EL PAíS › CFK VISITA BRASIL CON EL TEMA ENERGETICO COMO EJE

Por la alianza estratégica

Cristina Fernández se reúne hoy con Lula y con directivos de Petrobras y otros inversores brasileños. El principal motivo de la visita es ratificar los convenios de intercambio energético.

Cristina Fernández de Kirchner llegará hoy a Brasil para una entrevista a “agenda abierta” con Luiz Inácio Lula Da Silva que tendrá como eje central el tema energético, en una visita que durará menos de 24 horas. La presidenta electa saldrá a media mañana rumbo a Brasilia donde tiene previsto un encuentro con los máximos directivos de Petrobras y otros inversores brasileños y, por la tarde, se reunirá con Lula en el Palacio de Planalto. Lejos de un mero acercamiento protocolar –que responde a una invitación personal del presidente de Brasil–, el viaje de CFK es una señal de ratificación de su futuro gobierno sobre la política de alianzas estratégicas en la región y con el socio mayor del Mercosur.

Es el segundo viaje de CFK al exterior desde que fue electa presidenta de la Argentina. El primero fue a Santiago de Chile para la Cumbre Iberoamericana, pero la visita a Brasil está enmarcada dentro de las prioridades del gobierno que asumirá el 10 de diciembre. El tema energético es uno de los escollos que deberá resolver la nueva gestión, que proclamó la necesidad de expandir la capacidad productiva del país. Y ése será el principal motivo de la visita de Cristina Fernández a Brasilia, con una reducida comitiva que completan el canciller Jorge Taiana y el titular de la cartera de Planificación, Julio De Vido, dos de los ministros cuya continuidad en el futuro gobierno ya fue ratificada.

En julio pasado, en una reunión bilateral, durante la Cumbre del Mercosur en Asunción del Paraguay, Néstor Kirchner le pidió a Lula que ampliara sus envíos de energía. Lula entonces se comprometió a garantizar en menos de 72 horas el envío adicional de otros 400 megawatts adicionales, a los 700 MW diarios que ya proporcionaba. Cada verano, el fantasma de la crisis energética vuelve a agitarse en el país y Cristina Fernández aspira a evitar sobresaltos en su gestión, en especial en los primeros 100 días de gobierno. Por eso, el viaje también servirá para ratificar los convenios de “intercambio energético”, que consisten en la asistencia mutua de energía.

De la firma del acuerdo se encargarán el ministro De Vido y los ministros brasileños Nelson Hubner –interino en Energía– y Dilma Rousseff, jefa de Gabinete del gobierno de Lula Da Silva. Rousseff, que también estuvo a cargo de la cartera de Energía, es una de las funcionarias de mayor confianza del presidente Da Silva, y hasta se la menciona como una posible candidata presidencial para reemplazar a Lula en 2010.

También estarán en la agenda los proyectos comunes a mediano y largo plazo. Los funcionarios argentinos y brasileños avanzarán en las definiciones para reactivar el proyecto binacional de construir la represa hidroeléctrica Garabí, que estaría emplazada en el río Uruguay, y Brasil ratificaría la intención de Petrobras de expandir sus inversiones en la Argentina en materia de exploración petrolera marítima.

Hace poco más de un mes, la petrolera estatal brasileña anunció un plan de inversiones de 15 mil millones de dólares de sus subsidiarias en el exterior, con un listado que colocaba en los dos primeros lugares a Estados Unidos (4900 millones) y la Argentina (con 2800). El anuncio de la compañía brasileña fue anterior al descubrimiento del gigantesco yacimiento petrolero en su plataforma marítima, frente a la costa de Santos, lo que haría más viable la inversión. Una cuestión que seguramente estará en el temario de la reunión que CFK tiene pactada con los directivos de Petrobras a su arribo a Brasilia.

La vista se completará con otra reunión con inversores brasileños en la Argentina y con la recepción oficial que Lula hará a la presidenta electa en el Palacio de Planalto, la sede del gobierno de Brasil.

Los brasileños hacen su propia lectura de la visita de CFK. Marco Aurelio García, asesor de Lula en temas internacionales, dijo ayer que la visita de Cristina es “una señal muy positiva del estado excelente de las relaciones entre los dos países”. Lula ya confirmó que estará en Buenos Aires para la asunción de la presidenta.

El breve viaje de CFK “servirá para afianzar la relación estratégica con Brasil, el principal socio en la región, y aumentar la cooperación en las relaciones económicas y comerciales”, indicaron fuentes del gobierno argentino antes de la partida. Argentina es el segundo socio económico de Brasil, detrás de Estados Unidos, y con un intercambio comercial de 24 mil millones de pesos anuales. Un dato que aparece como determinante a la hora de diseñar la política exterior del futuro gobierno.

Compartir: 

Twitter
 

Cristina y Lula, en una imagen de su último encuentro, en octubre pasado.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.