EL PAíS › PROTESTA CONTRA LAS PAPELERAS EN GUALEGUAYCHU

Caravana ambiental con lluvia

La asamblea de vecinos se manifestó a los bocinazos y golpeando ollas. El Gobierno pidió esperar “mansamente” el fallo de La Haya.

“Para nosotros, hoy hubo un doble triunfo: la victoria de Argentina en el Mundial y esta caravana de Gualeguaychú que marchó contra viento y marea”, se emocionó Oscar Bargas, de la Asamblea Ambientalista de Gualeguaychú. En medio de una tormenta, una larga procesión de autos protestó ayer en la ciudad entrerriana contra la instalación de las dos papeleras a la vera del río Uruguay y contra otra pastera que está por comenzar a funcionar en Chile y que ya tiene su propio movimiento de protesta. Por su parte, el Gobierno salió a poner paños fríos y llamó a “esperar mansamente la solución” en el Tribunal Internacional de La Haya.

“Hoy se llovió todo, pero lo hicimos igual. Nos empapamos, porque llovía a baldes. Había más de 200 autos”, relató Bargas. Bajo el diluvio, la sirena del cuartel del bomberos voluntarios marcó el inicio de la protesta desde la costanera de Gualeguaychú, ayer al mediodía. La caravana de autos marchó a los bocinazos y golpeando ollas, tapas y lo que hubiera a mano. Los vecinos ondeaban banderas argentinas bajo los cantitos pasados por agua. La movilización no salió a la ruta, sino que llegó hasta el centro de la ciudad y retornó hasta la costanera. Todos terminaron a tiempo para ir a secarse y ver el partido contra México en sus casas.

La protesta se hizo simultáneamente con otra de una organización chilena, que busca impedir que se instale una papelera en Celco, en el Valle de Itata, en Chile. La fundación Oceana rechaza a la pastera porque teme que contamine los productos de la zona, con el vertido de desperdicios en el río Itata. En la zona viven cerca de 45 mil personas. “Esa planta empezó como la nuestra, cuando eludieron el estudio de impacto ambiental”, dijo Bargas.

“En esa zona ya les han rechazado la producción de vino, por considerarla contaminada. Esto lo que hace es refrendar lo que venimos sosteniendo sobre las papeleras, que no traen ningún beneficio. Han engañado al pueblo uruguayo, a Tabaré, y también a Chile”, explicó. El jueves, los militantes de Greenpeace colocaron en la ruta de esa ciudad un camión remolcador al que le desinflaron las gomas. “Parece que han tenido malas compañías y ahora cortan rutas”, los chanceó Bargas.

Los vecinos de Gualeguaychú harán este miércoles un escrache a la Embajada de España en Buenos Aires. Descreen, advirtieron, de la renovada “buena onda” de ENCE, que anunció que frenará la construcción de su papelera hasta que resuelva la Corte Internacional. “Es el ataque al financiamiento el que lleva a ENCE a esa decisión”, destacó Bargas.

El gobierno nacional, que esta semana destacó su buena relación con el español, intentó bajar el tono de la protesta. “No hago conjeturas de lo que puede suceder en Gualeguaychú y creo que vamos por un camino que tenemos que esperar mansamente la solución o una salida política y diplomática”, señaló ayer el ministro del Interior, Aníbal Fernández. Destacó que “ha habido gestos” de acercamiento por parte de Uruguay que “uno percibe y no puede dejar de mirar” y afirmó que para el presidente Néstor Kirchner la posibilidad de diálogo “ha estado latente por lograr una solución que no sea la del diferendo en la Corte Internacional de La Haya”.


Informe: Werner Pertot.

Compartir: 

Twitter
 

La asamblea de Gualeguaychú ensaya nuevos métodos de protesta.
Imagen: Leandro Teysseire
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.