EL PAíS › MICELI RECIBE A LA UIA, QUE APOYO AL GOBIERNO

Sufre, pero se la aguanta

Felisa Miceli recibirá hoy a la cúpula de la Unión Industrial Argentina, que, pese a su preocupación por la situación energética, privilegió conservar su buena relación con el Gobierno. El presidente de la central fabril, Juan Carlos Lascurain, respaldó ayer la decisión de la Secretaría de Energía de cortar el gas a las empresas para asegurar su abastecimiento a usuarios residenciales. Sugirió, incluso, avanzar con algunas medidas de racionalización energética, como una disminución de la iluminación en vía pública y la realización de espectáculos deportivos sólo en horario diurno.

Más allá del gesto conciliador con el Gobierno, el ambiente en la UIA es de inquietud. El comité ejecutivo de la entidad encaró un relevamiento entre sus asociados de todo el país para trazar el mapa de los faltantes. “Hemos recibido varios pedidos desde el interior y resolvimos hacer este trabajo para saber si el problema fue sólo producto de este pico de consumo por el frío” o si va más allá, indicó José de Mendiguren, vicepresidente de la cámara empresaria. “Desde la Secretaría de Energía recibimos una comunicación de que una vez terminado este pico de demanda, el servicio volvería a la normalidad”, reveló.

Los cortes de energía tienen impacto en distintos puntos del país. En Entre Ríos, la Unión Industrial de esa provincia pidió que las interrupciones en el suministro de electricidad fueran anticipadas para programar su actividad. En San Juan, representantes fabriles dijeron que esperan reunirse con el gobernador, José Luis Gioja, para “obtener respuestas favorables a la falta de combustible”. Por su parte, el titular de la Cámara de Industriales Metalúrgicos de Córdoba, Juan Grundy, sostuvo que en la provincia “el sector está al límite y hay autopartistas que analizan, preocupados, cómo poder cumplir compromisos con las terminales”. Ayer también surgió información de problemas en Río Negro, Neuquén y la región noroeste.

“Hay que priorizar el consumo domiciliario” de gas y electricidad “y después ver cómo se administra el resto” de la energía para la industria, consideró Lascurain, en línea con la decisión del Gobierno. Luego remarcó que la tarifa de los usuarios residenciales es baja, aunque no pidió expresamente un aumento. “Tienen una tarifa que no penaliza, que no es excesiva”, apuntó. En ese sentido, consideró que “debería haber un poco más de conciencia de parte de todos” y evaluó que para ahorrar energía “la vía pública podría estar iluminada en menor medida y los espectáculos deportivos deberían ser durante el día”. “La industria evidentemente tiene sus inconvenientes, porque no se pueden desarrollar turnos ni calefaccionar lugares de trabajo. Son circunstancias por las que tienen que pasar los países”, se resignó. “Hay que administrar un bien que se volvió escaso. Las obras llevan tiempo”, completó.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.