EL PAíS

Cuatro miradas desde el pensamiento religioso

DANIEL GOLDMAN *.
“El acto más altruista”

“La vida es vida en la medida en que exista continuidad. Por eso donar un órgano es el acto más altruista, es la trascendencia a través de otro. Es cierto que dentro de la tradición judía hay sectores en los que existe la idea de que va a venir el Mesías y los cuerpos se van a levantar. Mejor sería que nuestro espíritu se eleve en virtud de cómo nos comportamos durante nuestro paso por este mundo. No quiero imaginar lo que pasaría si el cuerpo estuviera medio mutilado. Espero que cuando venga el Mesías no seamos tan prejuiciosos. Quienes se oponen a la donación sostienen que el cuerpo no nos pertenece. Me encanta pensar en eso. Es una idea fuerte: otro mira con los ojos que fueron de uno, alguien palpita con el corazón que estaba en uno.”
* Rabino.



RODOLFO COUTO *.
“Cristo dio su sangre”

“Estamos de acuerdo con la donación. Un pasaje de la Biblia dice que Cristo dio su vida por todos nosotros para modificar la sociedad y para el bien común. Dice que derramó su sangre por todos nosotros. Hizo una donación. De hecho, el Señor nos enseña que a la vida de gracia se la recibe, y que de gracia se la da. Porque no sólo se reciben gracias materiales. Creemos en la resurrección, no en la reencarnación. Esto no hace al tema de la donación, porque nuestro cuerpo va a desaparecer, pero igual vamos a resucitar. Seamos ceniza o polvo, la resurrección se va a producir igual. ¿Cómo? Ese es un problema del Creador. Yo tengo que creer, nada más. Pero sabemos que, si bien los órganos forman parte del cuerpo, nuestro centro está en el alma y en la psiquis, y eso no se dona.”
* Evangélico.



GUILLERMO MARCO *.
“El cuerpo se deshace”

“Siempre donar es un bien. Es un acto de caridad hacia el prójimo. Pero como un matiz, hay quienes están preocupados por cómo se va informar a la gente más humilde para que tenga la posibilidad de decidir, y el Estado no se arrogue la decisión de donar o no. Existe la posibilidad de que la cantidad de gente del interior, mucha veces sin documento, sea donante sin que lo sepa. Esta ley fue ideada para que haya más posibilidades de donar. En cuanto a la religión, donar no tiene absolutamente nada que ver con laresurrección. El cuerpo no está identificado con el alma. Una vez que muere, el cuerpo se deshace. No hay entidad entre ese cuerpo y el resucitado. Antes se interpretaba distinto. Del mismo modo tampoco hay objeción para la cremación.”
* Sacerdote.



OMAR ABBOUD *.
“Que sea consentida”

“La mayoría de la jurisprudencia islámica acepta el trasplante de órganos siempre y cuando se lo haga con el consentimiento de la persona y no se lo utilice para el comercio o para almacenarlo. En estos aspectos está evolucionando el Islam. En nuestra religión tenemos un principio básico, que es el de la conservación de la vida. De acuerdo con este precepto, todo aquello que sea tendiente a prolongar la vida del hombre, mientras no sea ilícito, siempre es preferible. Un ejemplo: para nosotros la carne de cerdo está prohibida, pero en caso de que una persona necesite insulina porcina, que lo ayuda a vivir, está bien. El Islam está en contra del comercio de órganos, ése es el único temor, pero al trasplante lo ve como cosa buena.”
* Musulmánz.

Compartir: 

Twitter
 

 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.