EL PAíS

Caras viejas en el Senado

El Gobierno no tendrá problemas en la Cámara alta, pero habrá que ver gente inesperada. Por ejemplo, a Carlos Menem.

En 2001 se renovó la totalidad del Senado, por primera vez por el voto directo, lo que terminó con las negociaciones en las legislaturas provinciales. Por eso fue moneda corriente que los senadores electos en el 2001 destacaran los cambios hablando del “nuevo Senado”. Después del 10 de diciembre, entre los mármoles de los pasillos y en el recinto, se podrá ver y quizás escuchar a Carlos Menem, a Adolfo Rodríguez Saá, a Hilda “Chiche” Duhalde. Convivirán con Julio Miranda, Ramón Saadi, Rubén Marín, Carlos Reutemann. No continuará con su mandato el misionero Ramón Puerta.
Desde la reforma constitucional del ’94, Pacto de Olivos mediante, las veinticuatro provincias eligen 3 senadores, dos por la mayoría y uno por la minoría. Basta un solo voto de diferencia para conseguir una banca más. Después del sorteo original de 2001, que estableció la duración de cada mandato, el cuerpo se renueva por tercios. Las ocho provincias que en esta ocasión eligen senadores son Buenos Aires, La Rioja, Santa Cruz, San Luis, Jujuy, Formosa, Misiones y San Juan.
Buenos Aires, el mayor distrito electoral, es la madre de las batallas políticas y el escenario simbólico por excelencia en el que confrontan el kirchnerismo y el duhaldismo. Más allá de los porcentajes, todos los sondeos descuentan el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner. Esto permitirá que junto a ella se siente el actual ministro de Defensa y ex médico de la familia Duhalde, José Pampuro. La duda precisamente es si Chiche, como se conoce a la ideóloga de las manzaneras, será la segunda fórmula votada por los bonaerenses. Algún altibajo en los sondeos motivó que otras candidatos redoblaran sus esfuerzos. Fue la titular del ARI, Elisa Carrió, la que días atrás dijo que se abría una puerta para que no todo fuera peronismo en la representación de Buenos Aires. “Con una ayuda de los bonaerenses, sentaremos a Marta Maffei como senadora”, dijo Carrió. El panorama indica que el eterno bronceado de Antonio Cafiero ya no se verá en su banca de primera fila del recinto. Con la casi segura derrota del duhaldismo, también se ausentará la blonda Mabel Müller.
Más incierto es el resultado en La Rioja. Sin mayor puntillosidad que la de vaticinar la mayoría y la minoría, los encuestadores afirman que el gobernador Angel Maza se impondrá a Menem, que no es lo mismo que decir que triunfará por sobre el menemismo, ya que en tierra del Chacho Peñaloza bien podría decirse que menemistas son todos. Si luego de electo, Maza no renuncia a su banca para completar su mandato de gobernador, compartirá recinto con Carlos I de Anillaco, su ex padrino político. No será la única creación de Menem que se las verá con su autor. De ello podrían dar fe Reutemann y el propio Daniel Scioli.
En Santa Cruz nada parece complicar el triunfo del kirchnerismo, que convertirá en senadora a la hermana Alicia y a Nicolás Fernández. Por la minoría llegará el radical Freddy Martínez, que supo imponerse a Alicia Kirchner cuando los santacruceños eligieron intendente para Río Gallegos.
En Misiones, las elecciones por fuera de la estructura partidaria, traiciones, coaliciones cambiantes, frentes y otras yerbas son la moneda corriente, más en el peronismo que en el radicalismo. Lo cierto es que además de Puerta, abandonará la Cámara alta el histórico del radicalismo Mario Losada. La norteña Jujuy, donde gobierna Eduardo Fellner, pondrá sobre la mesa la flacura radical que siguió al estallido del 2001. En la actualidad, los radicales tienen dos senadores por Jujuy y los peronistas uno. La proporción se invertirá en octubre. El peronismo volverá a ubicar a Guillermo Jenefes y sumará a Liliana Fellner, hermana del gobernador. A pesar de perder una banca por Jujuy, los radicales volverán a sentar a Gerardo Morales. En San Luis no serán muchas las sorpresas. Los hermanos Rodríguez Saá continuarán con su predominio. Tendrán la mayoría y dos senadores. El efímero Adolfo ahora será senador y el kirchnerismo tendrá la de la minoría. Con el ascendente de Gildo Insfrán los kirchneristas seimpondrán en Formosa, aunque en esta ocasión desde el aparato formal del PJ. Continuará en su banca Miguel Mayans y los radicales apuntan a lograr la banca por la minoría. En San Juan todo continuará igual. El peso del kirchnerista José Luis Gioja volverá a lograr dos bancas y la minoría será para la Cruzada Renovadora, que en este momento tiene sentada a Nancy Avelín como senadora nacional.
No muchas sorpresas para una cámara que supo ser la preferida por el oficialismo cuando tuvo que elegir dónde iniciar los trámites parlamentarios de sus iniciativas. Una cámara donde todo aparece en una dimensión previsible y lógica si el diálogo con los gobernadores no sufre alteraciones. Al desmentir su interés por algún cargo electivo, Carlos Menem dijo que quien fue Papa no puede ser obispo. Pero hay varios ex papas que dejarán sus vaticanos por un obispado en el Senado. Las futuras alianzas, chicanas y peleas prometen títulos catástrofe.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.