EL PAíS › EL TRIBUNAL ORAL DE LA PLATA SE PRONUNCIA HOY SOBRE LA PRISION DOMICILIARIA DE ETCHECOLATZ

Un represor que acumuló reservas

Los organismos de derechos humanos sospechan que los datos de la historia clínica fueron falseados. Justo antes de iniciar su huelga de hambre pesaba más de diez kilos que lo usual. Fue llevado a un hospital, donde dijeron que no ameritaba internarlo.

El Tribunal Oral Federal 1 de La Plata se pronunciará hoy sobre el pedido de arresto domiciliario del ex comisario Miguel Etchecolatz, con seis condenas por delitos de lesa humanidad. Organismos de derechos humanos y organizaciones sociales se concentrarán a las 9.30 frente al tribunal en 4 y 51 para rechazar la posible salida del principal sospechoso de la desaparición de Jorge Julio López en 2006. Ante un eventual pronunciamiento a favor del genocida, la medida no se hará efectiva de inmediato por sus procesamientos en primera instancia: el juez Ernesto Kreplac le negó ese beneficio, que su defensa podrá apelar ante la Cámara Federal. Abogados de los organismos, en tanto, pedirán que se investigue un llamativo aumento de peso que surge del legajo elaborado por el Servicio Penitenciario Federal: mientras en abril pesaba 67 kilos, el 25 de julio cuando en teoría comenzó una huelga de hambre había aumentado a 73, que una semana después –por la medida de fuerza voluntaria– disminuyeron a 66 kilos.

El 22 de julio, pese a que dos dictámenes del Cuerpo Médico Forense confirmaron que las patologías de Etchecolatz pueden tratarse en el Hospital Penitenciario de Ezeiza, Germán Castelli y Jorge Michelle (subrogantes en el TOF1) votaron a favor de concederle el arresto domiciliario por su 87 años, su hipertensión arterial y los riesgos de un accidente cerebrovascular. Roberto Lemos Arias, en disidencia, entendió que su alojamiento en Ezeiza no conduce “indefectiblemente a un agravamiento de su estado de salud” ni implica” un trato degradante o inhumano”. Presenta “incuestionables problemas de salud con independencia que el informe de los peritos oficiales y de parte no los hayan verificado”, fue el antológico argumento de Castelli. La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo llamó para acusar recibo de la notificación y hacerle saber que “de concretarse el arresto domiciliario concedido cumplirá con lo ordenado”, dejó constancia el juez.

El lunes 25 Etchecolatz informó que iniciaba una huelga de hambre. “No recibo justicia, soy una víctima (...) Se atropella el derecho a la atención de la salud y la vida. Señores jueces: ¿Por qué esta abominable ignominia? En este país donde cuidamos en no abofetear a un hombre (sic), hoy se abofetea a nuestra Carta Magna”, escribió el ex dueño de vidas y muertes del circuito Camps.

El jueves llamó al tribunal, dijo que había bajado cuatro kilos y pidió el traslado a una clínica de Monte Grande. Dijo que se negaba a pisar el hospital de Ezeiza porque había recibido amenazas. El viernes Kreplac le negó el arresto domiciliario y dispuso, por consejo de los peritos oficiales, su internación en un hospital extramuros. De los exámenes realizados el día anterior había surgido que Etchecolatz simuló un cuadro más grave del que padece. El mismo día fue trasladado a la clínica de Monte Grande, donde corroboraron que estaba estabilizado y que no ameritaba su internación.

El pronunciamiento de hoy será en el mismo TOF1 pero en tres causas por las que no se pronunció antes. Si Castelli y Lemos Arias mantienen sus posiciones, el voto definitorio será el de Alejandro Smoris. En la causa en que Castelli se excusó por su amistad con un imputado también deberá votar Nelson Jarazo.

Los organismos de derechos humanos pedirán que se investigue el rol del SPF en la estrategia de victimización de Etchecolatz. Según los médicos penitenciarios pesaba 73 kilos cuando comenzó la huelga de hambre. Sin embargo, un informe del Cuerpo Médico Forense de mediados abril consigna que entonces pesaba 67 kilos. “Ante la posibilidad de que los médicos penitenciarios, que dependen del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, hayan falseado datos para beneficiar la situación y el reclamo de Etchecolatz, las querellas realizaremos las correspondientes denuncias y planteos penales”, anunció la abogada Guadalupe Godoy.

Compartir: 

Twitter
 

El represor Miguel Etchecolatz acumula seis condenas por delitos de lesa humanidad.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.