EL PAíS › OPINION

La aparición de los nombres

 Por Marcelo Brodsky *

En diciembre de 1997, diez organizaciones de Derechos Humanos propusimos a la primera Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la creación de un parque público para recordar a los desaparecidos y asesinados por la dictadura militar, que se situara junto al Río de la Plata, donde los arrojaron, y contara con un conjunto de esculturas, integrando así al arte en la construcción de la memoria. La propuesta fue aceptada y se promulgó la Ley 46 para la construcción del Parque de la Memoria. Desde entonces hemos trabajado en la Comisión Pro Monumento junto a distintos legisladores y gobiernos de la ciudad autónoma. El Parque es ya una realidad y falta poco para concluir su construcción. Las defensas costeras están terminadas. La sala de exposiciones está a medio construir, hay tres esculturas en pie y otras cuatro en construcción. La base del monumento está lista, pero faltan los nombres de los desaparecidos y asesinados, el elemento central del Parque, ya que lo convierten en el lugar donde se podrá recordar a los que no tienen lugar, a los que no cumplieron con el rito con el que suele concluir toda vida humana, a los que desaparecieron.

Hace unas pocas semanas los Organismos de Derechos Humanos nos reunimos con el ministro de Planeamiento y Obras Públicas de la ciudad para acelerar la ejecución de las obras para la colocación de los nombres de los desaparecidos en su monumento. Schiavi nos aseguró que se harían pronto. Pese a su compromiso, el ministro acaba de anular la licitación en curso para ejecutar esa obra. Después de nueve años de trabajo para concretar este proyecto, estamos ante un monumento en blanco. Tras la desaparición de las personas, corremos el riesgo de que desaparezcan sus nombres. Sin las piedras de pórfido de la Patagonia con los miles de nombres de los desaparecidos y asesinados por la dictadura militar, el Parque de la Memoria carece de sentido.

Por esto, los Organismos de Derechos Humanos que integramos la Comisión Pro Monumento a las víctimas del Terrorismo de Estado, en cumplimiento de la función para la que ha sido creada, convocamos para el próximo miércoles 30 de agosto (Día Internacional del Detenido Desaparecido) a las 11, y los sábados siguientes a la misma hora, a los ciudadanos de Buenos Aires a colocar hasta completarlos los nombres de los desaparecidos y asesinados con pintura negra sobre el monumento en blanco, en el Parque de la Memoria en la Costanera Norte, hasta tanto se cumpla la ley que manda a las autoridades de la ciudad a hacerlo en piedra.

* Integrante de la Asociación Civil Buena Memoria.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.