EL PAíS › ALBERTO RODRIGUEZ SAA DA MARCHA ATRAS CON EL ESTATUTO DOCENTE

Con el Gobierno como mediador

En una reunión con el titular de Interior, Aníbal Fernández, el puntano se comprometió a retrotraer la situación. Posible renuncia.

 Por Eduardo Tagliaferro

Los estrategas militares suelen repetir que siempre hay que dejarle al enemigo una vía de escape, un puente de plata. En política el puente es el diálogo, la negociación. Ese camino fue recorrido ayer en uno y otro sentido en la Casa Rosada para destrabar el conflicto que enfrenta a gran parte de la población puntana con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá. El negociador del gobierno nacional fue el ministro del Interior, Aníbal Fernández. Primero ingresaron a su despacho los integrantes de la denominada Multisectorial puntana. Luego Rodríguez Saá. Frente a los medios, la Multisectorial dobló su apuesta y convocó a una marcha masiva para el próximo jueves. El gobernador se avino a participar de una pequeña rueda de prensa con Fernández. Allí el ministro dijo que el conflicto docente volvía a la situación anterior a la derogación del estatuto. También resaltó la voluntad de Rodríguez Saá de hacer gestiones para destrabar el diferendo por la existencia de dos administraciones municipales. Lejos de la Rosada y de las negociaciones, en San Luis, una numerosa caravana de vehículos hacía escuchar sus bocinas frente a la casa de gobierno local reclamando la renuncia de Alberto Rodríguez Saá.
De esta manera se ponía fin a un día en el que la versión de la probable renuncia del gobernador puntano había sido moneda corriente. “No hay intervenciones hasta que se producen”, comentó a este diario, a primera hora de la mañana, un ministro nacional. La frase resalta que las puertas al remedio federal no están nunca cerradas. El mismo ministro también reconoció que “hoy están dadas las condiciones para la intervención del Poder Judicial de la provincia”. Por lo pronto ya existen algunos pedidos en ese sentido y provienen del radical puntano Jorge Agúndez.
Durante toda la jornada de ayer en San Luis se especulaba con una probable renuncia de Alberto Rodríguez Saá y la asunción de su vice. Esto implicaba una convocatoria a elecciones en un plazo no mayor de tres meses. En ellas el principal candidato sería El Adolfo. “Esa versión es un disparate. No está en sus planes nada por el estilo. Se olvida de que Alberto fue votado por más del 90 por ciento de la gente”, responde a este diario, momentos antes de ingresar a la Casa Rosada, un estrecho colaborador del gobernador puntano.
La semana pasada el gobierno nacional había definido con la Ctera tres puntos básicos para una negociación en el conflicto de San Luis. Entre ellas se encontraba la marcha atrás con la derogación del estatuto del sector. Ayer, Rodríguez Saá se comprometió a llevar adelante este punto con el ministro del Interior. En la actual circunstancia el gesto aparece como insuficiente para que el gremio puntano de ASDE levante el paro por tiempo indeterminado votado en las asambleas del último sábado.
Igualmente, el ministro Fernández se comunicó con su par de Educación, Daniel Filmus, para entablar un diálogo con Ctera. Aunque se trata de conformar una comisión mixta entre el gobierno nacional, el gremio, los docentes puntanos y el gobierno de los Rodríguez Saá, en la Rosada no pasa desapercibido que la Ctera estudia una jornada nacional de solidaridad con sus pares de San Luis. Durante los últimos días, Filmus se encargó de señalar que luego de la brutal represión y “hasta que no aparezcan los responsables”, no están dadas las condiciones para conformar ninguna mesa de negociaciones.
“Hemos abierto una vía directa de diálogo con el gobierno nacional para hacerle llegar las denuncias por violaciones a los derechos humanos y por enriquecimiento que pesan sobre los Rodríguez Saá”, comentó un miembro de la Multisectorial ante la prensa al retirarse del encuentro con el ministro del Interior. También puso en claro que “aportarán elementos concretos” al gobierno nacional. El miembro de la Multisectorial dijo que Aníbal Fernández insistió en señalar “que el gobierno nacional no tiene vocación intervencionista”. Sin embargo, se preocupó de subrayar que “en el caso de Santiago del Estero también dijeron lo mismo”. En el gobierno nacional insisten en señalar que las comparaciones en este caso serían equivocadas. Aunque no lo digan en voz alta, tanto en la Rosada como entre el amplio espectro opositor puntano, todos temen el poder de los votos de los Rodríguez Saá. Por algo ayer en San Luis aparecieron volantes de una autodenominada “Agrupación San Luis” que convoca a “respaldar al gobernador elegido democráticamente”. Algo que se espera que ocurra hoy con una manifestación frente a la sede gubernamental. De esa marcha participarán también sectores del justicialismo local. Antes, a las 10 de la mañana, la oposición convocó a realizar un abrazo a la Casa de Gobierno. Aparece lejano, pero el diálogo irrumpió en escena. Claro que los Rodríguez Saá dieron marcha atrás y la Multisectorial un paso al frente.

Compartir: 

Twitter
 

Alberto Rodríguez Saá tuvo una reunión con Aníbal Fernández, ministro del Interior de la Nación.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.