40 en el cerro Famatina, en La Rioja. Desde allí, el gobernador Beder Herrera hizo referencia al parque eólico con los que la provincia incrementó la producción de energía. Desde Santa Cruz, el ministro de Transporte, Florencio Randazzo, y la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner, pusieron en marcha los talleres que recuperarán el ramal ferroviario entre Puerto Deseado y Las Heras, desmantelado durante la dictadura y que ahora volverá a unir el patagónico puerto de aguas profundas con uno de los principales polos productivos de YPF atravesando varios pueblos de casi todo el norte santacruceño. Se trata de una obra complementaria del Belgrano Cargas, con inversiones con 2418 millones de dólares en 19 provincias: “Estos son los créditos que debemos que lograr, créditos productivos. Porque los otros, el Roca, Sarmiento... tiki, tiki”, graficó CFK sobre las inversiones para la renovación ferroviarias de las líneas metropolitanas de pasajeros en Buenos Aires.

Las referencias a las obras de infraestructura y el desendeudamiento externo no fue casual. “Argentina ha cerrado el último capítulo del gran endeudamiento argentino. Ha pagado íntegramente el Boden 2015”, dijo la Presidenta, junto al ministro de Economía Axel Kicillof. “Se emitió por primera vez en 2005”, recordó CFK sobre la deuda que se defolteó en 2001 con 152 bonos diferentes. “5900 millones de dólares que hemos pagado y no se lo hemos dejado a otros”, sentenció. También se refirió a la deuda heredada con los organismos multilaterales de crédito, así como la decisión del ex presidente Néstor Kirchner de cancelar la deuda con el FMI: “La decisión de pagarle al FMI en 2005 permitió que el país retome las decisiones soberanas en materia de política económica”, señaló.

“Nadie detendrá a este proyecto de país que avanza para que los 40 millones de argentinos estén incluidos”, agregó Cristina y destacó la necesidad de “fortalecer cada vez más el mercado interno con consumo, trabajo, infraestructura, ciencia, tecnología y desarrollo”.

“No es obra de la magia”, definió CFK para detallar el crecimiento económico propio comparado con la región, mencionó especialmente la cifra a la que se redujo la desocupación en medio de la crisis mundial y señaló los planes de ajustes y olas de despidos en aerolíneas como Air France o la petrolera Repsol para defender la nacionalización y las fuentes de trabajo de Aerolíneas Argentinas e YPF.

Desde allí, también realizó una advertencia. “Algunos tienen en la cabeza el ajuste, y como quieren ajustar, quieren asustar; ajustar y asustar van de la mano; dicen que todo está tan mal por si llegan y así pueden tener justificación para el ajuste; si hemos trabajado duro no ha sido para estar ajustando, sino para crecer y hacer desarrollar más a nuestro país”, insistió la Presidenta.

Compartir: 

Twitter
 

“Si hemos trabajado duro no ha sido para estar ajustando, sino para desarrollar más a nuestro país”, dijo CFK junto a Daniel Scioli.
Imagen: Télam
SUBNOTAS
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.