EL PAíS

Ni la vaca atada ni el puesto en una comisión clave de Diputados

En el recinto se votará hoy una propuesta K para reemplazar a la titular de la Comisión de Ganadería por Mariano West. Ayer la diputada tuvo hinchada de ruralistas, Bullrich y Cecilia Pando.

 Por Adriana Meyer

El tono que dominó la reunión de la Comisión de Agricultura y Ganadería fue de indignación y de despedida. “Estoy orgullosa de haber dicho hace tres años, cuando asumí la presidencia de esta comisión, que me sacaba la camiseta partidaria para ponerme la de Argentina, porque primero está la patria y luego el partido político”, enfatizó la cuestionada diputada santafesina María del Carmen Alarcón, a quien el oficialismo quiere sacar de la conducción de ese órgano legislativo. La solución institucional que encontraron los hombres K en Diputados fue una resolución firmada por el presidente de la Cámara baja, Alberto Balestrini, en la que propone “desafectar” a Alarcón como integrante de la comisión y poner en su reemplazo al diputado Mariano West, ex intendente de Moreno, quien hasta ahora no pertenece a ella. En la sesión de hoy, Balestrini someterá su resolución a consideración del recinto. Ayer, mientras un reducido pero ruidoso grupo de Pampa Sur protestaba con caretas de vacas y chanchos en la esquina de Riobamba y Rivadavia, en el segundo piso del Anexo se dejaron ver los principales dirigentes de las entidades rurales, la ex funcionaria Patricia Bullrich y la activista castrense Cecilia Pando de Mercado.

La esposa del mayor Rafael Mercado, pasado a retiro por la defensa de la dictadura realizada por ella, lucía una remera con la consigna “Vamos mujeres por la República!!!”. Otras señoras se quitaron sus abrigos y dejaron ver la misma sudadera. Aunque una de ellas prefirió la que decía “Menem”. Todos se ubicaron detrás de Alarcón, junto a Luciano Miguens (Sociedad Rural), Mario Llambías (CRA), Arturo Llavallol (IPCVA) y diputadas y diputados del Paufe, el partido del represor Luis Patti, y del menemismo.

Mientras Alarcón estiraba el inicio de la reunión, argumentando que necesitaba conseguir el quórum, seguían llegando apoyos y subía la temperatura de la pequeña sala. “Le he planteado (al presidente de la Cámara) que esto sólo se puede decidir en el recinto, y allí se verá si las razones invocadas justifican tal decisión, porque nosotros entendemos que una diferencia de criterio nunca puede generar una decisión de esta envergadura”, expresó el diputado de Acción por la República Guillermo Alchouron ante un público que nunca fue tan nutrido.

Los radicales Luis Borsani, Julio Martínez y Pedro Morini consideraron que la medida de correr a Alarcón de la presidencia de la comisión es “discriminatoria” y un “atropello a la voluntad popular”. Martínez lamentó que no estuviera presente ningún diputado del oficialismo “para dar la cara”. De hecho, los kirchneristas habían decidido no acudir a la cita. Marina Cassese, ex duhaldista de Peronismo Federal, pidió un “nunca más a los autoritarismos” y despidió a Alarcón con un emotivo “¡gracias María del Carmen, acá estamos para bancarte!”. La santafesina –que dirige el grupo Pampa Sur y que se enfrentó al Gobierno por sus críticas a la política de carnes– ya había anunciado que formará un monobloque con el nombre de su agrupación rural, dado que la semana pasada fue echada del bloque K. Fue el diputado PRO Hugo Martini el encargado de invocar el artículo 68 de la Constitución, según el cual “ningún miembro del Congreso puede ser molestado (...) por sus opiniones (...)”. Y le dijo a Alarcón que ella había sido “claramente molestada”.

Al cerrar la lista de oradores, la legisladora anticipó que hará su defensa “con el reglamento y la Constitución en la mano” y ratificó su alineamiento con el sector ganadero “que nunca hizo paro ni sacó el dinero del país”. Y prometió quedarse a toda costa en la comisión.

El diputado del ARI Adrián Pérez trajo la solidaridad de Elisa Carrió con Alarcón y expresó que la postura de esa fuerza no era una “defensa de la diputada, sino del respeto al funcionamiento institucional que fue avasallado una vez más por la dinámica del autoritarismo que impide el disenso”. En tal sentido, recordó lo ocurrido en la Comisión de Juicio Político con los ex diputados Ricardo Falú y Gerardo Conte Grand.

Si bien el oficialismo se mantuvo en silencio, dejó trascender que “el bloque reivindica el derecho de nominar y sustituir a los diputados de las comisiones”.

Compartir: 

Twitter
 

María del Carmen Alarcón, kirchnerista disidente, dijo: “Primero está la patria, luego el partido”.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.