EL PAíS › ASUMIO EL PRIMER GOBERNADOR SOCIALISTA DEL PAIS

“Una democracia exigente”

Con la presencia del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y del ministro del Interior, Florencio Randazzo, juró ayer el gobernador de Santa Fe. En su discurso destacó la necesidad de reformar el Estado.

 Por Claudio Socolsky
desde Santa Fe

El socialismo vivió ayer una jornada histórica, con la asunción de Hermes Binner como gobernador de Santa Fe. En su discurso de algo más de treinta minutos en la Legislatura provincial, el gobernador prometió mejorar los temas que preocupan a la sociedad santafesina: la calidad institucional, la inseguridad, la educación, los niños y los jóvenes, la descentralización, la reforma de la Constitución y la pobreza. “Venimos a plantear una democracia exigente, que implica igualdad en el punto de partida: atención del embarazo, alimentación equilibrada, acceso al agua potable, techo y abrigos adecuados, alfabetización y educación continua”, destacó Binner. El mandatario advirtió que “todo no se logrará de un día para el otro, pero cuanto antes comencemos, mejor. Hoy, en nuestro primer día de gobierno, ratificamos nuestro compromiso de trabajar hasta el último minuto de nuestro mandato por una provincia de Santa Fe donde primen la solidaridad, la participación y la transparencia”.

“Desde hace ya varios años, y con especial énfasis a lo largo de la pasada campaña electoral, planteamos la necesidad de cambiar la realidad de nuestra provincia. Pero no en cualquier dirección, sino en un sentido progresista, de desarrollo y crecimiento individual y colectivo. La construcción de una democracia requiere, como punto de partida, repensar la democracia. La democracia que hoy tenemos es insuficiente y debemos modificarla, ya que hoy parece conformarse sólo con la estabilidad institucional y la mera reproducción de lo existente. Estamos convencidos de que esto es un riesgo para el régimen democrático, porque el sistema democrático necesita ser pensado y recreado permanentemente”, precisó Binner, quien agregó: “La democracia que, con marchas y contramarchas, los argentinos hemos sabido recuperar, tiene una deuda con la sociedad, que no podemos ni debemos eludir”.

Según el mandatario provincial, “hay que cambiar el Estado, construir un Estado cercano a las preocupaciones de la gente, capaz de impulsar políticas públicas, pero también capaz de construir un trato cordial con los ciudadanos. La incorporación de la sociedad civil al binomio Estado-mercado es un hecho tan real como necesario, e incorporar esta trilogía a la gobernabilidad es imprescindible para el cambio”. Dirigiéndose a los legisladores, Binner destacó que “en nuestro programa de gobierno definimos dos líneas sobre las cuales establecimos las acciones para conseguir ese cambio: un mayor bienestar para Santa Fe y un mejor Estado para todos. Esto lo queremos consensuar con ustedes y, juntos, llevarlo adelante”.

El gobernador hizo referencia a la necesidad de convocar al diálogo y a la participación a “todos los sectores sociales, económicos y políticos de nuestra provincia, y fundamentalmente a los otros poderes a ser parte del cambio, garantizando al mismo tiempo la necesaria independencia de los poderes”. Para Binner, “la ciudadanía está esperando que quienes tenemos responsabilidades institucionales asumamos el deber de promover el bienestar de todos, no quiere disputas ni peleas. En tal sentido, será una práctica cotidiana de nuestro gobierno dar respuesta a todos los pedidos de interpelación formulados por las Cámaras, comenzando por quien les habla”.

Luego, el ex intendente de Rosario realizó un repaso por la historia de la provincia, en la que “debemos reflejarnos y recuperar el progresismo que la caracterizó. Recuperar la idea de progreso, de ascenso social que distinguió a nuestra pampa gringa. Hoy tenemos una realidad donde el esfuerzo, el estudio y el trabajo han dejado de ser las vías seguras de acceso a la evolución individual y colectiva. Hoy tenemos una realidad que nos duele: coexisten una riqueza en crecimiento con una pobreza en expansión, pobreza que no es sólo carencia económica, sino que incluye otras carencias éticas, morales y espirituales, que conllevan como epifenómeno la inseguridad”.

En este sentido, Binner remarcó que “la inseguridad es la mayor preocupación de nuestros conciudadanos y su superación constituye un paso fundamental para reconquistar nuestra calidad de vida. Sabemos que no es un problema meramente local y por eso mismo exige un abordaje integral. Sin promesas fáciles, sin tentaciones antidemocráticas, pero con mucha firmeza y seriedad combatiremos el delito en todos lados”.

El gobernador se preguntó: “¿Por dónde empezamos? Por lo social, que es urgente. Nuestra prioridad es mejorar la calidad de vida. Venimos a plantear una democracia exigente, que implica igualdad en el punto de partida: atención del embarazo, alimentación equilibrada, acceso al agua potable, techo y abrigos adecuados, alfabetización y educación continua. Esto forma parte de una democracia biológica, quien no accede a ella queda excluido de la democracia política. Y en particular el niño, quien, si carece de un núcleo que funcione como familia, verá amenazada su posibilidad de integración social. Por eso nuestra prioridad son los niños. Por allí debemos comenzar, por allí la vida nos vuelve a dar otra oportunidad”.

Otro de los desafíos será la educación y, para el gobernador, “el ámbito escolar es fundamental para empezar esta tarea. Vamos a comenzar mejorando las escuelas. Y vamos a hacerlo desde el Estado junto con la sociedad civil. Por ello convocamos a toda la ciudadanía a participar de jornadas de trabajo para ‘levantar’ la escuela: arreglar los baños, cambiar los vidrios rotos, pintar la escuela”.

Binner también hizo referencia a las autonomías municipales, al indicar que “la descentralización de la provincia significa comenzar a transitar una nueva forma de gobernar. La autonomía de los municipios debe reinstaurarse como instrumento clave para el crecimiento. Todo ello no se logrará de un día para el otro, pero cuanto antes comencemos, mejor. Como nos decía ese gran presidente que tuvo el hermano país de Chile, Ricardo Lagos: ‘Hay que gobernar pensando no en las próximas elecciones, sino en las próximas generaciones’”.

Por último, el primer gobernador socialista de Argentina habló sobre la necesidad de reformar la Constitución, que debe ser reformada para interpretar los tiempos actuales y para promover los tiempos futuros. Reformar la Constitución no es reducir el debate a la uni o la bicameralidad”. Binner manifestó que “estamos convencidos de que por decreto, por ley o por imperativo constitucional la realidad no va a cambiar”.

Compartir: 

Twitter
 

El socialista Hermes Binner recibió el mando en Santa Fe del peronista Jorge Obeid.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.