EL PAíS

BOICOT

El Gobierno decidió involucrarse en el conflicto que enfrenta al Sindicato de Camioneros con los supermercadistas chinos, una pelea que viene escalando desde hace cinco días. Esta semana, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, se reunirá con el embajador de China, Zhang Tuo, para tratar de que ambas partes avancen en el diálogo y “encuentren un punto medio”, según palabras del ministro. “Es muy importante encontrar una alternativa definitiva de salida a esta situación no deseada. Si hay algún tipo de confusión a la hora de entregar la mercadería, hay que encontrar el punto medio y garantizarle al trabajador que no tenga complicaciones”, dijo ayer Fernández. La pelea tiene argumentos de cada lado. El secretario general de Camioneros, Pablo Moyano, denunció que su gremio hizo “150 denuncias” de malos tratos a afiliados que trabajan en reparto de cerveza. También reclamó que el agresor del trabajador del camionero Ariel Luque, un hombre de origen chino cuyo apellido sería Zeng, se entregue a la Justicia. Por su parte, la cámara que agrupa a los comerciantes chinos, Casrech, negó que la colectividad esté ocultando al prófugo. “Es mentira que los chinos sean violentos. Tienen armas porque sufrieron muchos saqueos y robos”, aseguró Miguel Calvete, vocero de Casrech.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.