EL PAíS › ALLANAMIENTO A LOS TUITEROS

Siguen presos

El Gobierno está decidido a llevar hasta las últimas consecuencias el caso de dos jóvenes que escribieron en una cuenta de Twitter “mensajes amenazantes” en los que se hicieron pasar por terroristas islámicos. Pese a que fuentes policiales indicaban que lo más probable es que fuera “una joda”, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hizo una conferencia el fin de semana para anunciar la captura de los jóvenes. Ayer allanaron sus casas.

Los jóvenes se llaman Walter Ovejero, de 21 años, y Miguel Di Paola, de 23. La semana pasada, se los vinculó a una cuenta @HassanAbuJaaf, desde la que enviaron fotos de posibles objetivos de atentados en Buenos Aires, como un subte, el shopping del Abasto y la Casa Rosada, todos con el hashtag #PrayForArgentina (reza por Argentina). También dejaron mensajes en lenguaje arábico mal escritoy mostraron fotos de combatientes del Estado Islámico con armas.

Pese a que las fuerzas de seguridad pudieron establecer la baja seriedad de las amenazas (“dos jóvenes aburridos que no sabían qué hacer”, fue la descripción que hizo el jefe de la División Cibercrimen de la Metropolitana, Carlos Rojas), la ministra de Seguridad convocó a una conferencia de prensa y, con rostro señudo, informó sobre la desarticulación de la célula de twitteros: los habían detenido a los dos en una casa en Villa Urquiza. Estuvieron incomunicados todo el fin de semana.

“Queremos transmitirle tranquilidad a la gente y que sepa que hay un gobierno nacional, una Justicia y una policía trabajando en un solo equipo para evitar que estas cosas pasen. A los que utilizan las redes sociales para intimidar o amedrentar, sepan que los vamos a buscar uno por uno”, arremetió Bullrich.

Ayer les allanaron las casas a los dos jóvenes, a los que se investiga bajo la carátula de “intimidación pública”. La orden la dio la jueza María Romilda Servini de Cubría. Desembarcaron en la vivienda agentes de la AFI, de la división Cibercrimen de la Metropolitana, la División Antiterrorista y de Seguridad del Estado y Ciberterrorismo de la Policía Federal, además de la Brigada de Canes y Explosivos de la Superintendencia de Bomberos. Les abrió la puerta la madre de uno de los acusados. En uno de los domicilios, en Tres de Febrero encontraron dos rifles de aire comprimido, un gas pimienta y una escopeta, lo cual fue inmediatamente dado a conocer por la Policía Metropolitana. “La escopeta, por lo que entendemos, no está declarada”, indicó Rojas, de la División Cibercrimen. “Se secuestraron elementos de un rodado y computadoras. Su contenido será analizado en laboratorio, en el área de Cibercrimen”, sostuvo. La jueza Servini de Cubría pidió una pericia sobre el celular y una computadora secuestrada.

Ayer la magistrada le tomó declaración indagatoria a los dos jóvenes. Trascendió que Di Paola indicó que hizo la cuenta “para divertirse”, mientras que Ovejero negó haber escrito los tweets. Su abogado, Roberto Damboriana, pidió la excarcelación. El defensor aseguró: “No ha escrito los tuits él. No ha abierto la cuenta, no ha sido desde la computadora de mi asistido. Tendrán que dar explicaciones desde la otra parte imputada”. Damboriana cuestionó que la ministra Bullrich haya hecho una conferencia de prensa para anunciar el arresto de los dos jóvenes: “Se les ocurrió hacer una conferencia de prensa y acá vemos el resultado. Hacer una conferencia de prensa sin haber visto todo lo que estaba en el expediente y las características de las personas, fue banalizar el tema. Los presidentes reciben amenazas todos los días”.

El día de la detención, la madre de uno de los jóvenes, Nora Donda, había dejado en claro de qué se trataba el hecho: “Olvidate, es una joda”, aseguró. “Es una irresponsabilidad de dos estúpidos que no tenían nada que hacer. Esto es una payasada, por Dios, es lamentable que pierda tiempo gente de la seguridad en estos dos pibes que no tienen nada que ver”, indicó la madre, quien descartó cualquier vinculación con grupos islámicos o cualquier otro tipo de organizaciones: “Mi hijo está todo el día jugando al GTA”, dijo sobre el juego de PlayStation Grand Theft Auto. “Si lo viera, le diría que es un pelotudo”, indicó la madre.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.