EL PAíS

A los hermanos Devoto los une Boca, pero los separa la política

Llegaron juntos a la Legislatura porteña con la lista de Luis Zamora. Pero luego tomaron caminos diferentes. Rubén Devoto es candidato en la lista de Filmus. Tomás va por el MST.

 Por Adriana Meyer

Comparten la misma pasión futbolera y caminaron juntos en política hasta hace pocos meses, pero ahora sus caminos se bifurcaron. Los hermanos Rubén y Tomás Devoto tienen una larga militancia de izquierda, que incluyó su paso por la Legislatura porteña, pero la actual contienda electoral los encuentra en listas diferentes: tras su pase al kirchnerismo, Rubén es candidato a legislador en el puesto 17 con el oficialista Daniel Filmus, mientras que Tomás se postula con el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) de Patricia Walsh y Vilma Ripoll. “Mantenemos una relación de hermanos, no rompimos el diálogo, y aunque no tenemos coincidencia política tampoco nos dejamos de saludar”, explicó a Página/12 Rubén Devoto, el mayor de los hermanos. Pero Tomás fue más duro y acusó a su hermano de “traición política”. “Me sentí mal como hermano, se resintió nuestra relación, ya no nos juntamos”, confesó con cierta tristeza.

Aunque no van a la cancha, ambos se alegran cuando gana Boca Juniors. Pero es lo único que comparten por estos días. En las próximas elecciones porteñas no esperarán los resultados en el mismo bunker.

Rubén, de 37 años, fue portero de un colegio en La Matanza y delegado de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE). Milita desde los 12 años, y empezó en 1982 con Intransigencia y Movilización Peronista. “Era peronismo de izquierda, con Nilda Garré y una serie de dirigentes vinculados con el peronismo revolucionario de los ‘70”, recordó. ¿Había algún ejemplo familiar en casa de los Devoto? “Sí, papá era militante de la JP”, recordó Rubén, quien en cierta medida siente que volvió a sus fuentes. Los hermanos eran muy jóvenes cuando confluyeron luego en el Movimiento al Socialismo (MAS) de Luis Zamora, y siguieron juntos tras la ruptura que en 1992 derivó en el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST). Luego formaron el Movimiento por un Pueblo Libre, con el que adhirieron a la última creación de Zamora, la agrupación Autodeterminación y Libertad (AyL). Así llegaron a la Legislatura porteña en diciembre de 2003.

Pero esa relación terminó mal. “Con Zamora nos separamos inmediatamente, antes de asumir como legisladores, porque hablaba mucho y no construía nada”, comentó Tomás Devoto, de 36 años. Tras denunciar a su antiguo referente por su manejo discrecional de AyL, los hermanos Devoto formaron su propio bloque. Rubén tiene mandato hasta diciembre de este año. Tomás lo terminó en diciembre de 2005 y volvió a su tarea como gremialista de los telefónicos, donde llegó a ser miembro de la conducción de Foetra.

El Devoto que se quedó en la izquierda recordó que a mediados de 2004 empezaron a tener diferencias en torno del Gobierno y empezaron a trabajar en despachos separados. “Cada uno siguió haciendo su experiencia, tenemos profundas diferencias ideológicas, para nosotros pasó a ser un político más del régimen”, expresó Tomás en alusión a Rubén, pero utilizando una tercera persona que no alude al vínculo personal ni al familiar sino a su identidad partidaria. “Somos profundamente anticapitalistas, no creemos que con Kirchner se vayan a resolver los problemas de los trabajadores, él se pasó a la vereda de enfrente y terminó apoyando un gobierno burgués porque entró en la variante de hacer carrera política”, agregó.

Si bien el pase al kirchnerismo es reciente, Rubén afirmó que con Tomás “hace tiempo tenemos diferentes posiciones políticas”. Sus nuevos compañeros del bloque oficialista sostuvieron que no se sentía contenido en el espacio donde estaba y se pasó porque “comparte el proyecto del Presidente”. Sin embargo, cuando le tocó oficiar de fiscal en el juicio político contra el ex jefe de gobierno porteño, Aníbal Ibarra, afirmó que “más allá de las presiones del Gobierno nacional” se había avanzado “en la búsqueda de la verdad y contra la impunidad”.

Los hermanos Devoto quedaron en el centro de la escena en febrero por el incendio de la Villa Cartón, cuando la ministra de Derechos Humanos porteña, Gabriela Cerruti, pidió a la Justicia que cite a declarar a Tomás “por ser el jefe político de la villa, hermano de un legislador que era de izquierda y ahora se pasó al kirchnerismo”. Tomás Devoto rechazó la acusación calificándola de “infamia”, y explicó que conoció la villa durante su labor como legislador e impulsó la ley para expropiar un predio en Cruz y Varela destinado a la construcción de viviendas. Por su parte, Rubén dijo sentirse “indignado” por la situación. “Usan esto para vincular al kirchnerismo, yo tengo relación con los K, pero mi hermano no”, declaró en ese momento. Tomás, que aseguró que hace dos años que no tiene relación con su hermano, hizo una lectura similar de esos hechos. El candidato del MST razonó que se trató de un aprovechamiento de su influencia sobre los vecinos de la villa y su relación familiar con un flamante kirchnerista.

Compartir: 

Twitter
 

Tomás y Rubén Devoto hace dos años que no se hablan por sus diferencias políticas.
Imagen: Télam & Rolando Andrade
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.