EL PAíS › ARGENTINA Y URUGUAY DEFINEN SUS ESTRATEGIAS PARA LAS AUDIENCIAS

Velando las armas para La Haya

Los abogados argentinos se reunieron en la Cancillería por las papeleras. En Uruguay auguraron “buenas noticias”.

Argentina y Uruguay afinan sus estrategias para la Corte Internacional de La Haya. El equipo de abogados locales que alegará ante el tribunal para solicitarle que paralice la construcción de las papeleras se reunió ayer en la Cancillería. Los asesores trabajaron en los argumentos para las audiencias del 8 y 9 de junio, jornadas que consideran cruciales. La misma lectura sobre la importancia de la medida cautelar hacen en Montevideo, donde el jefe del grupo que representará a los uruguayos, Héctor Gros Espiell, dijo que si se resuelve detener las obras “el resto del juicio perderá sentido, se habrá acabado, porque no hay ningún inversor que espere” con la construcción paralizada “el dictamen final de la Corte durante cuatro, cinco o seis años”.

Las reuniones de trabajo en Buenos Aires fueron dos, la principal encabezada por Susana Ruiz Cerutti, directora del equipo argentino, junto a la fiscal de Estado Claudia Mizawak, el representante de Entre Ríos Juan Carlos Vega y la titular del Centro de Derechos Humanos y Ambiente (Cedha), Romina Picolotti. A ellos se unirán, en Holanda, abogados residentes en Ginebra y Londres con experiencia en tribunales internacionales.

“Lograr la medida provisional que obligue a suspender las obras no va a ser una tarea fácil, pero no seríamos razonables si denunciamos el peligro de las papeleras sin pedir que se frene su construcción”, señaló Picolotti al término del encuentro.

La Argentina ha pedido, en el escrito que presentó el mes pasado, tres medidas a La Haya:

- Que ordene al Uruguay suspender las habilitaciones otorgadas a las dos papeleras.

- Que consecuentemente frene las obras de Botnia y prolongue la paralización de las de Ence.

- Que Uruguay no realice ningún tipo de acción que agrave la controversia.

En la Cancillería hubo, por otra parte, una reunión del equipo técnico que maneja los análisis de afectación del río Uruguay.

En las audiencias de La Haya, nuestro país tendrá prioridad en el uso de la palabra, por ser el Estado denunciante. Las audiencias ante el pleno del tribunal –integrado por quince jueces– serán públicas y televisadas, en francés y en inglés.

Gros Espiell, el jefe del equipo uruguayo, fue entrevistado por el diario Ultimas Noticias. El funcionario dijo creer que el reclamo argentino “no prosperará”. “A finales de julio”, agregó el funcionario, quien es embajador de su país en Francia, “tendremos una buena noticia desde La Haya. Los asesores del gobierno compartimos la absoluta confianza de que lograremos un buen resultado”.

Sus declaraciones cayeron muy mal en la Cancillería argentina, donde no hubo réplicas oficiales. Sólo la abogada Picolotti, representante de la provincia de Entre Ríos, comentó que le parecía “poco prudente por parte del jefe del equipo uruguayo, y una falta de respeto a la Corte, dar por sentado cuál va a ser la resolución” de la cautelar.

Si bien no hay plazo establecido para que el tribunal dicte la medida, se especula que esto ocurrirá antes del receso de julio o, a lo sumo, inmediatamente después.

Compartir: 

Twitter
 

Los argentinos se juegan a paralizar las obras.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.