EL PAIS

Zamora deshoja la margarita y su agrupación no sabe si participa

Las encuestas le adjudican una fiel intención de voto, pero Zamora aún no resolvió si se presentará en Capital. Su partido se centra en los temas sociales y se aleja de lo electoral.

 Por Adriana Meyer

Aunque todavía no decidió si participará en las elecciones como candidato, Luis Zamora sigue en la memoria de los votantes. Su nombre aparece en las encuestas con porcentajes que oscilan entre el 2 y el 4 por ciento porque lo conocen más que a la mayoría de los actuales postulantes, aunque luego tal vez no lo voten. En su partido, Autodeterminación y Libertad (AyL), esperan que en los próximos días se defina, pero más allá de su posición las opiniones están divididas respecto de la participación en los comicios. “Yo estoy de acuerdo con competir esta vez porque siento que tenemos un movimiento, y aunque él decida no candidatearse hay que participar más allá de que no saquemos ni un voto”, afirmó a Página/12 su ex esposa, la legisladora de AyL Noemí Olivetto. Y agregó que quiere proponer listas con “gente que va a pelear contra la violencia y la discriminación de la mujer”.

La diputada porteña –cuestionada por diferentes sectores e incluso por ex compañeros de agrupación tanto por temas políticos como personales, y que tuvo un alto nivel de exposición pública con el escándalo de Cromañón en la Legislatura– definió ante este diario que no se siente “parte de la izquierda tradicional”, sino como una mezcla de “marxismo, psicoanálisis y feminismo, una revisión de las formas del socialismo con nuevas formas de pensar y hacer”.

Aún bajo tratamiento médico por sus problemas de salud, y ya separada de Zamora aunque comparten y disienten en el mismo espacio partidario, Olivetto admitió que cometieron “muchos errores”, al referirse a la sangría de militantes que sufrió AyL. “Pero ahora tenemos equipos más fuertes, sobre todo en lo que se refiere a los temas de mujer y salud”, afirmó. Y describió que están trabajando en asuntos de justicia con “gente vinculada a los juicios por la verdad”, en cuestiones de género con Nina Brugo (cercana a la jueza Carmen Argibay), y también con “el movimiento que lidera el padre de Darío Santillán”, asesinado en la masacre de Avellaneda.

Respecto de la intervención de AyL en las elecciones, la legisladora comentó que en esa agrupación “aún hay personas a las que se les ponen los pelos de punta cuando escuchan hablar del tema, pero las opiniones están divididas”. A modo de ejemplo comentó que “los compañeros de Rosario están en contra pero respetan si nosotros decidimos participar porque hacemos el intento de permitirnos las diferencias”. Sin embargo, aclaró que “los marcos comunes consisten en el antiimperialismo, el anticapitalismo, la autodeterminación, la horizontalidad y las nuevas formas de socialismo”. Y a la hora de delimitar un “marco teórico”, Olivetto mencionó a Cornelius Castoriadis, Michel Foucault, Gilles Deleuze, e incluso a Osho.

Olivetto presidía la Comisión de Derechos Humanos cuando ocurrió el incendio del boliche de Once y su posición de avalar la abstención en el proceso contra el ex jefe de gobierno Aníbal Ibarra le valió la ira de los familiares de las víctimas. Pero dice que ahora tiene una buena relación con ellos. “Más allá de toda la cuestión política, Cromañón no terminó porque aún no hay respiradores como los que necesitaron los chicos”, apuntó.

En cuanto al reparto de áreas, Olivetto indicó que Zamora se está inclinando más hacia los temas de medio ambiente, mientras que ella forma parte del Movimiento Solidario por los Derechos de las Mujeres Marie Langer, que brinda asesoramiento legal y apoyo psicológico a mujeres “que hayan visto vulnerados sus derechos”, y desarrolla programas de investigación relacionados con la problemática de género. La diputada impulsó la campaña por la libertad de Erna Ibáñez, la mujer paraguaya que fue acusada de matar a su bebé luego del parto. Y también fue parte del proyecto de ley para la implementación de un programa de prevención contra la adicción al paco. Uno de los últimos comunicados del movimiento pidió “que AyL ofrezca un lugar en sus listas para que podamos pelear contra la violencia y la discriminación, así como también invitar a participar de las mismas a otros referentes de movimientos sociales”.

Compartir: 

Twitter
 

Según las encuestas, Luis Zamora tiene entre dos y cuatro puntos de intención de voto.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.