DEPORTES › MAS SOBRE LOS DUEÑOS DE LA GERENCIADORA DE RACING

Blanquiceleste SA en off-side

Las dos sociedades off-shore que controlan el club serán intimadas por la Justicia para regularizar su situación legal en la Argentina.

 Por Gustavo Veiga

Las dos sociedades off-shore que controlan el paquete mayoritario de acciones de Blanquiceleste SA serán intimadas por la Inspección General de Justicia (IGJ) para que regularicen su situación legal en la Argentina. En el caso de que no lo hicieran, podrían ser denunciadas ante los tribunales y hasta perderían la posibilidad de operar como socias de la empresa que gerencia Racing.
La información fue suministrada ayer a Página/12 por una fuente de la IGJ, que precisó: “La intimación, en el caso de Blanquiceleste, será para que dé explicaciones sobre por qué no presentó el registro de accionistas nuevo. De ese modo, intentaremos determinar si Elmtree figura como socia sin estar inscripta en el país. Respecto de Bergo Anstalt, ya se la intimó dos veces y deberá cumplir con la resolución 7. Su expediente también está siendo analizado por la Inspección”.
En la información personal de accionistas que acompaña el ejercicio económico de Blanquiceleste finalizado el 31 de mayo de 2003 figuran Fernando Marín con 6998 acciones, Fernando Enrique De Tomaso con 6998, Carlos Honorio Mocorrea con 750, Anabella Cento con 854 y Elmtree Investment Company Limited con 14.400, o sea, un total de 30.000 acciones. Esta última compañía tendría su representación en Tucumán 1650, 1 D, de la Ciudad de Buenos Aires, según consta en el expediente que se abrió y no completó cuando tramitaba su inscripción ante la IGJ a mediados de 2002.
Bergo Anstalt, la sociedad con sede en Liechtenstein, suscribió acciones de la SA que maneja Racing en el último ejercicio presentado ante la IGJ (2004) por 4.132.352 dólares. Esta off-shore tampoco terminó trámites que exige el organismo que depende del Ministerio de Justicia. Y se encuentra en condiciones semejantes a Elmtree.
En otro plano, algunos caracterizados socios de Racing que cuestionan cómo lleva el gerenciamiento el empresario Fernando Marín, pusieron el caso de las off-shore en conocimiento del procurador general de la Nación, Esteban Righi. La investigación sobre los socios comerciales de Blanquiceleste, publicada por este diario el lunes pasado, causó cierto revuelo tanto en el interior como en la periferia del club, lo que permitió conocer ciertos detalles de la distante relación que mantiene el gerenciador con un alto funcionario del gobierno nacional. Se trata del ministro de Salud y Acción Social y conocido hincha de Racing, Ginés González García, quien, al decir de una fuente consultada, no utiliza más los palcos del estadio de Avellaneda y sigue los partidos desde las plateas.
Una nota editorial de Blanquiceleste publicada en su revista número 7, en agosto de 2004, lleva un título que bien podría adecuarse a sus actuales problemas. Dice “En todos los frentes”. Y enumera una serie de éxitos de la compañía en distintas actividades relacionadas con el fútbol profesional. Esos frentes, ahora, se ampliaron a la pesquisa sobre el origen y constitución de la sociedad anónima. La misma empresa que obtuvo el gerenciamiento en el 2000 por una resolución del juez Enrique Gorostegui, el gran olvidado de esta historia, quien desde mayo de 1984 tiene algo que ver con Racing.
Hace 21 años, el presidente Enrique Taddeo presentaba la primera convocatoria de acreedores y, desde entonces, el magistrado es una figura omnipresente en la vida de la Academia y el principal responsable de que el club no haya levantado la quiebra.

Compartir: 

Twitter
 

Fernando Marín, el presidente de Blanquiceleste SA.
 
DEPORTES
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.